×
×
Red Internacional

Tercera Ola.Largas filas para testearse y vacunarse en Mar del Plata: “El colapso y maltrato que sufrimos es responsabilidad del recorte en salud”

Ante la llegada al país de la variante omicrón, no paran de subir los casos confirmados de Covid. Largas filas para testearse y vacunarse, y maltrato a los trabajadores de la salud, son la postal diaria de la ciudad de Mar del Plata que duplicó su población en esta temporada.

Jueves 6 de enero | 11:42

Con 1128 casos positivos de covid, un nuevo record se registró ayer en la ciudad de Mar del Plata. Los casos positivos están duplicando los números más altos registrados desde el inicio de la pandemia.

Con la llegada 870 mil turistas a la ciudad y la mayor contagiosidad de la variante Omicrón, aumentó la demanda para vacunarse, no solo para completar el esquema de vacunación con la segunda dosis, sino también para aplicarse el refuerzo (tercera dosis). A pesar de esta realidad, el gobierno decidió cerrar vacunatorios dejando sin trabajo a miles de trabajadores de la salud, que vienen siendo explotados desde el principio de la campaña de vacunación. Además, aumenta el aglomeramiento de personas en las insuficientes instalaciones que quedaron con sus puertas abiertas, llevando no sólo a una mayor exposición y posibilidades de contagio, sino también, a la violencia física y psicológica que vienen sufriendo los trabajadores de la salud. Son quienes estuvieron y están en la primera línea contra el Covid con fuertes impactos en sus cuerpos producto de la sobrecarga laboral, mientras el gobierno sólo avanzó en ajuste en el sector.

La misma realidad se ve en los centros de testeo. Con la nueva ola y las crecientes cifras de personas positivas, las largas filas para testearse comienzan en la madrugada. Bajo la lluvia o al rayo del sol, muchas personas sufriendo los síntomas del covid-19 aguardan sin siquiera un vaso de agua poder ser testeados.
Esta situación era previsible. Las personas precisan saber si están contagiadas y no exponer a nuevos contagios a sus familias y allegados. Además, a pesar de la recomendación de aislamiento para positivos y contactos estrechos, las patronales no respetan tal recomendación obligando a los trabajadores a presentarse con síntomas. Ir a una guardia y evitar los centros de testeo también resulta una travesía por estos días. Las personas recorren las guardias y comentan que en todas es la misma realidad. Atienden a una cierta cantidad de personas con número y cortan la fila.

Las médicas Laura Cano y Pamela Galina señalan en esta nota, que son necesarias una serie de medidas frente al aumento exponencial de casos. “La respuesta que debería instrumentarse en lo inmediato es la ampliación de los dispositivos de testeo, con más puestos sanitarios en todos los barrios, con todo el equipamiento adecuado. Junto al nombramiento de más personal y que sea contratado en blanco y con todos los derechos laborales, contrario a la precarización que primó durante toda la emergencia sanitaria, para que éste nuevo aumento de la demanda en salud, no recaiga nuevamente sobre un personal que está agotado, mal pago y sigue siendo escaso.”

Esta realidad es la que se vive en todas las ciudades del país.

Mientras tanto el gobierno nacional y provincial como municipal, siguen recortando en salud, en el marco de la tercera ola de la pandemia, provocando una vez más que sean las y los trabajadores de la salud quienes sufran las consecuencias del ajuste en curso, cargando sobre sus cuerpos el vaciamiento del sistema público de salud.

Las prioridades de este gobierno son claras: honrar la estafa de la deuda tomada bajo el gobierno de Macri en lugar de invertir plata y fortalecer el sistema de salud con más personal, más recursos para testear y atender las necesidades de la población.


Temas

Sociedad



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias