×
×
Red Internacional

Este lunes al mediodía se realizó una asamblea de docentes, auxiliares, padres y alumnos de varias de las escuelas de Quilmes que marcharon al Consejo Escolar la semana pasada reclamando por los problemas de calefacción.

Lunes 6 de junio | 21:36

Tal como se había votado durante la concentración en el Consejo Escolar de Quilmes de la semana pasada, este lunes al mediodía se reunieron docentes, auxiliares, padres y alumnos de diferentes escuelas en los alrededores de la municipalidad de Quilmes para evaluar si hubo avances en las promesas realizadas por las autoridades del Consejo Escolar y seguir coordinando la lucha de las comunidades educativas por calefacción y problemas de infraestructura, que muestran claramente lo que significan las políticas de ajuste en la educación.
Estuvieron presentes las EES 1, 20, 3, 37, 14, 34, 60, EP 12 EP 82 y 23, Técnicas 2, 4 y 6, la EMBA y el Instituto 104.

Si bien desde Consejo Escolar comenzaron a recorrer algunos edificios, todavía falta ver qué tareas llevan adelante y hay establecimientos que aun no fueron visitados. Por eso se decidió mantener esta asamblea de escuelas con el objetivo de sostener el reclamo, crear comisiones de control de docentes, auxiliares y alumnos para supervisar las refacciones e integrar a todos los actores de la comunidad educativa con actividades en cada establecimiento, como son los abrazos que se realizarán en la EES 20 y en la EMBA. Todo esto en la perspectiva de hacer aún más masivo y contundente el reclamo. En este marco se discutió sobre el rol de las conducciones sindicales que, en lugar de estar acompañando esta lucha, están integrados al propio gobierno que nos somete a enseñar y aprender en estas condiciones, como es el caso de algunos dirigentes del SUTEBA. Por eso todos coincidieron en la necesidad de exigirles que llamen a asamblea para discutir como ponen toda la fuerza de las organizaciones sindicales al servicio de esta lucha.

Al finalizar un sector de la asamblea mocionó pedir audiencia al municipio para atender las demandas de las escuelas que aún no fueron recibidas y que no tuvieron respuesta.

Sorprendió a los participantes el operativo montado desde el municipio con la policía. Antes de llegar a la puerta de la municipalidad se encontraba apostado un celular de infantería y al llegar a la entrada, la misma estaba bloqueada y en el playón se encontraban varios policías, incluso en la puerta pudimos detectar dos de civil.

Inclusive un subcomisario comenzó a filmar descaradamente a los padres y docentes movilizados, lo que provocó la indignación de los presentes. Carlos Musante, delegado del Normal y miembro de la agrupación Marrón, le exigió que deje de hacerlo inmediatamente y le pidió explicaciones al respecto a los representantes del Municipio.

Un paso adelante

En relación al reclamo Musante sostuvo: “Es un escándalo que pongan este operativo policial, pero muestra que el gobierno quiere amedrentarnos porque no le dan una salida a este problema tan elemental. Es inaceptable que el gobierno gaste tanta plata en anunciar un autodenominado Plan Escuelas Seguras, pero que este no incluya solucionar nada más y nada menos que el problema de la calefacción que afecta a tantas escuelas, además de que las refacciones son básicamente sobre cuestiones cosméticas de los edificios. Dicen que no tienen plata para más. En realidad plata hay. Lo que pasa es que en este “capitalismo eficiente”, como le gusta decir a la vicepresidenta, lo que se invierte en educación y salud es lo que sobra después de pagarle a los acreedores externos de la Nación y de la Provincia la estafa de la deuda externa. Es lo que sobra después que le entran millonadas a los patrones del campo. Ni el gobierno nacional, ni el provincial, ni el municipal quieren afectar los intereses de los poderosos. Por eso la lucha por edificios en condiciones y mayor presupuesto para educación está ligada inexorablemente al reclamo por el desconocimiento soberano de la deuda externa. Si seguimos pagando esa estafa no va a haber plata ni para educación, ni para salud. Todo lo opuesto de lo que serían las prioridades en un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre, donde todo el presupuesto iría a parar al sostenimiento de las necesidades populares y nada para los estafadores y los poderosos en general.”

Y finalizó: “Por eso es tan importante que hayamos dado este paso los docentes y los auxiliares que todos los días sostenemos y organizamos las escuelas, con las familias y estudiantes que asisten. Nosotros somos los que sabemos qué necesidades tenemos, qué obras se necesitan y cuánto personal se requiere. Además es importante que nos mantengamos organizados y avancemos no solo en el control de las obras sino en decidir sobre las cuestiones que atañen a la educación de nuestros pibes”.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Las-escuelas-en-lucha-se-organizan