Internacional

CRISIS – PETROBRAS

La privatización de Petrobras comenzará por sus navíos

Según fue anunciado por el diario O Globo, la subsidiaria de logística de Petrobras, TRANSPETRO, pretende vender 23 de sus 53 navíos. Esta noticia filtrada por la prensa no fue confirmada ni desmentida por Petrobras ni por la subsidiaria y es el primer paso concreto del agresivo plan de “desinversión” de Petrobrás.

Leandro Lanfredi

Trabajador petrolero | Rio de Janeiro

Viernes 13 de marzo de 2015 | Edición del día

Como planteamos en otro artículo, este plan de “desinversión” es en verdad una privatización. Petrobras había anunciado una privatización de activos (unidades, navíos, etc.) para recaudar un monto de US$ 13,7 mil millones. Este valor sería alcanzado con una contribución del 30% del área de producción de petróleo y el gas, 30% de abastecimiento (refinerías y logística) y un 40% de gas y energía (termoeléctricas, fábricas del fertilizantes y gasoductos).

El primer plan que sale a la luz es el de Transpetro, subsidiaria de Abastecimiento, vendiendo casi la mitad de sus navíos por US$ 270 millones. Este valor no llega ni de cerca a los 14 mil millones esperados. Y deja en claro la profundidad de las privatizaciones que deberán realizarse. Los sectores de abastecimiento y de gas y energía donde las instalaciones valen menos que en las de exploración y producción (por no estar asociadas a los pozos de petróleo y gas), sufrirán recortes importantes para alcanzar estos valores.

Como si fuera poco, la venta de los navíos implica grandes perjuicios a la empresa estatal. Los navíos que se vendan deberán ser alquilados al día siguiente para mantener el funcionamiento de la empresa. Un negocio redondo para los compradores y pésimo para la estatal.

Modelo “Infraero” de privatización

Esta privatización en lugar de ser una privatización abierta por la vía de alterar el control accionario de la empresa es una privatización en cuotas, por unidades sin afectar el control. Vaciamiento de la empresa paso a paso. Se trata de la misma estrategia que Dilma adoptó para la Infraero (Empresa Brasilera de Infraestructura Aeroportuaria), que se mantiene como una empresa estatal.

Sin embargo sus unidades más lucrativas y estratégicas fueron privatizadas y la estatal de aeropuertos quedó como socia minoritaria de empresas extranjeras y contratistas que remataron los aeropuertos de Guarulhos (SP), Galeão (RJ), Confins (MG), Brasília y Viracopos (SP).

El mismo día que se filtraba el plan de venta de la mitad de los navíos de Petrobras, también se anunciaba que otros aeropuertos lucrativos serán privatizados: Salvador, Porto Alegre y Florianópolis. Infraero continuará siendo estatal pero todos los aeropuertos de las principales capitales serán privatizados. En otra escala, es un plan similar al de Petrobras. Mantener la empresa intacta en su capital accionario, pero librarse de parte de sus activos.

¿Dónde están los enemigos de Petrobras?

Muchos son los interesados en privatizar Petrobras. Los grandes medios y sectores tucanos (PSDB) siempre sostuvieron esta postura. El PT siempre se opuso discursivamente a la privatización completa de la empresa pero los gobiernos de Lula y Dilma llevaron adelante más licitaciones de pozos y cuencas de petróleo que Fernando Henrique Cardoso (FHC). Los escándalos de corrupción y ahora el agresivo “plan de desinversión” muestran que el PT y el gobierno de Dilma son también enemigos de Petrobras y más aun de la lucha que los trabajadores en Brasil tenemos planteado para que los vastos recursos del petróleo no sean robados por la corrupción, el enriquecimiento de las empresas privadas y estén al servicio del pueblo brasilero. Para esto es necesario luchar por el control obrero de la empresa.

La defensa de Petrobras no puede darse solo luchando contra los tucanos como sostiene la CUT en su acto del próximo 13/3. La defensa de Petrobras debe hacerse luchando contra el gobierno de DIlma. Ninguna de las convocatorias del 13 y 15 está al servicio de una Petrobras que sirva a los intereses del pueblo brasilero.







Temas relacionados

Dilma Rousseff   /    Petrobras   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO