Mundo Obrero

SANTA FE

Las escuelas son una bomba a punto de explotar

Trabajadoras y trabajadores de la educación concentraron frente al Ministerio para denunciar graves irregularidades en las condiciones edilicias de los establecimientos educativos, que redundan en la cotidianeidad laboral y la calidad educativa ofrecida a los alumnos de escuelas locales.

Ivana Acevedo

Docente

Viernes 17 de agosto de 2018 | 10:08

El jueves pasado los docentes de escuelas públicas, nucleados en Amsafe, concentraron frente a la sede local del Ministerio de Educación (E. Echeverría 150) exigiendo reapertura de paritarias que garantice de manera inmediata la recomposición salarial y solución urgente a severos problemas en la infraestructura de las escuelas, que se ven impedidas diariamente en el normal desarrollo del dictado de clases.

Docente luchando, también está enseñando

A la voz de los docentes se sumó la de asistentes escolares que refirieron carencias en el suministro de agua potable, ausencia de extinguidores, instalaciones eléctricas precarias, escuelas calefaccionadas con pantallas y, en numerosos establecimientos, la falta de gas que impide el desarrollo normal de comedores (única posibilidad de alimentar a sus hijos para muchas familias) y obliga a los docentes a superpoblar aulas a fin de no saturar la red eléctrica cuando se utilizan estufas.

Las palabras de una maestra de la escuela N° 154 dan cuenta de una cotidianeidad educativa que dista mucho de ser el contexto ideal para docentes y alumnos: "Estamos pasando una de las situaciones más críticas, hace dos semanas nuestros alumnos están comiendo un sándwich, porque es su único sustento alimenticio, no tienen ropa, son chicos muy carenciados. En la escuela tenemos un roperito para vestirlos. Tienen hambre ¿y nosotros tenemos que pedirles que aprendan? Tienen frío, hay estufas que andan y otras que no. Juntamos grados para que estén más calentitos. Necesitamos soluciones inmediatas, es lamentable que la escuela pública esté pasando por esto".

Los testimonios replicados parecen ser el correlato local de la emergencia edilicia que se solicita en diferentes localidades del país. Las muertes de Sandra y Rubén, el pasado 2 de agosto producto de la desidia e indiferencia de la gestión gubernamental de María Eugenia Vidal, hicieron visibles las deplorables condiciones en las que la comunidad educativa que "cayó en la escuela pública" transcurre sus jornadas. Cabe preguntarse si en esta materia pasamos las próximas pruebas Pisa.

La delegada docente de la escuela N° 127 cuenta indignada cómo es un día sin calefacción para los chicos: "Una escuela más sin gas. Desde hace quince días Litoral Gas suspendió el suministro por una fuga. Asisten 400 chicos en cada turno. Por estos días no puede ofrecérseles la copa de leche, sólo mate cocido como paliativo, cuidando que las pavas eléctricas que se consiguieron no generen sobrecarga en la red, ya que nos quedamos sin luz. Debido a todo esto, nos unimos en este reclamo docentes y asistentes escolares para decir a la supervisora que pase ella mañanas de bajas temperaturas sentada en una silla esperando la solución".

Ajuste para los de a pie

Miguel Lifschitz no se quedó atrás con los ajustes y recortes presupuestarios a la educación pública.

Desde el día 28 de Junio los profesores de escuelas rurales de Arminda y Villa Amelia fueron comunicados de la disrupción en el servicio de transporte, históricamente garantizado. ¿Cuántos kilos de pan usará el gobernador para medir este nuevo derecho que pierden los trabajadores docentes?

Una profesora de la localidad de Uranga contó: "Represento al núcleo secundario de Arminda que depende de la escuela sede en Uranga, también están los compañeros de Villa Amelia. El 28 de junio nos citan a una reunión para informarnos que lo que había sido un derecho adquirido, que era el transporte a nuestro lugar de trabajo quedaba cesante. El Ministerio aún no se expide al respecto, viéndose vulnerada la continuidad laboral y pedagógica. Se nos piden máximos esfuerzos, se habla de inclusión y descarádamente se nos quita un derecho, mientras niegan desde la provincia el ajuste. Estamos con gran desasosiego y pedimos a todos que se sumen al reclamo de la ruralidad. En Salta se cerraron escuelas, el ajuste es en todo el país".

El discurso de la conducción local de Amsafe repudió las palabras de la Ministra Claudia Balagué, muy preocupada en determinar si los problemas mencionados afectan al 50% o 70% de las escuelas. También se recordó a la docente Vanesa Castillo (víctima de femicidio en el mes de febrero del corriente) y se aseguró que la docencia es víctima de ajustes y paritarias miserables.

"Lo que no nos llevamos nosotros, lo lleva el FMI, la deuda externa y los corruptos" concluyó Gustavo Teres.

Escuelas seguras y salarios dignos

Mientras el Estado provincial garantiza la fuga de miles de millones de dólares por los puertos privados (25 mil millones de dólares al año) y mientras financia al clero con el presupuesto público, las escuelas se degradan como “contenedores” precarios e inseguros para docentes y estudiantes. La educación y nuestras vidas, valen más que sus ganancias.

Desde la agrupación docente Marrón/9 de abril en el Frente de Izquierda exigimos a los gremios docentes la convocatoria de asambleas en las escuelas para poder debatir estas problemáticas cómo así también la discusión de un plan de lucha que reivindique la totalidad de las demandas ya que la misma situación se vive en instituciones escolares de todo el territorio provincial y transciende al sector docentes porque afecta a toda la comunidad educativa. Es imprescindible la necesidad de asambleas departamentales y provinciales para definir un plan de lucha urgente junto a la comunidad, y un plan de emergencia para la refacción íntegra de todas las escuelas de la provincia junto a la creación de nuevas instituciones, cargos, estabilidad y salarios dignos para el conjunto de la docencia.







Temas relacionados

Condiciones edilicias   /    Claudia Balagué   /    AMSAFE   /    Miguel Lifschitz   /    Docentes   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO