Sociedad

REUNIÓN ENTRE GCBA Y SINDICATOS DOCENTES

Larreta insistió con burbujas de 30 estudiantes

A dos semanas del inicio de clases, el gobierno de la Ciudad se mostró intransigente ante las exigencias de los colectivos de familias, docentes y sindicatos. Con unos pocos aportes propuestos la semana pasada por las organizaciones sindicales, no presentó ninguna solución sobre los puntos más importantes del protocolo. Tampoco tomaron en consideración la recomendación de expertos ni de la experiencia mundial. El 10 de febrero la ministra Acuña deberá comparecer ante la justicia por un fallo judicial del juez Gallardo.

Marilina Arias

Docente CABA Miembro del Consejo Directivo de Ademys

Martes 2 de febrero | 21:23

Es la tercera reunión del gobierno de la Ciudad con los sindicatos docentes. En esta ocasión hicieron una nueva presentación del repudiado protocolo presentado en la reunión anterior, solo con las incorporaciones que ellos consideraron pertinentes.

En el nuevo borrador, no incorporaron las sugerencias realizadas por los sindicatos, docentes y colectivos de familias y que van al nudo de la cuestión. Mantuvieron que la burbuja es el grupo completo del grado o curso, donde en algunos casos por hacinamiento son más de 30 estudiantes en aulas súper pobladas. Mantuvieron que el docente participe de burbujas varias, sin cortar con un elemento primordial a la hora de evitar el contagio por la circulación y el contacto con más de una burbuja.
No tuvieron ninguna propuesta para el transporte y, desde ya, tampoco se habló de salario. Ante la propuesta de aumento de personal docente y no docente, hubo silencio por parte del gobierno.

Te puede interesar: Clases presenciales en debate: un juez citó a Soledad Acuña para que explique su plan

Es una clara extorsión del gobierno de la Ciudad, amparado por la política del Gobierno Nacional de Alberto Fernández que en su último decreto manteniendo la DISPO introdujo la necesidad de la vuelta a clases presencial. Esto junto con su ministro Nicolás Trotta, quien sigue recorriendo el país impulsando la vuelta a clases sin protocolos claros ni recursos. Nadie quiere invertir en educación.

Esta vuelta a clases ya genera conflictos provinciales importantes, como es el caso de la provincia de Jujuy donde el gobernador Gerardo Morales amenazó con descontar el día a los docentes que no se presenten a trabajar pero aún no hay propuesta salarial. Lo mismo ocurre en la provincia de Mendoza, donde el sindicato recuperado SUTE está llamando a asambleas departamentales para rechazar la política del gobierno. Misma discusión transcurre en la Provincia de Buenos Aires de Axel Kicillof, donde sin recursos pretende abrir las escuelas. La CTERA no rompe su pasividad, las provincias quedan aisladas y mira para otro lado.

Estos gobiernos desconocen lo que ocurre en el mundo, donde, por ejemplo, en Alemania, la primera ministra Ángela Merkel tuvo que salir a anunciar que no abrirán las escuelas para evitar el contagio masivo.

Te puede interesar: ¿Qué ocurre con la vuelta a clases en Alemania?

Las y los docentes volverán a las escuelas el día lunes 8 de febrero. Toda esa semana, hay que realizar asambleas abiertas en cada una y en todas las escuelas de la Ciudad junto a auxiliares, trabajadoras de la cocina y todas las familias y estudiantes, para discutir cuál es el protocolo y las condiciones de higiene y seguridad para una vuelta segura. Un protocolo y un pliego construido de abajo hacia arriba, y que nadie decida por nosotros. Estas asambleas tienen que redactar sus mandatos de base y votar representantes –docentes, de familias, auxiliares y estudiantes- para construir una gran asamblea de toda la capital convocada por todos los sindicatos que están rechazando la extorsión del gobierno como UTE y Ademys.

◼ Informe de la reunión con el gobierno 2/2/2021

⚠️ En la reunión mantenida en el día de hoy con el Ministerio de...

Publicado por Ademys en Martes, 2 de febrero de 2021

Una propuesta que hacemos desde la Corriente 9 de Abril lista Marrón, los y las docentes del PTS en el Frente de Izquierda, es que haya una burbuja con no más de 10 estudiantes, con un docente. Por nuestra salud, para evitar el contagio masivo y el traslado de docentes a más de una burbuja, un trabajo con todas las medidas de higiene y seguridad. Por la enseñanza, para personalizar el trabajo con los chicos y chicas y el trabajo en pareja pedagógica para una mejor enseñanza y aprendizaje, y con todas las medidas de infraestructura. Por las condiciones de trabajo, para evitar la sobrecarga laboral, el doble o triple cargo, bajar las enfermedades laborales como el síndrome de burnout y jerarquizar el trabajo docente. Por el trabajo, para tener más empleo, más docentes y más trabajadoras de la cocina y auxiliares, jerarquizando a las familias de la escuela con una bolsa de trabajo para aquellas que estén desempleadas.

Te puede interesar: Cinco medidas de emergencia para una vuelta a clases segura







Temas relacionados

Educación   /    Pandemia   /    Nicolás Trotta   /    María Soledad Acuña   /    Alberto Fernández   /    SUTE   /    UTE   /    Ademys   /    Ctera   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Docentes   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO