×
×
Red Internacional

Es uno de los barrios más populosos de la Ciudad de Buenos Aires y todavía no fueron vacunados miles de niños y niñas, como reclaman las familias. Una vez más, el desprecio a la clase trabajadora y los sectores populares por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Nancy MéndezLic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Viernes 7 de enero | 12:56

En medio de la tercera ola que avanza a ritmo acelerado en el país por la cual se han tenido que ampliar las salas pediátricas en el Hospital Garrahan y otros hospitales por la cantidad de contagios en niños, niñas y adolescentes, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió cerrar hasta nuevo aviso el vacunatorio móvil para niños y adolescentes instalado en varias esquinas de la Villa 21-24, en los barrios de Barracas y Nueva Pompeya.

La villa 21-24 es la más extensa de la Ciudad de Buenos Aires. Según los últimos datos oficiales, la habitan 45.000 personas, aunque estimaciones extraoficiales hablan de 60.000. Como es sabido, en esa zona las familias viven en una situación de vulnerabilidad social y económica, la cual aumenta en cada intervención del gobierno porteño. Durante el mes de agosto del 2021 fuimos testigos de la brutal represión que sufrieron las familias del barrio por defender lo único que tenían, algo tan elemental como un pedazo de tierra para vivir.

Foto: Maxi Failla

Te puede interesar: Grave: duplican la policía y refuerzan el cerco a las familias que ocupan tierras en la 21-24

Vimos también cómo durante la pandemia el corte de servicios necesarios como el agua y la luz, fue una constante, convirtiendo a las familias en un gueto, mientras la especulación inmobiliaria y los negocios marcan la agenda del Gobierno Porteño.

Javiera Sarráz, referente social en el Barrio Zavaleta en diálogo con los medios manifestó: “Estas postas el gobierno porteño las cerró y no sabemos cuándo las van a volver a abrir. En nuestra villa vive una de las poblaciones con mayor cantidad de jóvenes: hay miles de niños y niñas que aún no recibieron su primera dosis”.

El cierre llegó en la misma jornada que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciaba con bombos y platillos el avance de la vacunación de la tercera dosis: “Más de 600 mil vecinos ya tienen su dosis de refuerzo”, replicando ese dato de manera hipócrita en sus redes.

Los trabajadores de la salud que llevan adelante el programa de vacunación para niños, niñas y adolescentes dentro de la Villa 21 24 reconocieron que es imposible determinar la cantidad de chicos que aún quedan sin vacunar en la zona, debido a que el último censo es de 2010 y la población dentro de la villa creció mucho en los últimos años.

Ante el crecimiento de casos de covid-19 los más pobres son los más expuestos nuevamente, y que se encuentran vulnerados en derechos tan básicos como el acceso al agua potable, luz, vivienda y ahora también la posibilidad de acceder a una vacuna. Las infancias y adolescencias necesitan urgente que se abran los vacunatorios en su barrio, como así también la importancia de contar con datos certeros sobre cuántos son los chicos que aún no fueron vacunados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias