Sociedad

PRECARIZACION DOCENTE

“Las familias nos piden comida y el regalo de Kicillof fue dejarnos en la calle”

David Maidana, docente de PIEDAS-ATR y miembro de la Red de Trabajadores Precarizados, realizó declaraciones a un medio radial sobre la situación por la que están pasando los docentes precarizados y denunció la responsabilidad del gobierno de Axel Kicillof.

Miércoles 20 de enero | Edición del día

A continuación desgrabamos los principales conceptos de la entrevista brindada a Radio Universidad.

Soy docente de PIEDAS, uno de los programas que se lanzó durante la cuarentena para los docentes que no pudimos acceder a cargos porque se suspendieron los actos públicos y el 31 de diciembre cerca de 20 mil docentes nos enteramos a través de un comunicado de IOMA que estábamos despedidos y que nos quedamos sin trabajo, sin ingresos y sin obra social en medio de una pandemia.

En los últimos días el gobernador Kicillof salió a hablar de los docentes que vamos a domicilio y sobre "el enorme rol que estamos cumpliendo" para tratar de mantener determinada conectividad con los pibes que no tuvieron ningún contacto con la escuela durante la cuarentena, pero de lo que no habla es que mientras cobra $345 mil mensuales por su sueldo, las condiciones laborales que están sufriendo los docentes de ATR y de PIEDAS son terribles porque cobran entre $1000 y $8000 y hay otros que ni siquiera cobraron un peso con dos o tres meses de trabajo. Muchas compañeras son sostén de hogar y también hay casos de varias compañeras a las que les dijeron que como el programa ATR era compatible con la AUH se anotaron, estuvieron trabajando y ahora les dieron de baja todo junto con la Tarjeta Alimentar.

Te puede interesar: Precarización docente: "Solamente en el mundo de Kicillof se puede vivir con $ 8000"

PIEDAS fue un programa que se desarrolló durante la cuarentena y cumplíamos distintas tareas: repartimos los bolsones de comida en las escuelas, le brindamos apoyo escolar a pibes de la secundaria y primaria. ATR fue un programa que se desarrolló en los últimos meses. Ahí también ingresé y estuve yendo a la casa de los pibes. Me tocaron situaciones muy complejas de familias que me pedían comida, que me preguntaban si sabía qué día iban a dar comida en el comedor, si podía averiguar algo o si podían hablar con la directora porque tenían varios hijos a cargo y necesitaban comer. Todo ese tipo de situaciones que a nosotros nos toca vivir en los barrios: las familias nos piden comida para sus hijos y el regalo de Kicillof fue dejarnos en la calle

Junto con las familias, nosotros somos los más interesados en volver al colegio y a las aulas pero es una decisión que tiene que tomar la misma comunidad educativa. Sin inversiones, sin seguridad y sin protocolo parece muy difícil la vuelta a clases. Trabajo en escuelas de Merlo y me tocó estar en lugares donde no había agua. Todo docente que haya pisado una escuela pública sabe perfectamente la situación y que dadas las circunstancias es muy pero muy difícil volver, sobre todo cuando el gobierno no viene invirtiendo ni tampoco hubo un plan serio de construir nuevas escuelas que se necesitan, de abrir nuevos puestos de trabajo para que por un lado no haya mucha sobrecarga para los que están empleados y para que por el otro no haya ni docentes precarizados o desocupados, es decir un reparto de todas las horas de trabajo. Pero eso se logra con mayor presupuesto en la educación y es justamente donde el Gobierno se está ahorrando mucha pero mucha plata, sobre todo en un país donde la mayoría de los grandes recursos nacionales se van al pago de la deuda con el FMI y por eso surgen estos programas precarizadores como ATR y PIEDAS

Te puede interesar: Auxiliares de educación: la precarización laboral como política de Estado

A los que somos docentes precarizados nos utilizan como material descartable: pasan los gobiernos de turno y nuestra situación sigue empeorando. Pero no nos quedamos masticando bronca, nos estamos organizando desde una Comisión que surgió en el Suteba La Matanza en donde estamos más de 300 compañeros y nos manejamos de forma democrática mediante asambleas. Tampoco Roberto Baradel, que está a la cabeza del sindicato provincial, no viene tomando nuestros reclamos y estamos buscando todas las vías posibles para que deje de darnos la espalda, para que convoque a asambleas y podamos llevar a cabo medidas de lucha, votar y decidir. Es justamente lo que queremos hacer porque entendemos que para nosotros y para gran parte de los laburantes va a haber una tendencia a desmejorar todo en los próximos meses.

En estos últimos días hay distintas movilizaciones para denunciar esta situación. Nosotros realizamos una a la Jefatura Distrital de La Matanza, también en Mar del Plata, en La Plata, porque la situación de los docentes precarizados es terrible. Hasta el momento no recibimos ninguna respuesta concreta de parte de las autoridades. Logramos que al menos un sector pueda tener la obra social de los docentes de PIEDAS mediante la lucha y la organización que venimos llevando a cabo.

Nosotros amamos la educación. Es una profesión que te tiene que gustar mucho, compartir momentos con los pibes y transmitirles algo bueno, pero en estas condiciones nosotros también somos personas de carne y hueso y detrás de cada docente hay una familia que en este momento está pasando una situación terrible y por eso nos organizamos.







Temas relacionados

Merlo   /    Precarización laboral   /    Roberto Baradel   /    Axel Kicillof    /    La Matanza   /    Suteba La Matanza   /    Docentes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO