Mundo Obrero

Estatales

La precarización laboral en la Provincia y los anuncios de Kicillof

El gobernador comunicó una serie de medidas contra la precarización en el estado provincial que están lejos de terminar con ese flagelo. Es necesario organizarse desde abajo por condiciones laborales y salariales.

Lorena Timko

Secretaria general ATE – Desarrollo de la Comunidad|@LorenaTimko

Luana Simioni

Secretaria General de ATE IOMA

Miércoles 8 de julio | 09:07

Foto: Diario Conurbano

El gobernador Axel Kicillof junto al jefe de gabinete, Carlos Bianco, la ministra de trabajo, Mara Ruíz Malec y el ministro de salud, Daniel Gollán anunciaron el pase a planta permanente de 638 trabajadores de planta transitoria, remanente de un acuerdo con los gremios estatales, que la ex gobernadora Vidal incumplió. Además, pasarían a la planta permanente 1909 becarios de salud, que llevan muchos años precarizados en distintos efectores de salud de la Provincia.

Por otro lado, anunciaron el pase a planta temporaria de 3724 trabajadores contratados bajo la Ley de Emergencia Administrativa y Tecnológica, que sancionó el gobierno de Cambiemos, cuando María Eugenia Vidal necesitaba flexibilizar aún más el empleo público y que éste gobierno prorrogó. Y, por último, informaron que se avanzará con 8708 designaciones pendientes de personal de la carrera hospitalaria, entre los que se encuentran 3849 que estaban pendientes, sin acto administrativo, 2894 casos en los que era necesario efectivizar concursos ya hechos y a ello se sumaba el ingreso de 1966 nuevos trabajadores.

Décadas de precarización laboral

Con Vidal, la precarización en el Estado pegó un salto. La Ley de Emergencia Administrativa fue un intento de avanzar en la flexibilización laboral en el sector de la mano de los contratos basura donde miles de trabajadores pasaron a ser monotributistas, sin ningún derecho laboral, ni obra social, ni aportes previsionales, licencias médicas y mucho menos estabilidad. Asimismo, éstas contrataciones precarias, profundizaron el vaciamiento de la seguridad social, tanto de IOMA como del IPS.

Pero la estafa laboral no comenzó con Vidal, como quedó claro en la misma conferencia de prensa, cuando el Ministro Gollán hablaba de becarios que llevaban mucho más que cuatro años de existencia precaria. Se trata de décadas de contratos, becas, interinatos, y todo tipo de figuras precarias contra las que se dieron importantes luchas en muchos sectores de trabajo, muchas veces a pesar de las burocracias sindicales, por la reincorporación de contratados despedidos y el pase a planta de los compañeros.

Un paso lejos de terminar con este flagelo

Los anuncios del Gobernador acerca de la regularización laboral de unos casi 15 mil trabajadores del Estado provincial, es un paso importante, pero está lejos de terminar con la precarización ya que se trata de designaciones, nuevamente temporarias, sujetas a renovaciones anuales, al arbitrio de los funcionarios de turno.

Esta figura, en la que se encuadrará a 3724 trabajadores, hasta hoy contratados, tampoco permite el derecho a algunas conquistas, entre ellas una muy importante que es la bonificación por antigüedad. Si bien desde los años del ex gobernador Solá se invoca un acuerdo paritario según el cual, a los dos años de permanencia en la planta temporaria, se accedía a la planta permanente, esto no se ha respetado y tampoco está planteado en ningún articulado de la Ley 10430, que rige al empleo estatal. Por lo tanto, el fin de la precariedad en el Estado es aún materia pendiente.

Junto con estos límites hay que señalar que cientos de trabajadores quedan excluidos del anuncio oficial, como los compañeros del Incluir Salud (que es un plan nacional administrado por IOMA), los trabajadores del ProMeBA en el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, los contratados que cobran por “módulos docentes” en la DGCyE, los que tienen contrato vía Colegios profesionales, o fundaciones como el Argentinta en Agroindustria, entre muchos otros. Así como los trabajadores y trabajadoras de las empresas tercerizadas que viven el atropello permanente de los empresarios y del propio estado, como vemos con los despedidos de la empresa Distribon en las torres administrativas de La Plata.

El fin de la precarización es una necesidad. Todas las modalidades que se aplican desde hace años son un fraude laboral y por eso los gremios deben ponerse a la cabeza de exigir la inmediata inclusión de todos los precarios, cualquiera sea su modalidad, en éste anuncio de pase a planta.

El número más alto se encuentra en el sector salud, lo que demuestra por sí mismo que el vaciamiento sistemático de la Salud Pública que hicieron todos los gobiernos, tuvo también su correlato en un permanente deterioro de las condiciones laborales de las y los trabajadores sanitarios que son hoy los que están en la primera línea.

Ni una palabra sobre la situación salarial de los estatales

La precarización sigue su curso con la cuestión salarial. Los estatales de la provincia tenemos un salario promedio de $25 mil cuando la línea de la pobreza está en $43.080 según el informe de junio (datos de mayo) del Indec.
Esos $25 mil son producto de un básico de $7 mil, menos de la mitad de la línea de indigencia ($17.876) y cantidad de “conceptos” remunerativos no bonificables, presentismo y sumas fijas en negro. Varios informes económicos muestran que los trabajadores asalariados del Estado son el sector formal que más perdió en lo que va del año, aun sin que haya habido despidos ni suspensiones con rebaja salarial.

Los sindicatos fueron nombrados por el gobernador “agradeciendo” la gran ayuda para la gestión. Y, según anunciaron, se definió la apertura de mesas técnicas para discutir el régimen de licencias con perspectiva de género, la carrera administrativa, las condiciones de trabajo en la casa o teletrabajo. Todos ejes de urgente tratamiento que anunciaron que estarían reuniéndose en ésta semana y la próxima.

¿Los gremios estatales, se sentarán como lo vienen haciendo sin ningún mandato de la base?

ATE en los 107 días de cuarentena llamó a un solo plenario de delegados de La Plata, que además terminó de manera bochornosa, cortando la reunión sin que se pudieran votar las propuestas de los sectores. Y como es sabido por todos UPCN y Salud Pública no tienen por costumbre la consulta a la base, en ninguna circunstancia.

La situación de la Provincia se va tornando cada vez más difícil, todos los indicadores económicos y sociales se han derrumbado. Tenemos que organizarnos para que los estatales no seamos nuevamente el pato de la boda.

Kicillof lleva pagados 300 millones de dólares de deuda a usureros y especuladores, y no asoma en el horizonte un proyecto de impuesto a las grandes fortunas, a los bancos, terratenientes y grandes empresarios, como viene proponiendo el Frente de Izquierda, para que no sean siempre los y las trabajadoras quienes paguen con bajos salarios, inflación, más pobreza esta crisis en curso, que se siente cada vez más en los barrios populares y entre las familias trabajadoras.

Tenemos que organizarnos desde abajo

Reunirnos en cada sector de trabajo y en una gran asamblea estatal para que los sindicatos se pongan a la cabeza de luchar por terminar realmente con la precarización laboral y de la vida de los estatales, por poner en pie comisiones de seguridad e higiene independientes en defensa de nuestra salud y la de nuestras familias ante la pandemia.

Para que éste anuncio no deje ningún trabajador precario por fuera, por el pase a planta permanente de todos los compañeros y por aumento salarial acorde a la canasta familiar. Para que la plata vaya a la salud, educación, programas sociales y un salario de cuarentena de $30 mil para todos los trabajadores que se quedaron sin ingresos por la pandemia y no para la deuda y los especuladores.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO