×
×
Red Internacional

La toma “Fuerza de Mujeres” cumple dos meses de recuperar terrenos ubicados en la zona la Containera, en la Villa 31. Continúan organizándose en la lucha por tierra para vivir y vivienda digna, exigiendo respuestas efectivas, a los gobiernos, a la problemática habitacional. Para la ocasión, convocaron a una mateada solidaria con vecinos y distintas organizaciones que llevaron su apoyo.

Ayelén PerezArquitecta UBA. Secretaría Obrero-Estudiantil

Gastón DelgadoConsejero Estudiantil - Trabajo Social UBA

Martes 31 de agosto | 17:06

Los vecinos y vecinas de la toma “Fuerza de mujeres” cumplen dos meses de recuperar terrenos baldíos en la zona de la Containera, en la villa 31. Para la ocasión, convocaron a una mateada solidaria donde las vecinas y organizaciones hicieron uso de la palabra para compartir su situación y la lucha que vienen dando, saludar la solidaridad recibida por parte de diferentes espacios políticos y denunciar que mientras continúan pasando los días en condiciones precarias, no ha habido aún respuestas por parte del gobierno de la ciudad al problema habitacional.

De la actividad llevaron la solidaridad vecinos y algunas organizaciones como Barrios de pie, el PTS, PO y Polo Obrero, La dignidad, CTD Aníbal Veron y la CCC, así como trabajadores de LATAM y estudiantes que forman parte de la Comisión de Solidaridad del Corredor Norte.

Por su parte Nicole Salvatierra, de la Asamblea Permanente de Guernica y precandidata a legisladora porteña por el PTS - Frente de Izquierda Unidad, fue a solidarizarse y compartir su experiencia ya que a un año del brutal desalojo en Guernica, los vecinos siguen organizados en asamblea permanente para pelear por techo y trabajo. En ese sentido, Nicole expresó: "A la hora de tomar decisiones, tanto el gobierno de la Ciudad como el de Provincia defienden los intereses de los que más tienen, el problema habitacional no es en la 31 solamente es en todos lados."

También mencionó que “está planteado como coordinar esas luchas, como nos empezamos a juntar y salimos a pelear. No esperemos tranquilos a que el gobierno dé una respuesta, eso no va a pasar porque preparan un ataque peor para después de las elecciones".

En este marco, a minutos de la Villa 31, 200 familias de la villa 21 24 están resistiendo en terrenos ferroviarios sin uso, el desalojo ordenado por la justicia. Ya van en su séptimo día de toma y la respuesta de los gobiernos tanto Nacional como de la Ciudad a sus necesidades es rodearlos con la policía para que nadie entre ni salga del predio.

Te puede interesar: La Policía impide a docentes dar clases a los chicos de la ocupación en la Villa 21 24

Se llegó a estos dos meses, ante órdenes de desalojo y todo tipo de aprietes, con las familias y las mujeres a la cabeza lograron hacer pública la denuncia, buscando la solidaridad de organizaciones. También golpeando la puerta de los ministerios, convocando a los medios se convirtieron en voceras de la lucha, denunciando hasta hoy las condiciones de vida en la que todavía se encuentran, soportando el frío y la lluvia debajo de sus casillas precarias. Si se llegó hasta acá es porque salieron a buscar a distintos sectores solidarios, así como también participaron de acciones convocadas por otras luchas, ese es el camino a seguir.

Te puede interesar: Amenaza de desalojo en toma de tierras de la Villa 31, vecinos llaman a la solidaridad

No se puede confiar en los gobiernos que mientras hacen promesas de campaña, dejan pasar necesidades a la gente en los barrios u ordenan desalojos a familias que quedarán en la calle. De un lado Larreta sigue avanzando con la especulación inmobiliaria para hacer torres de lujo para los más ricos, desde el bloque del Frente de Todos también les votaron las leyes para favorecer a las grandes constructoras en la legislatura. Mientras, del otro lado, hay miles de familias hacinadas y luchando por un techo o peleando por sus puestos de trabajo como los trabajadores del Puerto de Buenos Aires que vienen de hacer bloqueos contra la tercerización, o los aeronáuticos de LATAM y GPS, los cuales muchos de ellos son vecinos de los barrios populares.

Si todos ellos, que están a minutos de cercanía, se organizan y coordinan, se puede lograr una fuerza enorme que puede torcer la balanza a su favor, que pelee en unidad por vivienda digna, en perspectiva por un plan de obras públicas para hacer miles de viviendas y terminar con la desocupación, por conquistar las 6hs de trabajo. Los sindicatos aliados al gobierno, tienen que dejar su pasividad para defender y coordinar con los desocupados y ocupados que pelean por vivienda y trabajo con derechos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias