×
×
Red Internacional

Entre reunión y reunión del “acuerdo de precios y salarios”, los sindicalistas y empresarios hacen la tarea. Que las paritarias le ganen "un poquito" al supuesto 29 % de inflación. Ahora le toca a la UOM y Obras Sanitarias. Se ve que no hacen las compras.

Martes 2 de marzo | 14:52

Desde que comenzó el año el “gabinete económico-social” de Alberto Fernández asumió la tarea de alinear “a todo el mundo” con los pronósticos de inflación oficiales. Si el Presupuesto 2021 dice que será del 29 %, hay que moverse en ese número. Para darle más “mística”, dicen que “lo salarios le tienen que ganar a la inflación, al menos 3 o 4 puntos”.

Cada semana distintos gremios que participan de las reuniones en Casa Rosada hacen la tarea. Cada semana los aumentos en los alimentos o tarifas (como los que arrancan en marzo), los desmienten. Entonces la mística “de los 3 puntitos” tiembla, se pone en duda, se condena a la derrota. O el triunfo, según desde que bolsillo se lo mire.

A las negociaciones las confirmó hoy el periodista Mariano Martín en Ambito Financiero. “El número está presente en negociaciones de largo alcance como la de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y otras que en lo inmediato podrán plasmarse en acuerdos, como en el caso de AySA (de Obras Sanitarias) y del sindicato del gas. Se trata de un valor que buscará cumplir con el compromiso de Alberto Fernández de que este año los sueldos deberán ganarle a la inflación, que según el Presupuesto 2021 deberá estar en torno del 29 por ciento”.

Lo cierto es que los tres gremios le confirmaron a ese medio que firmarán acuerdos por aumentos salariales del 32 %. En el caso de la UOM, en los últimos días pidió abrir las negociaciones con 6 cámaras del sector metalúrgico. Según aseguraron, firmarían por el nuevo “número mágico” si se les garantiza que las cláusulas de revisión automáticas en caso de atrasarse con respecto a la inflación.

Lo cierto es que muchos gremios han hablado de cláusulas de revisión que en 2020 prácticamente no tuvieron esa función: se “activaron” con varios meses de tardanza, algunas recién en 2021, con lo que el 2020 fue otro año de pérdida salarial.

La realidad es que hoy gran parte de la clase trabajadora no puede cubrir la canasta familiar. En los últimos 5 años se perdió entre un 20 y un 26 % del poder adquisitivo, y se siguió perdiendo en el primer año del Frente de Todos. Ahora, el discurso de que “los salarios le ganen a la inflación” que repitió ayer el Presidente se reducen a una mística “de los 3 puntitos” que va a terminar en una nueva desilusión para millones de trabajadores y trabajadoras. Pero además en otro agujero en el bolsillo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias