LOS CLASISTAS EN LA ALIMENTACIÓN

La pelea por nuestra salud, las condiciones de trabajo, salario, y en apoyo a la tomas de tierra

Los clasistas de la Bordó venimos militando por la unidad de los trabajadores de las grandes fábricas. Por las reivindicaciones propias ligadas a la salud, condiciones de trabajo y salario, pero también por la necesidad de unirnos con los sectores más pobres de la sociedad que en estos momentos están dando una gran pelea por el derecho a la vivienda, impulsando una gran campaña en apoyo a la toma de Guernica en zona sur y La Bibiana en Moreno.

Maximiliano Montero

Obrero de Mondelez (ex Kraft) Planta Victoria | Agrupación Bordó

Miércoles 7 de octubre | 23:26

Una situación cada vez más insostenible

El gobierno presentó el presupuesto 2021 al Congreso en el que elimina beneficios sociales como la IFE, disminuye el presupuesto de salud y baja las retenciones a las patronales agrarias. Mientras el ministro de Economía Guzman recibe con bombos y platillos a la delegación del FMI, la pobreza supera el 40% y entre los niños menores de 13 años llega a más de 60%. La desocupación crece y ya llega a los niveles del 2004 con 13%. Y hay más de 4 millones de familias con problemas de vivienda.

A los trabajadores de la alimentación la crisis nos empezó afectar

Durante todos estos meses de aislamiento obligatorio, fuimos considerados esenciales y trabajamos durante toda la pandemia, exponiéndonos al Covid.

Según el Observatorio de la Izquierda Diario, en la industria de la alimentación hay mas de 1300 contagiados, siendo los trabajadores de Ledesma en Jujuy los que cuentan con la mayor cantidad de muertos.

Hoy las condiciones de trabajo empeoran y el salario pierde poder adquisitivo.

En algunas fábricas hay suspensiones como Mondelez planta Victoria, donde la multinacional suspendió por un mes al 75% o como en Fargo San Martín donde relocalizó a sus trabajadores en otra fábrica con la amenaza que era eso o la suspensión.

Recientemente en Mondelez Pacheco ingresaron a trabajar 150 trabajadores contratados, provenientes de Mc Donald`s y Gate Gourmet.

Mientras todo esto pasa, “los dirigentes sindicales” de la alimentación, Morcillo, Daer y la Verde miran para otro lado. Incluso en la discusión con las patronales alimenticias sobre paritarias, en este momento se encuentran en negociaciones con las patronales y hasta el momento lograron un 6,5% de aumento, cuando la inflación es más del 40%.

Si bien hoy tenemos salario y discutimos paritarias, la profundidad de la crisis en curso hace que, más temprano que tarde, comience a agravarse aún más la situación.

Las peleas de la Agrupación Bordó

En las grandes fábricas de zona norte la Verde de Daer se encuentra borrada. Es cómplice de todas las avanzadas patronales. Mientras que los tibios de la Celeste y Blanca, son furgón de cola de la Verde, no vienen haciendo absolutamente nada para organizar las fuerzas de los trabajadores y dar una respuesta a la altura de la magnitud del ataque en curso.

En fábricas como Mondelez Pacheco y Victoria, ambas agrupaciones conviven pacíficamente en las comisiones internas que hasta el momento no estuvieron a la altura de las circunstancias.

La Bordó viene militando por la unidad de los trabajadores. Exigiendo a las comisiones internas que convoquen asambleas para pelear por nuestra salud, contra la desidia patronal que sólo busca producir, buscando hacer respetar los protocolos, impulsando comisiones de seguridad e higiene.

Esta pelea está ligada a enfrentar el intento flexibilizador de las condiciones de trabajo y por un salario que no pierda a la inflación.

Por eso hoy nos encontramos exigiendo al sindicato y a todas las comisiones internas la convocatoria a asambleas para discutir entre todos los trabajadores cómo logramos una lucha que permita que nuestro salario no pierda a la inflación.

Junto a estas peleas, además venimos llevando adelante una importante campaña con distintas iniciativas y actividades para impulsar entre los trabajadores de las grandes alimenticias de la zona norte del Gran Buenos Aires, la más amplia solidaridad con todas esas familias que no tienen nada, que se encuentran despojadas de todo, que se ven obligadas a tomar un pedazo de tierra para poder vivir como en Guernica en zona sur o La Bibiana de Moreno.

Una gran campaña por el derecho a la vivienda y contra el desalojo y la represión

En las últimas semanas venimos recolectando alimentos y ropa entre los compañeros de la fábrica. En las plantas de Mondelez los trabajadores aportan con lo que pueden, pero a la vez firman la petición a favor de una solución que evite el desalojo y que les den las tierras a las familias.

Es así como el domingo 27 de septiembre, junto a una importante delegación de más de 200 trabajadores de distintas agrupaciones que conforman el Movimiento de Agrupaciones Clasistas fuimos a Guernica, junto a Nicolás del Caño y Claudio Dellecarbonara, diputados del Frente de Izquierda Unidad. Pero también el sábado 3 de Octubre, junto a la Juventud del PTS fuimos a la toma La Bibiana en Moreno donde junto a trabajadores de la salud se realizó una posta sanitaria.

Publicado por Agrupación Bordó Leonardo Norniella de la Alimentación en Martes, 29 de septiembre de 2020

Ellos son nuestros hermanos de clases

Hoy en las tomas de Guernica o La Bibiana se encuentran muchas familias. Los sostenes de las mismas son trabajadoras y trabajadores precarios e informales. Muchos perdieron su empleo en los últimos meses de crisis. Muchas son mujeres sostén de familia, madres solteras, trabajadoras de casas particulares que se quedaron sin empleo y no tienen un techo para vivir con sus hijos.

No somos indiferentes, no podemos permitir nuevamente que se repita esta situación de trabajadores en la calle, de chicos sin techo, desocupación masiva y mucho hambre.

Hay que superar a la burocracia con organización y lucha

Daer y la Verde han paralizado al STIA, congelando el reclamo por salario, dejando pasar suspensiones y la flexibilización de las condiciones de trabajo. No plantearon ninguna pelea seria contra los contagios de Covid y hasta el momento se han llamado al silencio ante esta emergencia de lucha de los que no tienen nada y pelean por un pedazo de tierra.

Nosotros venimos exigiendo que salgan de esa pasividad, que peleen por la salud, las condiciones de trabajo y el salario. Pero también que apoyen a quienes luchan por un pedazo de tierra, que organicen grandes colectas; se comprometan y movilicen si hay represión.

Una salida para los trabajadores

La crisis en curso es muy grande y sabemos que después de pasar por encima de los más pobres, irán contra el salario y las condiciones de trabajo de los que aún lo conservamos. Por eso es muy importante que los que aún tenemos trabajo apoyemos la lucha de los trabajadores que ya sufrieron el ataque y hoy son más pobres.

Necesitamos unir a todos los sectores del pueblo trabajador, forjar una unidad que sería imbatible, para lograr que la crisis la paguen los grandes empresarios.

Te puede interesar: Jornada de lucha por el derecho a la vivienda en Guernica: impresiones de un obrero alimenticio







Comentarios

DEJAR COMENTARIO