×
×
Red Internacional

Daer anunció un paro. Las prepagas tuvieron 9 aumentos en el año y dicen que “no pueden” actualizar salarios

Esta semana podría haber paros en clínicas, sanatorios y prepagas. Las empresas recibieron un 114% de aumento, pero no quieren reabrir paritarias ante la inflación. Ante el malestar de las trabajadoras y trabajadores y el aumento logrado por Moyano, la conducción de Héctor Daer tuvo que anunciar un "plan de lucha".

Escuchá esta nota
Lunes 31 de octubre | 10:53

El aumento de los precios de la salud y de la medicina privada en particular, sigue castigando los bolsillos de millones de personas. Las empresas ganan millones, con aumentos autorizados por el Gobierno, pero dicen que “no pueden pagar nuevos aumentos de sueldos”.

Para tener una idea, las empresas de “medicina prepaga” recibieron 9 aumentos en un año, llegando a un 114% de suba. Sin embargo, se negaron en las audiencias realizadas en el Ministerio de Trabajo a hacer una revisión paritaria. El hecho causó malestar entre las trabajadoras y trabajadores de Sanidad, que ven como sus patronales ganan fortunas y la mayoría de ellos apenas llega a fin de mes, o tienen más de un trabajo. Hoy los salarios en bruto del sector, según la escala salarial de FATSA, van de los 90 a los 140 mil pesos. Sin embargo, hay miles que están tercerizados, son monotributistas o cobran solo una parte de esos sueldos.

Fotos: ATSA
Fotos: ATSA

Ante ese malestar y la provocación empresaria, el jefe de Sanidad Héctor Daer tuvo que anunciar un “plan de lucha”, que consiste en asambleas los días viernes 28 y lunes 31, y medidas de fuerza si no hay acuerdo. Según anunció el Consejo Directivo de ATSA, estas serían un paro de 4 horas por turno el martes 1/11 y otro de 5 horas el miércoles 2/11 en todas las empresas del país encuadradas en los convenios colectivos 122, 108, 103, 107/75, 743/16 y 459/06.

Las medidas se empezaron a realizar en centros asistenciales de todo el país. Este lunes en muchas empresas de medicina privada sus trabajadoras se retiraron de sus puestos para manifestarse dentro de las instalaciones o en el frente de las mismas.

Hay que ver si la conducción de Sanidad efectivamente va a realizar un plan de lucha o está haciendo una puesta en escena. Daer no viene diciendo una palabra de los aumentos que favorecen a todas las empresas del sector, que van desde droguerías y laboratorios a clínicas y hospitales. La idea es "engancharse" en los aumentos, más que cuestionarlos. Una actitud corporativa que ni siquiera ha permitido mejorar la situación de los trabajadores y trabajadoras de sanidad, que son esenciales pero trabajan mucho y ganan poco. El sindicato vienen arreglando paritarias a la baja y en cómodas cuotas mientras varios empresarios siguen cobrando el subsidio del Gobierno.

Habrá que esperar en las próximas horas si se confirman las acciones de paro.

Ganancias millonarias con aval del Estado

Las grandes empresas de medicina privada vienen ganando fortunas. Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), entre 2021 y este año las prepagas fueron autorizadas a subir las cuotas 216 %, contra una inflación del 195,1 %. Esta diferencia también se había registrado durante los años del macrismo. Los mismos fueron autorizados por la Superintendencia de Salud.

Según CEPA, “al poner el foco sobre los ingresos de las principales empresas de medicina prepaga tales como Galeno, Medicus, Medifé, Omint, OSDE y Swiss Medical, la evolución muestra que en el período 2015 a 2020 alcanzaron, en promedio, los 6800 millones de dólares anuales y acumularon, entre las seis, 44.400 millones". Así tuvieron un resultado operativo de 100 millones de dólares anuales en promedio entre esos años, esquema que se mantiene en la actualidad.

Gracias a esas ganancias, el mercado se sigue concentrando. De hecho la empresa que conduce Claudio Belocopitt, Swiss Medical, está cerrando la compra del 30 % de Medicus por 25 millones de dólares y no se descarta que concrete la operación por el total de la compañía.

Los últimos aumentos hicieron que los precios de los planes básicos sean cada más caros. En el caso de Osde el plan básico rondará en diciembre los $ 81.677. El plan familiar más “barato” de Swiss Medical comenzará en $ 76.507 y un plan medio saldrá $ 172.693. En el caso de Galeno el costo del plan básico para una familia tipo será de $ 54.343 y el de Omint será de $ 62.549.

Tengamos en cuenta que en muchos casos no se trata de familias de altos ingresos, sino de trabajadores y trabajadoras que tienen que volcarse a esa atención por cuestiones que van desde el desfinanciamiento de la salud pública, el desmanejo de las obras sociales sindicales o necesidades particulares.

El gobierno de Frente de Todos ha autorizado ese negociado. Incluso las tardías críticas de la vicepresidenta Cristina Kirchner, en un tweet, o las de Sergio Massa este lunes, omiten que más allá del último aumento todos y todas sostienen el lucro con la salud de la población en un puñado de empresas millonarias, que luego apoyan las campañas de los partidos tradicionales.

En lo que respecta al gremio, Daer también se ve obligado a tomar medidas ante el reciente protagonismo de Camioneros y los Moyano, que cerraron una paritaria arriba del 100% tras anunciar la convocatoria a un paro. Ambos sectores acaban de anunciar que la unidad de la CGT se mantiene entre algodones pero cada cual lanzó sus proyectos político-sindicales hacia 2023.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias