Internacional

EL CIRCULO ROJO

Latinoamérica, un continente en disputa

La derecha busca mostrarse fuerte en la región. Como alternativa se llama a la modernización ¿Cuál es la situación regional en medio de la crisis por el coronavirus?

Lunes 24 de agosto | 10:41

De esos temas habló Diego Sacchi en su columna sobre noticias internacionales del programa de radio El Círculo Rojo, que se emite todos los domingos de 21 a 23 hs por Radio Con Vos.

Se confirmó que Rafael Correa, expresidente de Ecuador, será candidato a vicepresidente como parte de un frente opositor en las elecciones ecuatorianas de 2021.

Por qué es interesante esta noticia cuando falta tanto y pueden pasar muchas cosas hasta el 2021, recordemos que Correa viene siendo eje de una persecución por parte del Gobierno de Lenin Moreno, que llegó a la presidencia de la mano justamente de Correa.

La novedad sirve para pensar más en general qué pasa en la región donde a fuerza de acción abierta, como el golpe en Bolivia, y no tan descubierta los poderes fácticos buscaron fortalecer el avance de la derecha.

En un repaso rápido, la victoria de Macri, la llegada de Bolsonaro, el reciente Golpe en Bolivia, el giro ajustador de Lenin Moreno, la llegada de Lacalle Pou en Uruguay e incluso el fallido intento golpista de la derecha venezolana, con apoyo de Estados Unidos, para muchos fue la consolidación de un cambio regional.

Había un relato triunfalista de la derecha que venía a cambiar la situación dejada por los Gobiernos que llaman “populistas”, o para ser más claros, llegaban para recortar derechos sociales conquistados.

Ese relato también se fortaleció porque desde el otro lado se insiste en que los últimos años la mayoría de los Gobierno de la región giraron a la derecha, algo que repiten mucho varios funcionarios del Gobierno argentino para justificar la moderación de sus políticas.

Obviamente la pandemia trastoca todo en la región, pero incluso antes ya comenzó a haber un fuerte cuestionamiento a la derecha y sus medidas de ajuste. Obviamente uno de los primeros retrocesos fue la derrota electoral de Macri.

Pero de mayor magnitud fue la revuelta en Chile contra el Gobierno de Piñera y el modelo económico en ese país, ejemplo predilecto de la derecha continental.

El Gobierno ecuatoriano también estuvo jaqueado por las manifestaciones en 2019. Esas protestas y la criminal gestión de la pandemia vuelven impredecible el futuro político del país, incluso una posible vuelta de Correa.

Incluso en Brasil, donde Bolsonaro continúa su criminal gestión de la pandemia (sostenido por el Ejército, sectores de la oposición y el Poder Judicial), el Presidente logró levantar un poco la visión positiva de su gestión gracias a los “coronavaucher”, una ayuda económica de 600 reales que alcanza a unas 60 millones de personas.

Este breve repaso sirve para ver hasta donde se fortaleció la derecha. Algo importante en momentos donde vemos sectores, como los que contó Celeste hace un rato, tratando de imponer una agenda regresiva.

También sirve para pensar hasta qué la “moderación” y la permanente falta de “confrontación” no sirvió para impedir el avance de la derechista, incluso en algunos países fue funcional para que avance.

Todavía hay que ver qué puede pasar en la región, en especial porque la pandemia agudizo las desigualdades sociales.

La realidad, si vemos Chile, Ecuador, incluso Bolivia con la resistencia al golpe, es la movilización, la “confrontación”, lo que pone en jaque a la derecha y sus medidas de ajuste.







Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /    Derecha Venezuela   /    Derecha chilena   /    Lucha de clases   /    Derecha   /    Latinoamérica   /    América Latina   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO