×
×
Red Internacional

Ya hubo despidos en más de cinco dependencias estatales de la Ciudad y se estima en más de 40 el total de fuentes de trabajo que se han perdido. Esta vez, se profundiza el vaciamiento de políticas de género en la Ciudad.

Andrea JiraTrabajadora del programa Juegotecas Barriales-CABA

Martes 29 de diciembre de 2020 | 16:21

En una semana clave en cuanto a la pelea por el derecho al aborto, con el movimiento de mujeres en las calles, el Gobierno de la Ciudad realiza despidos en la Dirección General de la Mujer. Las despedidas son trabajadoras sin derechos laborales como obra social y ART, sin percibir bonos ni aguinaldo, salarios congelados y que en el próximo enero deberán pagar un aumento del 12% para el régimen monotributista. Con modos de contratación completamente fraudulentos, a través de la Universidad de Buenos Aires en régimen de monotribustistas, las trabajadoras de estos sectores se enfrentan día a día a la profundización de la precarización laboral.

Sumado a eso, las jornadas laborales se deben abordar en condiciones edilicias de pauperización, sin insumos suficientes de higiene y seguridad, agravando las condiciones laborales y perjudicando la intervención ante las complejas situaciones de violencia de género de las cuales se encargan los equipos de trabajo.

Te puede interesar: Larreta despide a trabajadores del Instituto de la Vivienda que fueron parte del Detectar

Hoy se votará en senadores el proyecto por el derecho al aborto y la marea verde promete volver a copar las calles, no es casual que el Gobierno de la Ciudad de Larreta y sus aliados celestes afilen sus tijeras y se despida a trabajadoras de la Dirección General de la Mujer, en una clara política que orienta sus miras en contra de una población que precisa justamente lo contrario.

Es otra expresión que toma el ajuste a las políticas públicas y profundización de una crisis que golpea a los trabajadores y desmantela programas de intervención directa con la poblaciones más vulnerables. Larreta consiguió con los votos del oficialismo, aliados y Consenso Federal, la aprobación de un presupuesto de ajuste en los sectores estatales claves como salud, educación y vivienda.

Te puede interesar: Larreta sigue despidiendo trabajadores: ahora desmantela un programa de asistencia a familias

En medio de esta crisis sanitaria, económica y social, como contrapartida continuaron los negocios inmobiliarios y empresariales que se impulsaron durante todo el 2020. Mientras se destinan millones de dólares a pagar una deuda ilegítima, se aumenta el presupuesto a las fuerzas policiales y se alienta la especulación de los mismos de siempre, bancos y empresarios, para los sectores más vulnerables hay despidos y cierres de programa de atención específica en áreas claves ante la pandemia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias