Internacional

12 DE OCTUBRE

La oposición de derecha argentina se movilizó en distintos puntos del país

Con concentraciones en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, La Plata y Rosario tuvo lugar la marcha convocada por referentes de Juntos por el Cambio como Patricia Bullrich.

Martes 13 de octubre | 00:01

Fue una nueva convocatoria de sectores de las clases medias y altas en rechazo a distintas políticas del Gobierno Nacional. Entre sus variadas consignas se entremezclaron el repudio a la cuarentena, el pedido de vuelta a clases, la quita de un punto de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires y la política del Gobierno hacia la justicia.

En el Obelisco del centro porteño leyeron un documento que entre otras cosas afirmaba: "Somos conscientes de que hay un virus que viene afectando este año a nuestro país. Pero hay un virus mucho, pero mucho peor, que viene desde hace décadas destruyendo la Argentina: es el virus del populismo".

Otra consigna, un tanto "críptica", fue contra lo que denominan la "agenda clandestina" del Gobierno.

Patricia Bullrich por su parte dijo en un video que marchaba "Por la economía, la salud, la educación y la libertad de los argentinos (...) voy con mi bandera y mi auto, por nuestra libertad y nuestra república". Por su parte, Alfredo Cornejo, figura de la Unión Cívica Radical, también ubicado en la derecha del arco político argentino, dijo que la marcha era "una expresión genuina".

Otra de las figuras destacadas de la derecha argentina, Elisa Carrió, en esta oportunidad decidió no ser parte de la convocatoria: "No convoco a la marcha, cada uno según su conciencia. El que se radicalice está jugando en contra de la Argentina".

En la Quinta de Olivos se registraron algunos roces entre manifestantes que se encontraban allí para respaldar al Gobierno de Alberto Fernández y otros que se movilizaban como parte de la marcha derechista autodenominada "banderazo".

Recordemos que la primera de estas manifestaciones había sido contra el intento del Gobierno de avanzar en laexpropiación de la empresa Vicentín. Luego de lo cual el Gobierno retrocedió de dicho anuncio. La práctica de ceder a las demandas de la derecha se repite una y otra vez, fortaleciendo a los sectores reaccionarios.

Lo mismo se pudo ver con la rapidez con la que el Gobierno respondió al reclamo de la Policía Bonaerense, otorgándole aumentos salariales y garantizando impunidad para los uniformados tras las manifestaciones de sectores de esa institución que incluso llegaron a rodear, armados, la residencia presidencial.

Es que el oficialismo va tomando como propia la agenda de estos sectores. Ante la emergencia del problema de la vivienda en distintos puntos del país, no hay grieta entre el oficialismo y la derecha en presionar y exigir el desalojo de las familias sin techo.

Sin ir más lejos, en estos momentos, se intensifica la campaña de terror sobre los vecinos en el barrio Guernica, una de las muchas tomas de terrenos en curso, con mayor presencia policial y helicópteros sobrevolando la zona.







Temas relacionados

Juntos por el Cambio   /    Argentina   /    Alberto Fernández   /    Patricia Bullrich   /    Derecha   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO