×
×
Red Internacional

Tierra para vivir. Las luchas de La Matanza en la movilización contra el FMI a Plaza de Mayo

Vecinos de Virrey del Pino, del barrio La Nueva Unión de Rafael Castillo y del barrio 1° de noviembre de Ciudad Evita participaron este 9 de julio en la marcha contra el ajuste del gobierno y el FMI con sus reclamos y exigieron tierra para vivir.

Lunes 11 de julio

El sábado por la tarde, junto a la izquierda, sindicatos combativos y organizaciones sociales se movilizaron sectores en lucha de La Matanza para decir que no hay independencia con el FMI cogobernando. La pelea por vivienda encabezada por las familias del barrio 1° de Noviembre de Ciudad Evita y del barrio Nueva Unión de Rafael Castillo que fueron parte de la cabecera junto a las incansables luchadoras de Guernica.

Se unieron a los vecinos de Virrey del Pino que reclaman la construcción de un puente vehicular ya que la creación de una autopista Juan Domingo Perón, deja aislados a 5 barrios. “Están construyendo una pecera, y si no hacen las obras que hay que hacer vamos a terminar inundados”, señaló Perla, docente y vecina del barrio San Javier. “Se fijan en las grandes empresas qué van a pasar por la autopista con los camiones para llegar mas ràpido al puerto. -denunció Iván- Nosotros qué somos vecinos comunes, laburantes que nos movemos en el barrio necesitamos el paso”. “Hay chicos que no van a poder seguir asistiendo a la escuela”.

Además Perla denunció que la deuda externa del FMI no la tenemos que “pagar los barrios, que somos los que sufrimos la desidia del gobierno”. Al comenzar esta semana, la ministra Batakis ya dejó en claro que las prioridades del gobierno son para garantizar los pagos de la deuda macrista. El mismo destino qué venían desarrollando desde el inicio del gobierno del Frente de Todos y que cada día confirma la orientación.

Te puede interesar: [TITULOTe puede interesar: Vecinos de Virrey del Pino se organizan y realizan asamblea con la concejal Natalia Hernández->LINK]

“Nos sumamos porque estamos en la lucha, ya van a hacer 4 años desde que estamos peleando por tierra y vivienda. La policía nos reprime, no nos deja estar en el lugar. Nos prendieron fuego los merenderos con gente adentro. No nos dan ninguna respuesta, solo tenemos represión y desalojo”, denunciaron desde el barrio de Ciudad Evita. Ellos habían decidido su participación de forma democrática, funcionan en asambleas, y hoy ya son mas de 400 familias que están firmes por este reclamo. Cuentan que en la última semana se sumaron familias más que quedaron en situación de calle porque no pueden pagar el alquiler.

Por su parte, desde el barrio La Nueva Unión invitaron a los vecinos a movilizarse uniendo las diferentes peleas y fortaleciendo su campaña por luz, agua potable, tierra y vivienda y se manifestaron contra el aumento de tarifas: “al gobierno no le importa nada, quieren aumentar las tarifas que pagamos de los servicios públicos mientras no nos alcanza para llegar a fin de mes".

“Nosotros realmente necesitamos la luz. No es chiste, no es una broma. Por lo menos un generador porque son tres barrios con uno solo” explica Fernando, joven de 19 años que vive con sus padres en Nueva Unión y continúa mostrando como es el día a día. “Si ponemos un foco y la tele ya hay baja tensión. Y si prendemos una estufa de vela tenemos qué apagar el foco y la tele para calentar un poco. Nos cagamos de frío a la noche, más cuando llueve qué hay inundaciones. Necesitamos tubos para los desagües y caminar hasta cuatro cuadras con un fuentón de 15 litros para poder beber. Todo esto debería ser un derecho humano.”

La movilización del 9 de julio se enmarca en un momento de ajuste y también de un ataque a organizaciones sociales que va desde la derecha hasta la propia Cristina Fernández con declaraciones a los trabajadores informales que se movilizan exigiendo el aumento de los programas sociales. "Nosotros cobramos el Potenciar Trabajo porque no llegamos con los 10.000$ por semana que cobro en el trabajo -suma Fernando de Nueva Unión-, pero por eso me parece muy buena la propuesta de Del Caño para reducir la jornada a 6 hs, cinco días y así poder generar trabajo para quienes necesitamos para poder llegar a la canasta básica".

Natalia Hernández, concejal de La Matanza señaló que el municipio “es un reflejo del avance de la crisis económica por el acuerdo con el Fondo. Desde la banca del PTS-FITU nos ponemos a disposición de estos reclamos y también nos venimos organizando en conjunto para presentar distintas iniciativas en el Concejo Deliberante y ayudando a fortalecer cada una de las peleas, visibilizando pero también impulsando la movilización que sabemos que es donde se conquistan los derechos. El gobierno ya decidió garantizar el pago al FMI hay que reforzar la pelea por una salida socialista a la crisis ante un capitalismo que solo nos ofrece más miseria”.

“Durante toda la semana pasada estuve participando - continúa Natalia- de las asambleas de los vecinos de Virrey del Pino, de las familias que pelean por vivienda de La Nueva Unión y del barrio 1° de noviembre que se movilizaron, ya que la demanda no es solamente de ellos sino que se extiende y golpea a todo el pueblo trabajador. Desde el PTS en el Frente de Izquierda Unidad queremos discutir con todos un programa de salida de la crisis”.

Te puede interesar: [TITULOTe puede interesar: Contra el ajuste del FMI: miles copamos la Plaza de Mayo y distintos puntos del país->LINK]

De la jornada que se replicó este sábado en todo el país participaron además decenas de organizaciones de trabajadores, jóvenes, desocupados y partidos de izquierda, por una salida a favor de las mayorías populares a la crisis en curso y en apoyo a todas las luchas existentes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias