×
×
Red Internacional

Exportaciones.Las patronales agrarias amenazan con un cese de comercialización por las restricciones a la carne

La Mesa de Enlace anunció que avanzarán en un lockout patronal, luego de que el Gobierno prorrogara este martes hasta el 31 de octubre la restricción para vender al exterior no más de un 50 % de carne.

Martes 31 de agosto | 17:36
Foto: Télam.

Los ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura prorrogaron hasta el 31 de octubre las restricciones a las exportaciones de carne. A través de la resolución conjunta 7/2021 publicada este martes en el Boletín Oficial, se amplió lo establecido por el artículo 2 del decreto 408/2021, por el cual se limitaron los embarques de carne vacuna hasta un 50 % del promedio despachado en 2020.

"Las exportaciones de carne no están cerradas. Se está exportando muy por encima del promedio histórico", señalaron fuentes oficiales a la agencia Télam, al tiempo que precisaron que "en julio último se exportaron U$S 194 millones de carne bovina". A pesar del lamento de las patronales, las mismas fuentes explicaron que "si bien la cifra es 16 % menor a julio de 2020 y a julio de 2019, es mayor al promedio histórico".

Te puede interesar: Adiviná quién pierde cuando Gobierno y patronales “pelean” por el precio de la carne

En base a datos del Indec y del Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva), indicaron que "en julio de 2021 se exportó 11 % más que en julio de 2018; 71 % más que en el mismo mes 2017; 135 % por encima de 2016; y 172 % más que en 2015".

Furia patronal

Las patronales agrarias rechazaron la decisión oficial y amenazan con un cese de comercialización de granos y hacienda. Así, lo anunció la Mesa de Enlace, aunque sin fechas concreta.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), indicó que se pretendía que el Gobierno hubiese escuchado lo que la Mesa de Enlace le decía con respecto a la medida pero “evidentemente no nos escuchó, no nos entendió y directamente tomó la decisión más errónea”.

“Es una medida totalmente equivocada que nos va a llevar a una situación donde los productores tampoco no queríamos llegar pero la Mesa de Enlace acá reunida tomó la decisión de diferentes acciones a seguir”, añadió el presidente de la SRA.

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Agrarias Argentinas (CRA), afirmó que lo que tienen definido “es que no vamos a mantenernos en una postura tan negociadora ni tan pasiva”.

“Pasamos a una etapa mucho más activa. Si bien no tenemos definidas las acciones, queremos mostrar el malestar del campo, seguramente vamos a tener un cese de comercialización, vamos a tener asambleas, concentraciones y las recorridas con la Mesa de Enlace”, agregó.

Chemes sostuvo que “es un error garrafal del Gobierno mantener este tipo de medidas que lo único que hacen es destruir a la ganadería, sumado a todo lo que en un año y medio el campo viene soportando en forma callada, con medidas que lo único que generan es un escenario de conflicto y confrontación con el campo, en lugar de un escenario de diálogo. Era mejor que reine el criterio de los gobernantes”.

La exportación de carne está concentrada en pocas manos. El Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) agrupa a las principales firmas. Las principales empresas son Compañía Bernal, Coto, JBS, Swift, Ecocarnes, Grupo Beltrán, American Meet Company, Frigoríficos Rioplatense, Carne Hereford S.A., Arrebeef, entre otras. Son los que se beneficiaron con las exportaciones, mientras el precio de la carne aumentó en el país.

Precios por las nubes

Según el Indec, el kilo de asado subió un 82,9 % en 2020, mientras que la inflación fue de 36,1 %. En lo que va del año (hasta julio) el kilo de asado registró un incremento de 28,4 % por debajo de la inflación general (29,1 %), pero otros cortes aumentaron hasta un 46,2 % como la paleta, o la carne picada común, 42,8 %.

La contracara de la suba de precios fue la caída del consumo. El año pasado, la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (Ciccra) informó que el consumo de carne vacuna por habitante cerró en 49,7 kilos anual, el nivel más bajo del último siglo, pese a que la faena de animales subió 0,6 % interanual hasta las 14 millones de cabezas.

El poder de compra cayó en los últimos años por las bajas paritarias y la elevada inflación. Para las familias comer carne se volvió un lujo.

Los controles del Gobierno son impotentes para reducir los precios porque mantienen sin cambios el poder estructural de los ganaderos, de los frigoríficos y los exportadores. Para un verdadero control de precios, son necesarios comités donde participen los trabajadores de las firmas frigoríficas junto con los consumidores populares para evitar las maniobras de los empresarios que remarcan, junto a otras medidas como el monopolio estatal del comercio exterior y poner en discusión la expropiación de los grandes terratenientes y su hacienda.

Te puede interesar: ¿Cuántos kilos de asado se pueden comprar con un salario mínimo en la Argentina?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias