×
×
Red Internacional

Rock.Led Zeppelin II: los muchachos llegaron para quedarse

Un 22 de octubre de 1969 el cuarteto británico publicó su segundo disco de estudio y afianzó todavía más su particular estilo. Es considerado como uno de los mejores y más influyentes álbumes de rock de todos los tiempos.

Jueves 21 de octubre | Edición del día

Puro amor. De una forma simple, elocuente y bien cargada del sonido característico de la banda, incluyendo los gemidos de Robert Plant y un solo que fue considerado como el mejor de los 50 solos de la historia según la marca de guitarras Gibson, "Whole Lotta Love" (Muchísimo Amor) fue el primer corte de difusión de Led Zeppelin II, el disco de la banda homónima que demostró que todavía tenían mucho pero mucho más que dar.

Apenas nueve meses antes (si, nueve), Led Zeppelin se había dado a conocer con el disco debut que llevaba su mismo nombre y supusieron una explosión de sonidos con reminiscencias de blues y de folk que los dotaron de algo muy particular, a los que se le sumaba el particular registro vocal de Plant. Fue en medio de los pocos ratos libres que tuvieron en medio de cuatro giras por Europa y tres por Estados Unidos en donde concibieron la idea y los temas del disco que vendría después. A las apuradas y a las corridas gestaron un ritmo que supuso un salto de calidad con lo que venían haciendo. "Estábamos viajando mucho. Los solos de Jimmy [Page] se estaban volviendo rápidos y furiosos. Muchos de ellos surgieron en escena, especialmente en las improvisaciones de ’Dazed and Confused ’. Debemos recordar todo el buen material y la chispa que adquirimos por el camino y volcamos en el estudio", declaró luego el bajista John Paul Jones.

Si se tiene en cuenta que fue una época en donde todo lo nuevo se convertía inmediatamente en viejo, la creatividad había llegado a niveles impensados décadas antes y la experimentación en la música, en el arte, en la literatura y en la vida misma de toda esa generación era parte de lo que se vivía y se respiraba en el aire, se entiende entonces la urgencia de la banda por expresar todo lo que sentían y volcarlo en las letras y en un ritmo fuerte, rápido y desenfrenado en donde también había espacio para melodías más suaves. Plant diría sobre el proceso de escritura y grabación que “fue realmente una locura. Estábamos escribiendo los temas en las habitaciones del hotel, y luego debíamos ir a Londres a grabar la parte rítmica, añadir la voz en Nueva York, grabar la armónica en Vancouver y luego, para finalizar la mezcla, volver a Nueva York".

Después de la potencia inicial, le sigue "What Is And What Should Never Be", donde con una base de blues prueban y juegan con sonidos experimentales, la genialidad de “The Lemon Song”, el tema de mayor duración del disco y con una letra sexualmente explícita que llevaría a que luego Robert Plant admitiera que "Led Zeppelin II era muy viril. Todavía se basaba en el blues pero era mucho más carnal, más aproximado a lo que se volvería nuestra música y muy extravagante. Fue escrito en los hoteles, y eso es todo un mérito". El tema posterior es la belleza de “Thank You”, escrito enteramente por Plant y dedicado a su esposa.

Del otro lado del disco, todo comienza muy arriba de vuelta con “Heartbreaker” con un repetitivo riff que se escucha de distintas formas a lo largo del tema. Tuvo tanto éxito que se convirtió en una de las preferidas del público y la banda la usaba a veces como apertura de sus conciertos. Inmediatamente después se escucha “Living Loving Maid (She’s Just a Woman)” para dar paso a “Ramble On”. La influencia de la lectura de los libros de J.R.R. Tolkien y las referencias al Señor de los Anillos son la clave del tema escrito por Plant y Page, una asociación de ideas entre el hard rock y el mundo fantástico literario que luego alcanzaría el clímax en el cuarto disco de la banda. El tema posterior es el clásico por excelencia del baterista John Bonham, “Moby Dick”, un collage armado por Page tras grabar distintas improvisaciones de Bonzo. Las versiones en vivo del solo de batería llegaban a durar media hora. Finalmente, el disco concluye con “Bring It On Home”.

Led Zeppelin II supuso la consagración de Plant como compositor, y su producción está atribuida enteramente a Jimmy Page, quien también definió por primera vez su sonido con la combinación entre una Gibson Les Paul standard de 1959 conectada a un amplificador Marshall. Fue justamente gracias a eso que el riff inicial de "Whole Lotta Love" sigue siendo tan vigente. También en este disco realiza su aparición el ingeniero de audio Eddie Kramer, una pieza clave en el desarrollo del sonido de la banda.

Con frecuencia citado como un antecesor del heavy metal, el disco es uno de los más influyentes de la historia del rock y el primero de la banda en alcanzar el puesto número uno en Estados Unidos y Gran Bretaña. En 1970, el director artístico David Juniper fue nominado a los premios Grammy por el mejor diseño de álbum y en 1999 el álbum recibió el disco de diamante de la RIAA (Recording Industry Association of America) por haber vendido doce millones de copias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias