Sociedad

JUBILADOS

Lanus: La policía detuvo y maltrato a un jubilado y una menor de edad

En la comisaría 2da de Lanús, efectivos policiales obligaron a desvestirse a un jubilados y a una joven para tomarles fotos, luego de insultarlos y humillarlos, les labraron actas sin informarles el motivo, retirándoles sus DNI. Al día de la fecha no pudieron cobrar su jubilación ya que siguen sin su documento de identidad.

Lunes 6 de abril | 18:55

El viernes pasado expusieron a los abuelos al frío y al hacinamiento contraproducente a la cuarentena, además de haber sufrido los atropellos de la policía Bonaerense de Sergio Berni, les impiden cobrar sus magros haberes.

El pasado fin de semana, llegó la denuncia a la redacción de este diario, que expresa la brutalidad que sufrieron hace más de quince días, y la impunidad policial con la que se maneja la policía bonaerense en la provincia de Buenos Aires gobernada por Axel Kicillof. Reproducimos a continuación el texto que nos envía una amiga de Silvano, jubilado de 83 años.

“Buenas tardes. Nos comunicamos con ustedes para hacerles llegar una situación muy triste que está atravesando un jubilado y su familia que nos tiene con mucha angustia y preocupación. Hoy un señor de 83 años no está pudiendo cobrar su jubilación a raíz de una situación de abuso y violencia policial en la cual las fuerzas de seguridad del municipio de Lanús le secuestraron su DNI.

Los hechos comenzaron a suscitarse el 25 de Marzo cuando Silvano, que es una persona de 83 años y por cuestiones ya sabidas de cuidados de personas mayores ante la pandemia, no podía salir de su casa, fue citado por la policía a la comisaría 2da de Lanús a retirar a su hija menor de edad, que había sido detenida saliendo del cajero del Banco Provincia ubicado en la Estación Lanús, al cual había ido a retirar dinero con la tarjeta de su ayuda escolar, único dinero que tenían disponible para esa fecha siendo fin de mes. Su hija y su acompañante detenido junto a ella, no estaban cometiendo ningún delito ni contravención.

En la comisaría sufrieron maltrato, les obligaron a desvestirse, les sacaron fotos, les tomaron sus huellas, y les labraron un acta penal sin ninguna carátula de por qué se les está imputando. Cuando el jubilado de 83 años llegó a buscarla, exponiéndose a romper la cuarentena por orden policial y corriendo el peligro de contagiarse, tuvieron el mismo proceder con él, secuestrándoles el DNI a los dos varones, que hasta el día de la fecha siguen en poder de la policía.

Ante estos hechos, inconstitucionales e ilegales, comenzamos a preguntar en las defensorías de turno cuál debería ser el proceder para que les devolvieran sus documentos personales, a lo que la única respuesta fue que elaboráramos un mail y lo enviáramos a la defensoría. Lo hicimos, lo enviamos, y aún hoy seguimos sin respuesta.

Venimos llamando hace una semana a la línea 134 para denunciar la violencia institucional y nunca pudimos comunicarnos.

Silvano, jubilado de 83 años, en una situación de extrema vulnerabilidad, fue ayer al Banco Provincia a cobrar su jubilación mínima ante la necesidad de comer y poder alimentar a su familia, hizo la cola exponiéndose a todos los peligros de esta pandemia, y al llegar a la caja, presentó el papel que le dieron las fuerzas de seguridad al liberarlo de la detención y una fotocopia de su DNI, a lo cual le respondieron que no podía retirar su dinero porque solamente podía hacerlo con el DNI original. Con el corazón destruido, se retiró del establecimiento y volvió a su casa, sin poder tener una respuesta para calmar el hambre de su familia.

El señor cobra la jubilación mínima, y a su vez, 3 AUH de sus hijas e hijos, que están a su nombre, sumado a la solicitud que realizaron con su familia del bono familiar IFE de $10000 que el resto de su familia no podía cobrar, para lo cual no pudo cobrar ninguno de esos beneficios. Hoy, sábado 4 de abril, Silvano volvió a presentarse en la comisaría para solicitar la devolución de su DNI, a lo que sólo se burlaron de él y le dijeron que si había alguna respuesta, le llegaría a su casa. Hoy, siendo único sostén económico de la familia, no tiene consuelo por no poder llevar el plato de comida a su casa, encontrándose en una situación desesperante, y habiéndose expuesto además a contraer el COVID-19 en todas estas situaciones, tan letal para personas de su edad.

Necesitamos tener urgentemente una solución a ésta problemática porque ya agotamos todas las instancias y recursos estatales, de las cuales de ninguna obtuvimos respuesta. Por eso acudimos a ustedes como medio de comunicación para poder hacer pública esta situación, porque también sabemos que es un accionar constante que están utilizando las fuerzas de seguridad ante las detenciones arbitrarias en el marco de la cuarentena, lo cual es aberrante. El ataque a los y las más vulnerables es latente y necesitamos visibilizarlo para que no se siga propagando.”

Es menester no justificar, desde los sectores populares, la campaña a favor del endurecimiento estatal. Esta policía no es una "nueva policía" tiene continuidad de miembros que fueron parte de la dictadura. Frente a la pandemia que se está desarrollando, con una crisis en curso económica, sanitaria y social lo que se necesita es mayor presupuesto de salud y asistencia social, no represión.

Te podés comunicar:







Temas relacionados

Brutalidad policial   /    Jubiladas y jubilados   /    Policía Bonaerense   /    Lanús   /    Sergio Berni   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO