×
×
Red Internacional

Editorial.La otra agenda de la campaña electoral

El ruido de la campaña en los medios y el consenso de fondo del que pocos hablan: deuda, reforma laboral y ajuste. Editorial de “El Círculo Rojo”, programa de La Izquierda Diario que se emite los jueves de 22 a 24 h por Radio Con Vos, 89.9.

Jueves 2 de septiembre | 23:21
Foto: Infoplatense
  • Faltan diez días para las elecciones primarias y si nos preguntamos cuáles fueron los “grandes temas” en torno a los que se discutió podemos quedarnos sin respuesta o bastante sorprendidos ¿Qué se discutió?: una semana tuvimos la foto de Olivos; la siguiente, el “adoctrinamiento” por la filmación de la maestra; otra semana el “garche”; otra el faso o el porro. En algún momento, el macrismo increíblemente introdujo el tema de la deuda externa, pero no para debatir qué hacer hacia adelante, sino para ver quién o quiénes fueron los responsables hacia atrás. Porque en las grandes coaliciones están de acuerdo tres cuestiones claves con respecto a la deuda: en primer lugar pagar, en segundo lugar pagar y en tercer lugar… pagar.
  • Pero, en general, los temas vinculados a uno de los principales problemas que tiene el país y que tienen que ver con la economía estuvieron ausentes. Y digo esto no en el sentido pacato en el que lo puede plantear un panelista de La Nación + como los que vi el otro día que con cara de tragedia decían: “Cómo van a hablar del ‘garche’ o del ‘porro’ cuando hay tantos problemas”. Nada que ver con eso, pero tampoco estos temas se debatieron seriamente o en profundidad: por ejemplo, el gran escándalo de la foto de Olivos no llevó a poner en cuestión los privilegios de casta del funcionariado político; el tema del “adoctrinamiento” no condujo a un debate sobre las condiciones de la educación; tampoco hubo una discusión profunda por la educación sexual y es lógico porque la derecha lo rechaza por conservadora, pero las alianzas del oficialismo con sectores religiosos (católicos y evangélicos) tampoco lo dejan en un lugar cómodo para discutir esto; y, finalmente, tampoco la burrada clasista de María Eugenia Vidal sobre las diferencias de un porro en Palermo o en la villa llevó a discutir el problema de todos los problemas sobre la cuestión de las drogas: legalización o no. También es lógico porque por parte de JxC ya sabemos que su posición es la de Patricia Bullrich, pero en la coalición oficial también hay sectores que se incomodan: tomo al voleo dos entrevistas en las que les preguntaron a Sergio Massa y a Fernando Espinoza y ninguno respondió. Y, bueno, claro está Sergio Berni persiguiendo cultivadores y esas cosas.
  • Frente a los otros temas: salario, empleo, inflación, pobreza que preocupan a las personas de a pie, —con la excepción del Frente de Izquierda— hubo menos debate. Fijensé que la oposición de derecha no puso el foco en eso. En el fondo y con el Fondo, hay más acuerdos que diferencias en estos puntos.
  • Y esto quedó demostrado en una reunión de hace unos días del Consejo de las Américas de la que participaron empresarios de Estados Unidos y del continente y en la expusieron Sergio Massa y Horacio Rodríguez Larreta. Hablaron y respondieron preguntas ¿Qué preguntaban? Lo de siempre: se iba a haber acuerdo con el Fondo Monetario y se iban a hacer las “reformas estructurales” (laboral, fiscal). Y en las respuestas de ambos no hubo mucha grieta e incluso hablaron de la necesidad de un pacto.
  • ¿Qué exige el Fondo? Habla de ordenar el “sendero fiscal”, que el país tiene que avanzar hacia el “déficit cero”. Y, ojo que en el período enero-julio 2021, el déficit primario fue del 0,7% del PBI, se gastó muy poco cuando las necesidades apremian. Tanto es así que el economista y funcionario del Banco Nación, Claudio Lozano dijo en una entrevista: “Creo que de manera creciente la estrategia de austeridad y prudencia fiscal que se ha llevado hasta aquí tiene una cantidad muy importante de cuestionamientos. Desde octubre de 2020 se viene dando un proceso de ajuste que no permite intervenir sobre cuestiones clave que hacen a las condiciones de vida de la población.”
  • Además, el FMI exige modificaciones impositivas para “fomentar la inversión” y la reforma laboral es otro punto que siempre está presente. Sobre este tema, si vamos a los hechos, la mayoría de los puestos de trabajo que el Gobierno asegura que se recuperaron por la mayor actividad económica fueron con la modalidad del monotributo.
  • Y vamos a un punto nodal. Un interesante informe de la consultora Analytica que dirige Ricardo Delgado y que se titula La grieta también llegó al mercado de trabajo se dice: “Una de las más graves consecuencias de la pandemia es el aumento de la desigualdad entre los trabajadores. Los formales gozan desde 2020 del beneficio de la prohibición de los despidos y de negociaciones paritarias semestrales. Como resultado, sufrieron una relativamente baja pérdida de puestos de trabajo y en 2021, por primera vez en tres años, su salario real dejó de caer. En tanto, más de un tercio de la fuerza laboral no accede a ese paraguas protector de las regulaciones por no estar registrado y allí la situación sigue empeorando. En los primeros seis meses del año los salarios informales cayeron 9,2% en términos reales. Desde 2016 la caída del poder adquisitivo fue más marcada en sectores fuertemente informales como el servicio doméstico, los servicios sociales y el comercio.”
  • Y agrega que “Por su parte, la pérdida del poder de compra tiene un obvio efecto directo sobre la participación de los salarios dentro del valor agregado de producción. Sin considerar al sector público, en el primer trimestre esa participación fue de apenas 37,2% frente al 45,3% en 2016. La menor participación de los salarios sobre el valor agregado, a su vez, se traduce en márgenes de ganancia superiores por unidad producida. El excedente bruto de explotación del sector privado aumentó 4,1 puntos porcentuales entre 2016 y 2021. Cabe, a modo de hipótesis, pensar que, si se lograsen estabilizar las variables macro con un programa consistente, estarían dadas las condiciones para reiniciar un ciclo de crecimiento, básicamente porque la caída del costo laboral.”
  • Pago de la deuda fraudulenta, ajuste fiscal, reforma laboral, pérdida del salario y aumento de la explotación. Sobre esta agenda puede haber diferencias de grado, pero no de fondo. Y sobre esto también vas a decidir el próximo 12 de septiembre.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias