Política

Provincia de Córdoba

Las insólitas explicaciones de los intendentes de Córdoba por sus vacunaciones

Las explicaciones que dan los intendentes del interior de la provincia para explicar el acceso a la vacunas acuden a argumentos poco creíbles. Mientras tanto, parte del personal de salud, los mayores de 60 años y la gran mayoría de los trabajadores de la educación, siguen sin acceder a la vacuna. Ayer debieron cerrar 21 escuelas por contagios. Crece la bronca entre el pueblo trabajador.

Martes 23 de febrero | 12:19

En medio del escándalo por la vacunación vip, las y los trabajadores tenemos que escuchar insólitas declaraciones, al infantil estilo “yo no fui” que dicen una casta de políticos que viven llenos de privilegios con dietas abultadas, que viven como empresarios, mientras el pueblo trabajador cordobés, que en la mayoría cobra salarios miserables que ronda los $40.000 al mes teniendo que sostener una familia, (y si tenés suerte de tener trabajo), que vive haciendo changas y malabares para comer y con miedo a contagiarse y contagiar a sus seres queridos.

Ayer ya fue un escándalo que mientras cerraban escuelas por contagios de COVID 19, tan solo por concretarse reuniones de personal, se conocía que la cúpula de la UEPC ya estaba vacunada.

“No sabía ni cuantas vacunas había”, “Me llamaron y me dijeron que me vacunara”, si no me aplicaba la dosis Spuntik iba a ser tirada a la basura” y demás declaraciones se fueron escuchando en los distintos medios de comunicación.

Intendentes se suman a la lista nacional que se están conociendo por estos días, y aquí no hay grieta, peronistas y radicales viven en las mismas condiciones de privilegio, lo que demuestra que las denuncias de la oposición de juntos por el cambio es pura demagogia para variar. Una de las características del interior cordobés es que en muchas de esas localidades, los intendentes actúan como verdaderos patrones de estancia que se manejan de manera clientelar.

Te puede interesar: Córdoba también tiene sus vacunas vip

"Un llamado del director médico. Me avisa que había vacunas disponibles. No sé cómo se estaba manejando, ni la cantidad de dosis que había", declara en La Voz del Interior el intendente de Colonia Marina tiene 47 años y no es médico.

“Fue por mediados de enero. Recibo una comunicación que había una vacuna disponible para que me vacunara.” Agregaba, el radical Gustavo Cerruti.

Otro que recibió la vacuna fue Gustavo Tevez, intendente de Brinkmann, de la alianza Juntos por Brinkmann. El aclara que se lo pidió la secretaria de la salud por encabezar el comité de crisis y tiene que estar “100 %. Siempre”

El peronista Marcelo Eslava, intendente de San Francisco del Chañar, dijo que había sido vacunado porque, de lo contrario, la dosis de la Sputnik “iba a ser tirada a la basura.”

Lista de intendentes que reconocieron recibir la vacuna hasta el día de hoy

• Marcelo Eslava (San Francisco del Chañar) PJ
• Gerardo Cerutti (Colonia Marina) UCR
• Gustavo Gantus (Villa Rumipal) Hacemos por Córdoba
• Gustavo Tevez (Brinkmann) Juntos por el Cambio

En tanto, en horas del mediodía, legisladores de Juntos por el Cambio dieron un nuevo listado de intendentes vacunados que llevan el total a 27. Elllos serían el intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca, como vacunado en diciembre. Pedro Ciarez (Malagueño), Víctor Blengino (Colonia San Pedro), José Gualdoni (Alicia), Elio Sánchez (El Fortín), María Fernanda Grimaldi (La Francia), Walter Adrián (Miramar), Rubén Para (La Paquita), Claudia Bordoni (La Tordilla); David González Mercado (El Tío), Gustavo Benedetti (Arroyito), Neris Garraza (Altos de Chipión) y Norberto Magni (San Bartolomé)

Mientras escuchamos estas declaraciones, en este momento se conoce la noticia que se desplomaba parte del edificio del Hospital Misericordia, algo que su personal de salud denuncia hace mucho tiempo y el gobierno no hace absolutamente nada.

La desfinanciación en el sistema de salud, llega al colmo. Queda cada día más claro, que esta casta de políticos gobierna al servicio de privilegiar a empresarios y burócratas como así mismos, mientras tanto las consecuencias de la crisis sanitaria y social las seguirán sufriendo el pueblo trabajador. La planificación de la vacunación, no puede quedar en manos del gobierno, deben ser las y los trabajadores de la salud quienes la controlen organizados de manera democrática.

Te puede interesar: Se derrumbó parte del Hospital Misericordia

Juntos por el Cambio y el radicalismo, le debería dar vergüenza de posar contra los “privilegios”, ellos construyeron un gobierno de empresarios que saqueo el país y nos condenó al FMI por décadas. El Frente de Todos y el peronismo hizo muchas promesas en la campaña electoral, pero no le quiso tocar un peso a los grandes ganadores de la crisis. Escuelas y hospitales se caen a pedazos mientras tanto los miles de trabajadores esenciales se matan trabajando y millones buscan trabajo. No queda otra opción que organizarse para enfrentarlos.







Temas relacionados

#VacunadosVip    /    Vacunas contra el Covid-19   /    Noel Argañaraz   /    Córdoba   /    Opinión   /    Córdoba   /    Salud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO