Sociedad

RECORTE A ESCUELAS PÚBLICAS

Larreta recortó $ 370 millones en computadoras para estudiantes

El Gobierno de la Ciudad decidió seguir profundizando el ajuste en la educación pública, reduciendo los recursos del programa que provee de dispositivos tecnológicos a los estudiantes para transferir ese dinero a la Dirección de Educación de Gestión Privada.

Jueves 14 de enero | 15:03

Foto: Mariana Sapriza de Buenos Aires Ciudad

El Gobierno de la Ciudad recorta $ 370 millones al Plan Sarmiento, programa que provee de dispositivos tecnológicos a las y los estudiantes en medio de un rebrote de covid-19 y de una lluvia de tarifazos. Ese dinero será destinado a la Dirección de Educación de Gestión Privada, o sea, profundiza el ajuste a educación pública. En 2020 quedó en su máxima evidencia la falta de infraestructura y de dispositivos en los colegios públicos para las y los pibes.

Según consignó Página 12, las áreas afectadas son clave durante la pandemia: la entrega de computadoras y el acondicionamiento de las escuelas. Recortan por el lado donde más reclamó la comunidad educativa durante toda la pandemia: por la falta de dispositivos, conectividad y el mal estado de la infraestructura de los establecimientos. Es decir, que el dinero que era para comprar computadoras para estudiantes de escuelas públicas termina en un área que, mayormente, destina su presupuesto a subsidiar las escuelas privadas. La resolución, publicada el 4 de enero, apenas menciona al recorte como "readecuaciones presupuestarias que son imprescindibles para el normal desarrollo de las actividades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

El recorte sobre los fondos para infraestructura escolar: medido desde 2019, llega a ser del 78%. Concretamente, en 2019, el presupuesto de esa área fue de $ 1798,1 millones; en 2020, escaló a $ 3068,7 millones, pero en 2021, bajó a $ 1140,4 millones. Por lo tanto, la caída entre 2020 y 2021 en términos nominales es del 71,2%, pero en términos reales, considerando la inflación, en ese mismo período es del 77,7%. El recorte al área desde 2019 a este año es del 78,1%. En 2020 la inversión fue de aproximadamente $ 3.000 millones, el 2021 nos espera con $ 1.000 millones.

Desde que Mauricio Macri asumió como jefe del gobierno porteño, la participación en el total del presupuesto educativo comenzó a caer. En 2010, había caído del 27 al 22%. Con la llegada de Larreta, siguió el declive desde ese 22%, con un promedio de un punto porcentual menos por año. En 2021, el presupuesto en educación representa el 17,18% del total.

Como todo el presupuesto crece año a año, en términos nominales, hay $ 22 mil millones más que en 2020. El aumento nominal es de un 26,9%, pero está por debajo de la inflación que contempla el presupuesto (29%). En términos reales, entonces, la educación tuvo un recorte del 7,6%.

La ministra de educación de la Ciudad, Soledad Acuña, decretó junto a Larreta que las clases se inicien el 17 de febrero, mientras que los docentes deberían presentarse el 8 del mismo mes, del corriente año. Sin certezas de volver a la presencialidad debido a la situación epidemiológica, sabemos que, en 2021 la infraestructura educativa y los dispositivos tecnológicos serán fundamentales para dar continuidad al vínculo pedagógico entre docentes y estudiantes.

Te puede interesar: Sindicatos docentes y el Gobierno porteño se reunirán por el regreso a clases presenciales

Del colectivo de “Vacante para todos” declararon que “Sabiendo que es probable que tengamos al menos un primer cuatrimestre con clases a distancia, lejos de proveer más dispositivos, garantizar conexión, contratar más personal para poder brindar clases presenciales combinadas con virtuales, proveer de personal y artículos de limpieza, el Gobierno de la Ciudad con Larreta a la cabeza decidió recortar un 70% la inversión en infraestructura educativa”.

Este ajuste es avalado por la ministra Soledad Acuña quien además mostró públicamente su desprecio por la comunidad educativa refiriéndose a la docencia como "vagos, zurdos y pobres" de forma despectiva. El GCBA insiste en volver a clases presenciales en medio de un rebrote y con protocolos que fracasaron y, por otro lado, en todo este tiempo no invirtió un solo peso para infraestructura.

Te puede interesar: Docentes “pobres, fracasados y zurdos” le contestan a Soledad Acuña

No es nueva la aplicación de políticas de vaciamiento que ponen en evidencia la prioridad de la educación privada por sobre la pública, recortan el presupuesto año a año, cierran salas, grados, cursos y escuelas enteras dejando a miles de niñas y niños fuera del sistema educativo.

A toda esta problemática, se le agregan los tarifazos que decretó el Gobierno de la Ciudad en el transporte público, impuesto a las tarjetas de crédito, verificación vehicular (VTV), multas por infracciones de tránsito, el aumento del impuesto inmobiliario (ABL), etc.

Te puede interesar: Feliz tarifazo: Larreta anunció aumentos para el 2021

La crisis económica y social por la que se atraviesa, nuevamente recae sobre las espaldas de las grandes mayorías que nada tienen, afrontando como pueden la gran crisis sanitaria mundial.







Temas relacionados

Conectividad   /    Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Escuela pública   /    Recortes presupuestales   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO