Sociedad

SIGUEN LOS “SINCERAMIENTOS”

Las jubilaciones aumentarán 15,35 % a partir de marzo

A partir de marzo el haber jubilatorio mínimo será de 4.959 pesos, incrementándose en 15,35 %. Desde marzo pasado, el incremento es de 28 %. La canasta básica para los jubilados cuesta 9.000 pesos. La Asignación Universal por Hijo (AUH) se elevará a 966 pesos.

Esteban Mercatante

@EMercatante

Viernes 12 de febrero de 2016 | Edición del día

El Gobierno anunció ayer un aumento de 15,35 % para las jubilaciones, que a partir de marzo tendrá un haber mínimo de 4.959 pesos. Se trata de la actualización que se realiza dos veces al año, en marzo y septiembre, de acuerdo a la ley de Movilidad jubilatoria. Con este incremento, desde marzo pasado los haberes estarán registrando un incremento de 28 %. El anuncio, que fue realizado por el presidente Mauricio Macri y el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS), Emilio Basavilvaso, incluyó también el incremento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que se elevará a los 966 pesos mensuales.

Con el incremento de marzo, el haber mínimo (el que cobran el 70 % de los jubilados) será exactamente la mitad del valor estimado para la canasta básica de un jubilado. El incremento, anualizado, es menor al que tuvo el costo de vida según las estadísticas presentadas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (28 de incremento anual vs casi 30 % de aumento de precios). Curiosa “movilidad jubilatoria”, que lleva a la caída del poder adquisitivo de los haberes.

Los anuncios

Basavilbaso indicó que a partir de la ley de Movilidad Jubilatoria el incremento correspondiente a marzo será de 15,35 % (el otro ajuste debe operar en setiembre), Y el haber mínimo pasará de los actuales 4.299 pesos a 4.959 pesos. El funcionario indicó, además, que el haber medio se incrementará de 7.052 pesos a 8.135 pesos, en tanto que la jubilación máxima se elevará de 31.495 a 36.330 pesos. El mismo nivel de ajuste se aplicará por primera vez a las asignaciones familiares y a la AUH, de acuerdo con práctica la modificación de la ley de Movilidad Jubilatoria implementada el año pasado.

La AUH pasará en marzo de 837 pesos a 966 pesos mensuales. La ayuda escolar anual se elevará de 700 pesos a 808 pesos. En cuanto a las asignaciones familiares, aquellas familias que a partir del 1 de marzo perciban ingresos mensuales de 200 a 8.652 pesos, tendrán una asignación familiar de 966 pesos contra los 837 de la actualidad. Para las que tengan ingresos de 8.652,01 a 11.305 pesos, la asignación subirá de 562 a 649 pesos. En el rango de 11.305,01 a 14.650 pesos mensuales, el beneficio pasará de 338 a 390 pesos. Por último las familias que tengan ingresos mensuales de 14.650,01 a 30.000 pesos, las asignaciones se incrementarán de 172 a 199 pesos.

La inflación gana por goleada

“Estamos comprometiéndonos en nuestra meta de cuidar a los argentinos, especialmente a los jubilados y aquellos que más lo necesitan”, sostuvo Macri. Afirmación dudosa si comparamos esta actualización de los haberes y AUH con la evolución registrada por el costo de vida. De acuerdo a los últimos datos disponibles para la Ciudad de Buenos Aires, la llamada Canasta básica total (que establece el ingreso mínimo requerido para no ser pobre), registró en enero un incremento de 29,8 % respecto de igual mes del año anterior. No existen datos nacionales, ya que la nueva administración dejó de proveerlos luego de declarar la emergencia estadística, fijando un plazo de 8 meses para volver a ofrecer un nuevo indicador de precios. En el medio de esta incertidumbre, aunque el Gobierno se permite diagnosticar una desaceleración de los precios, difícil esperar este resultado si tenemos en cuenta los tarifazos en la energía eléctrica que empezarán a regir a partir de febrero.

¿Qué significa esto para las jubilaciones y AUH? Sencillamente, que cuando empiece a regir el nuevo aumento de marzo, las jubilaciones acumularán respecto de los precios una pérdida no menor a 2 %, y probablemente bastante mayor.

En el caso de los jubilados, la cosa se agrava si miramos el monto que tendrá el haber mínimo jubilatorio en relación con las estimaciones del valor que tiene la canasta de los mayores o jubilados. Según las últimas estimaciones difundidas por la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, el valor de esta era de 8.940 pesos. Considerando que el 70 % de los jubilados cobran el haber mínimo, sus ingresos en marzo de acuerdo con la actualización anunciada serán apenas algo más de la mitad de esta canasta.

Ni falta que hace decir que aún peor es la situación de quienes perciben la AUH, que componen los sectores más precarizados de la clase trabajadora, o directamente desempleados. El monto de la AUH que se cobrará a partir de marzo resulta irrisorio en relación con el costo de vida per cápita familiar, estimado en 2.408 pesos de acuerdo a los últimos datos conocidos para la Ciudad de Buenos Aires, del mes de enero.

Por el 82 % móvil

Con el anuncio de ayer, el haber mínimo jubilatorio alcanzará el equivalente del 82 %... ¡del salario mínimo! Es decir, bien lejos del 82 % del salario medio que históricamente llegaron a percibir los jubilados.

Si durante el kirchnerismo se rechazó elevar los haberes al 82 % móvil del salario de bolsillo, sosteniendo mentirosamente que para llevar adelante la política de acrecentar la cantidad de beneficiarios del sistema había que olvidarse de elevar el poder adquisitivo de los jubilados (que nunca se actualizó por encima de la inflación semestral sino todo lo contrario) porque esto desfinanciaría el sistema, el gobierno de Macri no tiene más que apoyarse sobre la legislación heredada para continuar negando el 82 %. Acá no protesta por la “herencia recibida”, sino que la aprovecha para ajustar a la baja las jubilaciones.

El kirchnerismo jamás planteó incrementar las fuentes que financian a Anses, y mucho menos podemos esperar esto del gobierno de los CEO. Anses recibe los aportes patronales y contribuciones que recauda por cada trabajador registrado, y recibe también fondos por la recaudación de impuestos como IVA, Cheque y Ganancias que se deducen de la coparticipación federal de la mayor parte de las provincias. A comienzos de los 90 los aportes patronales eran de 33 % del salario bruto, mientras que hoy están en 23,7 %; con los programas y regímenes especiales que benefician a empresarios la contribución patronal efectiva promedia el 13,3 %. La restitución de las contribuciones patronales al 33 % y la eliminación de estos beneficios, permitiría pagar el 82% móvil.

Como sostuvo el candidato presidencial del Frente de Izquierda Nicolás del Caño en las sesiones parlamentarias del año pasado, “nosotros decimos que si se restituyen los aportes patronales y se eliminan las múltiples desgravaciones destinadas a la promoción de sectores empresarios se podría pagar el 82 por ciento móvil”. Es necesario unir a este reclamo (que es necesario acompañar de la pelea por la administración directa de jubilados y trabajadores) la pelea por transformar la AUH en un ingreso verdaderamente universal, que cubra la canasta básica, financiándolo aplicando impuestos a las grandes fortunas y terminando con la sangría de los pagos de deuda con los que se engorda a los buitres financieros.







Temas relacionados

Asignación Universal por Hijo (AUH)   /    Jubilaciones   /    Ajuste   /    Economía Nacional   /    Sociedad   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO