Sociedad

LOMAS DE ZAMORA

Policía ocupa el Hospital Alende para acallar reclamos

Con el objetivo de evitar que las graves condiciones de la salud pública salgan a la luz, la Municipalidad de Lomas de Zamora desplegó un importante operativo policial en el Hospital Alende, en la localidad de Budge.

Laura Magnaghi

Junta Interna ATE Hospital Alende; dirigente del PTS e integrante de la CD de ATE Sur

Sábado 15 de noviembre de 2014 | Edición del día

El mismo día en que en el Hospital Posadas un paciente y un camillero murieron tras caer al vacío -resultado del abandono y la desidia en la salud pública-, la Municipalidad de Lomas de Zamora decidió llenar de policías las instalaciones del Hospital Alende, ante la presencia de periodistas del programa radial de Jorge Lanata.

En el marco de la profunda decadencia en que se encuentra el sistema de salud pública y ante las graves denuncias que vienen realizando los trabajadores del hospital, encabezados por la Junta Interna de ATE, el municipio busca acallar los reclamos e impedir que se amplifiquen las denuncias.

Con decenas de policías desplegados, supervisados personalmente por el director del hospital, quieren silenciar a los trabajadores de la salud, para que no contemos cuál es la verdadera realidad del establecimiento, lo que generó mucha bronca e indignación.

Los trabajadores del Hospital Alende desde principio de año reclamamos contra los bajos sueldos, la precarización y la inestabilidad laboral, que involucra a más del 60% de la planta. En junio votamos masivamente la Junta Interna de ATE del hospital, que sigue sin ser reconocida, demostrando la ausencia de todo tipo de democracia sindical en las tierras del farandulero Martín Insaurralde.

A días de su casamiento -con mucho glamour menemista-, y ante los rumores de su vuelta a la intendencia de Lomas de Zamora, la militarización del hospital constituye parte de su “operativo retorno”. Se apagan los flashes de las cámaras y vuelve a aparecer su verdadera cara de gobernar contra los trabajadores, persiguiendo a quienes se organizan y amedrentando a quienes denuncian el vaciamiento y la permanente falta de insumos como parte de la grave crisis que atraviesa la salud pública.

El mismo Insaurralde que, luego de idas y venidas, habría decidido su apoyo a Scioli -quien acaba de votar el presupuesto 2015 por el que se va a destinar el 66% de las partidas para seguridad y sólo el 28% a salud y educación- muestra así cuáles son sus prioridades, aumentando el poder de fuego del aparato represivo del Estado a costa de las necesidades del pueblo trabajador.

Recientemente, la Municipalidad de Lomas de Zamora acordó un aumento del 10% para los trabajadores de planta que sólo constituyen el 40% del total. Pero con sueldos que rondan los $3000 y $3500, con el aumento de $300 no se llega a pagar ni la mitad de uno de los vinos que bebieron los invitados de Martín y Jésica en su casamiento. Esto es una verdadera burla hacia los trabajadores que con su esfuerzo mantienen en pie la deteriorada salud pública. Mientras se gastaron millones en su casamiento selecto en un club de polo del partido de Ezeiza, quieren arreglar a los trabajadores con migajas.

La Junta Interna, que viene de ponerse a la cabeza de la campaña de solidaridad con los castigados vecinos inundados de Budge, ayer se movilizó junto a otras organizaciones sociales y territoriales exigiendo la realización de las obras hídricas en el distrito.

Si con la policía buscan acallar y evitar que siga la lucha de los trabajadores, no lo van a conseguir. Por el contrario, esto fortalece para encarar las luchas por nuestros derechos en la pelea por mejorar definitivamente las condiciones de la salud pública.







Temas relacionados

Hospital Alende   /    Lomas de Zamora   /    Protesta   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO