×
×
Red Internacional

El Gobierno anunció este jueves la suspensión de las exportaciones de carnes por treinta días. Ante esta medida que donde las patronales de la carne defienden sus ganancias, Hugo Borrell quiere usar a los trabajadores como rehenes para extorsionar al Gobierno.

Fabricio RodríguezReferente del PTS Villa Constitución @fabrirodrgz

Sábado 22 de mayo | 17:21

La disputa entre el Gobierno Nacional y los exportadores de la carne recae directamente sobre los trabajadores y trabajadoras de ArreBeef. La patronal amenaza con parar la producción durante una semana en respuesta a las medidas anunciada este jueves. Hugo Borrell que viene diciendo que no tiene una crisis económica, al ver sus ganancias afectadas por las medidas del Gobierno, extorsiona con descargar el déficit que le produciría, sobre las espaldas de los trabajadores, reduciendo sus salarios a través del pago de la garantía horaria o dándoles vacaciones obligatorias. Esto significa que cobrarían un monto reducido.

Te puede interesar: Arrebeef: las penas son de nosotros las vaquitas son de Hugo Borrell

Estas patronales de la carne vienen maximizando sus ganancias en los últimos años ayudadas por el Gobierno y las conducciones sindicales. Hugo Borrell, pese a que hay un DNU que prohíbe los despidos y las suspensiones, despidió a 65 trabajadores aceptados por la Federación de la Carne con el aval del Ministerio de Trabajo y dejó a un centenar de contratados sin trabajo. Ahora amenaza con imponer un ajuste a los trabajadores que sostienen una producción altísima de 1500 cabezas faenadas por día y con contagios agravados por la segunda ola.

Te puede interesar: Más de 80 aislados en ArreBeef

Esta decisión que tiene el Gobierno de suspender la venta de carne al exterior se debe a la suba de precios en el mercado interior que realizan marcando los precios las patronales de la carne y para tener un mayor control sobre las exportaciones que beneficien la entrada de dólares que serán destinados al FMI. La inflación en el último año, según el Indec, fue de más del 40 % y el aumento de la carne fue de 65 %. Para las familias comer carne se volvió un lujo. Las patronales agrarias, beneficiadas por los altos precios, presionan para que el Gobierno revierta la medida. En este caso, Hugo Borrell no se quedó atrás.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias