×
×
Red Internacional

El Ministerio de Trabajo y el “eterno” Armando Oriente Cavalieri promocionaron el acuerdo paritario. Sin embargo, la mayoría de sus 1,2 millones de trabajadores y trabajadoras apenas superan el índice de pobreza anunciado ayer. Las superganancias empresarias y la disputa por el gremio.

Viernes 22 de abril | 11:01

“Comercio, fuerte aumento”. “Comercio firmó 59,5% e impulsa el piso de las paritarias”. Los medios dieron cuenta, a su manera, del cierre de la paritaria de Comercio. Se ha convertido, en los últimos años, en un caso testigo. Es que son 1,2 millones de afiliados, y muchos más afectados por su convenio.

La paritaria tiene algunos condimentos particulares. Por un lado, se trata de uno de los sectores que viene aumentando sus ganancias justamente porque se trata de los famosos “formadores de precios”, como las cadenas de supermercados. Por otro, la Lista Azul de Armando Cavalieri este año pone en juego nuevamente la conducción del gremio contra la conducida por su ex socio Ramón Muerza, ligado a Alfredo Coto y Pablo Moyano. La elección anterior ganó por pocos votos y con denuncias de fraude.

El otro dato a tener en cuenta es la tensión de la primera ronda de paritarias. Es cierto que después de varios acuerdos cercanos al 45%, entre ellos el de UOM, el aumento mercantil marca un cambio. 59,5% en siete tramos. Para entenderlo hay que tener en cuenta algunas cuestiones, y marcar la verdad de esta paritaria.

1) Un golpe inflacionario difícil de soportar

En los últimos días se conocieron nuevas cifras de inflación que echaron por tierra todos los pronósticos oficiales. El primer trimestre cerró con 16,1%, mucho más en alimentos. Seguirá subiendo. Eso implica que la mitad de los trabajadores y trabajadoras ocupadas son pobres, como analizamos acá. Si el Gobierno quiere contener el malestar social, donde la inflación es el principal problema, tiene que evitar que las paritarias marquen desde su firma misma que es “otro año perdido”. Por eso viene firmando paritarias a la baja pero dejando abiertas cláusulas de revisión o vendiendo ilusiones como en Comercio. ¿Por qué?

Porque en realidad los mercantiles vienen de perder su salario real en los últimos años y el acuerdo está lejos de implicar una recuperación. El cronograma de aumentos arranca con cuotas insignificantes de 6% hasta agosto, cuando la inflación mensual viene superando ese número. Además se trata de sumas no remunerativas que no impactan sobre el aguinaldo y otros adicionales.

Te puede interesar: Panorama económico. Marzo: batalla perdida contra la inflación

2) "139 mil pesos": un dibujo

Desde los medios se anunció, tal como comunicaron el Ministerio de Trabajo y el SEC, que “el sueldo mínimo pasará a 139 mil pesos”. Primero, eso será recién en marzo de 2023. Una eternidad para el bolsillo popular. Pero además hay que aclarar algunas cosas muy importantes. Por un lado, que se trata del “salario bruto”, luego vienen todos los aportes y descuentos, que promedian el 17%. El salario de bolsillo baja considerablemente. Pero además, la escala está planteada la jornada laboral del convenio 301/75 que es de hasta 48 horas. En la mayoría de los casos el sueldo es proporcional a las horas que te da la empresa, que en Comercio además tienen mucha flexibilidad.

Para tomar un ejemplo sencillo. En Supermercados Coto el salario depende de las horas asignadas, que se dividen en cuatro niveles. Quienes hacen 24 horas semanales cobran la mitad del salario de convenio, quienes hacen 32 horas suben un poco más, quienes hacen 48 horas semanales cobran lo que figura en la escala y quienes quieren superar la línea de pobreza ya deben hacer horas extras.
Entonces: la realidad es que el mínimo de Comercio en marzo de 2023 estará apenas encima de 100 mil pesos de bolsillo.

Te puede interesar: Lejos de los $90 mil. Las mentiras de Cavalieri y la realidad del salario de las y los trabajadores de Comercio

3) Golpe a golpe con la línea de pobreza

Según el Indec, en marzo de 2022 un grupo familiar de 4 personas necesitó percibir 89.700 pesos para poder cubrir alimentación y servicios básicos y no caer debajo de la línea de la pobreza. Si tomamos en cuenta los datos de la Junta Interna del Indec, para cubrir la canasta de consumos mínimos, que incluyen otras necesidades de una familia, en marzo se necesitaron arriba de 145 mil pesos.

Si tomamos la escala salarial de Comercio vemos que muchas de las categorías están, aunque hagan jornada completa, cobran de bolsillo menos que esa cifra. Porque además las escalas, entre las categorías más bajas y altas, están achatadas. Así, con las cuotas que firmó Cavalieri, la mayoría no podrán superar la línea de pobreza. ¿Se imaginan dentro de un año?

Fuente: Ignacio online
Fuente: Ignacio online

4) Los pibes y las mujeres, peor

Comercio es uno de los convenios utilizados por muchos sectores para rebajar las condiciones salariales o laborales. Empresas telefónicas, eléctricas e incluso industrias. Hay un sector particular donde hay decenas de miles de jóvenes, sobre todo mujeres, para quienes los “139 mil pesos” son un sueño.

Como cobran una suma proporcional a la establecida para la jornada de 48 horas, en la mayoría de los casos sus sueldos apenas superan el salario mínimo vital y móvil. Los relatos de decenas de jóvenes, la mayoría mujeres, que hemos sacado en La Izquierda Diario muestran cómo en realidad su “escala salarial” corre junto al SMVM.

***

En síntesis, más allá de que la paritaria de Moroni, Cavalieri y Coto muestra un intento de contener el malestar en los lugares de trabajo, se trata de una propuesta insuficiente y engañosa que sigue golpeando los bolsillos de quienes hacen funcionar las grandes cadenas, los shoppings y cientos de miles de locales en todo el país.
Se necesita un aumento de emergencia para recuperar el salario, para que cubra la canasta familiar, actualizado mes a mes por la inflación. El resto es verso.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias