×
×
Red Internacional

A Octavio Migueles lo mandaron a pintar dentro de un tanque sin protección y murió intoxicado. Uno de sus compañeros que acudió a rescatarlo está en coma. Su familia denuncia negligencia por parte de la empresa Polostex/Somartex y pide justicia

Domingo 13 de junio | 00:11

Sucedió el pasado miércoles 2 de junio cuando Octavio, un joven de apenas 20 años de edad, murió intoxicado mientras se encontraba trabajando con pintura a gas “en un lugar chiquito y sin la protección necesaria”.

Su familia señala como responsable a la empresa textil Polostex/Somartex, ubicada en la localidad de Laferrere, partido de La Matanza, donde Octavio había empezado a trabajar en negro hacia solo tres meses.

“Estaba a punto de pasar a trabajar en blanco y lo mandaron a pintar con pintura a gas y sin protección lo que le causó la muerte por intoxicación y ahora los jefes se quieren lavar las manos. ¡Esta gente basura tiene que pagar! mi hermano lo único que quería era un buen trabajo, él no se merecía esto”

En las redes sociales su hermana Nahiara pide justicia, “para que no le pase a más chicos, que salen a conseguir un trabajo y se encuentran con esta basura de gente”. Recibiendo muchos comentarios de solidaridad e indignación.

“Queremos que clausuren esa fábrica, mi hermano tenía un riñón menos y ellos lo sabían, él lo puso en su curriculum, e igual lo mandaban a hacer estas cosas, le decían que se tenía que hacer hombre”, cuenta con bronca Nahiara al medio No Ficción.

Lamentablemente el de Octavio está lejos de ser un caso aislado. Durante la pandemia salió a la luz la situación de los miles de trabajadores de reparto por aplicaciones, en su mayoría jóvenes, quienes son contratados de manera precaria y mueren en accidentes de tránsito sin que sus empleadores se hagan cargo.

Algunos de estos casos se vuelven emblemáticos en la lucha contra la precarización laboral. Como el de Matías Dimuro, joven trabajador tercerizado de la empresa Claro que murió el 23 de octubre del 2020 al caer de un poste después de recibir una descarga eléctrica. No contaba con elementos de seguridad personal, ni un casco que lo protegiera.

Te puede interesar: Más de mil muertos por "accidentes" y 209 mil contagiados en sus lugares de trabajo en 2020

El problema de los asesinatos laborales está directamente ligado al flagelo de la precarización laboral, que recae en primer lugar sobre los más jóvenes. En Argentina el 70% de los jóvenes que trabajan lo hacen en condiciones de elevada precarización. La consigna “la precarización mata” es levantada por la juventud que sale a luchar por un futuro y una vida digna.

Los trabajadores eléctricos tercerizados de Edesur que vienen hace ya varios meses luchando por el pase a planta permanente y contra la precarización laboral, son un punto de apoyo para los que quieran terminar con esta situación, ya que si ellos triunfan todos los demás van a estar en mejores condiciones para dar una pelea que, como se ve, también es en defensa de la vida.

Te puede interesar: Resumen semanal de la Red de Noticias trabajadoras desde abajo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias