×
×
Red Internacional

Casta política.Laura Santillán: "No quieren que la clase trabajadora haga política, por eso nos quitan el derecho a la licencia paga"

La precandidata de Unidad de la Izquierda en Río Negro denuncia los privilegios de los candidatos patronales y el carácter antidemocrático de que se nieguen las licencias con goce de haberes para quienes hacen política, pero que viven de su trabajo.

Jueves 2 de septiembre | 22:39

Hay un sector de candidatos en estas elecciones que usa la política para hacer crecer sus negocios y vivir como empresarios, accede con ello a ambientes selectos y obtienen privilegios para multiplicar sus negociados. Esos candidatos están muy alejados de las realidades y problemáticas que sufren miles de trabajadores o trabajadoras, la mayoría haciendo malabares para llegar a fin de mes.

Por su parte, la lista Unidad de la Izquierda en Río Negro la encabezan una trabajadora de salud, Norma Dardik; y una docente de escuela pública, Laura Santillán. A propósito de este tema, Santillán planteó: “Para algunos candidatos, las elecciones implican poner en movimiento sus contactos y recibir aportes millonarios, de empresarios o del propio Estado, como lo vemos con los candidatos de los gobiernos de turno, pero nosotros desplegamos una campaña militante, lo hacemos a pulmón y por convicciones. Es antidemocrático que nieguen las licencias con goce de haberes para quienes hacemos campaña, pero vivimos de nuestro trabajo” declaró la candidata.

Desde la Izquierda Diario se rastreó cuánto gana un funcionario. El sueldo es casi un secreto de estado; ni hablar de las ganancias que perciben políticos empresarios como Tortoriello o De Rege. Pero por poner un ejemplo, el de los Senadores que son los verdaderos “jefes de campaña” de Juntos Somos Río Negro y el Frente de Todos; Weretilneck y Doñate respectivamente. Ellos, por su rol de negociadores y verdaderos operadores políticos en la más reaccionaria de las cámaras del Congreso, perciben una dieta de 240 mil pesos, más 20 pesos de “representación”; unos 34 mil pesos por “desarraigo”, además de otras prebendas como el hecho de tener a su disposición entre ambos unos 29 empleados a cargo. O sea, uno de ellos percibe 11 jubilaciones mínimas.

De lo que percibe alguien como el primer candidato de JSRN, Agustín Domingo, mucho no puede decirse. Directamente dirige un banco, es Director del Banco Patagonia, el mismo que ofrece sus servicios para administrar los dólares del endeudamiento del Plan Castello. Y lo acompaña la funcionaria Mercedes Ibero, ella es Secretaria de Políticas Públicas, es la segunda en el escalafón de dicho Ministerio. Su sueldo mensual está determinado por una ecuación: tiene que ganar alrededor del 87% más que una Directora de Escuela Secundaria con más de 30 años de antigüedad. Para octubre de 2020 ganaba más de 200 mil pesos. Esa es la ecuación comparativa: un funcionario vale casi el doble que 30 años de servicio en la escuela pública.

Viven como gerentes de empresa, gobiernan para ellos

La referente de la lista 1 A de la izquierda, Laura Santillan, ante estos inmensos privilegios, agregaba: “Esa condición no es neutral, ellos gobiernan para los de su clase, y eso lo vemos constantemente, por ejemplo cuando desalojaron a las familias sin vivienda de terrenos fiscales y ociosos mientras que a los usurpadores y terratenientes de la línea sur los benefician con quitas de impuestos y concesiones millonarias. Vivir como empresario va ligado a gobernar para ellos y no para el pueblo trabajador”.

Quizás te interese: Agustín Domingo, el candidato que defiende el extractivismo en Río Negro

Las y los legisladores del Frente de Izquierda son trabajadores que cobran el salario de una docente y el resto de sus dietas son donadas a los fondos de huelga y sectores en lucha. Además, rotan en sus bancas y vuelven a sus lugares de trabajo cuando termina su mandato. “Somos trabajadores que hacemos política, no vivimos de la política y queremos terminar con la casta que se enriquece sancionando leyes que ajustan a los que menos tienen” sostuvo la docente. "Nosotros hacemos política convencidos de que hay que dar la pelea para enfrentar los planes de ajuste y saqueo que nos quieren imponer”.

“Con la profundización de la crisis producto de la pandemia y la deuda, escuchamos a los referentes de los partidos patronales tanto del peronismo como de las variantes de Juntos por el Cambio, pedirles a los jubilados, precarizados y desocupados ser solidarios y esperar, y vivir con salarios de miseria o planes sociales ¿pero ellos que esfuerzo hicieron? Siguieron cobrando sueldos abultados, de fiesta en fiesta mientras acá, en el mundo de las y los trabajadores la estamos pasando realmente mal” finalizó Laura Santillán. La campaña de la Unidad de la Izquierda tiene como uno de los ejes esta denuncia a la casta política llena de privilegios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias