×
×
Red Internacional

El conflicto de médicos y residentes se extiende por toda la provincia. Reclamos salariales, de condiciones de trabajo y un hartazgo que deja al descubierto la situación de la salud en Córdoba.

Lunes 14 de noviembre | 17:12

Los conflictos de médicos y residentes que se habían visto en otras provincias, cómo por ejemplo en Capital Federal con residentes y concurrentes, se empiezan a expresar también en Córdoba.

El motor común, pese a los diferentes reclamos, es el hartazgo con las condiciones laborales y el bajísimo salario que perciben en general médicos , residentes y todo el personal de salud. Justamente en Río Cuarto desde hace más de una semana el conflicto llegó al punto de que renunciaron 13 médicos del servicio de guardia en el hospital San Antonio de Padua. Aquí por ejemplo no era sólo la cuestión salarial, si no la necesidad de que el gobierno reconozca al personal de guardia como "recursos críticos" y por ende les pague como tales. En la asamblea realizada el día de hoy el personal del hospital decidió mantener la asamblea el día de mañana y parar el miércoles, cómo lo harán muchos más establecimientos en la provincia.

La extensión del conflicto cada día crece más, sin ir más lejos se prevé que el 16/11 el paro de los trabajadores de la salud tenga un alto acatamiento con un gran número movilizándose.

Cómo forma de mostrar la extensión está es una lista de algunos de los hospitales que se encuentran en asamblea con diferentes modalidades en la provincia:

Hospital San Antonio de Padua. Río IV.

Hospital Iturraspe, San Francisco.

Hospital Illia La Calera.

Maternidad Provincial.

Hospital Illia de Alta Gracia.

Hospital Domingo Funes (Punilla).

Hospital Vicente Aguero de Jesús María.

Hospital Romagosa ( Dean Funes) .

Hospital Río Tercero.

Hospital Neonatal.

Hospital Santa Rosa de Calamuchita.

Hospital de Niños (Córdoba Capital).

Hospital Urrutia (Unquillo).

Hospital Regional "José Antonio Ceballos" Bell Ville

Hospital Aurelio Crespo. (Cruz del Eje)

Hospital San Roque Nuevo.

Hospital Neuropsiquiátrico (Córdoba).

Hospital Pediátrico (Córdoba Capital)

Hospital Pasteur Villa Maria.

Hospital de Clínicas (Córdoba Capital)

Hospital Misericordia (Córdoba Capital)

Hospital Córdoba (Córdoba Capital)

Hospital Villa Dolores.

Espontáneo y asambleario

Una de las características del conflicto es la espontaneidad con la que surgió, a los primeros reclamos que llegaban desde Río IV se empezaron a sumar sin parar hospitales que también reclamaban por sus condiciones de trabajo en cada lugar y por el salario. Además cada hospital se ha dado la forma de funcionamiento en asambleas (algo de tradición en el sector) y han salido a señalar y repudiar el rol que ha tenido a lo largo de estos años el SEP (Sindicato de Empleados Públicos) que lejos de luchar por las condiciones del personal de salud ha ido entregando sistemáticamente a los trabajadores. Está forma de funcionamiento hace crecer la participación de todos los trabajadores dentro de los hospital y permite que se expresen todos los reclamos de las diferentes áreas. Algo que potenciaría todos los reclamos es si de cada una de esas asambleas pudiera surgir una instancia interhospitalaria para coordinar toda la fuerza y unificar reclamos.

Entran en escena los trabajadores en la crisis del gobierno provincial

Mientras el gobierno provincial viene de traspiés en traspiés, con numerosos escándalos y problemas que han ido saliendo a luz en los medios de comunicación (el más reciente, con el presidente de la legislatura Oscar González embistiendo y asesinando a una docente en un accidente vial con un auto de lujo otorgado por la justicia) la aparición del sector de la salud con reclamos y con fuerza da una nueva entrada a los trabajadores en este escenario de crisis del gobierno provincial, como ya lo habían hecho los docentes con una movilización histórica por el salario. Es decir, los trabajadores salen a las calles para señalar el desfinanciamiento de la Salud y el gobierno no puede mirar para otro lado. Los trabajadores ponen sobre la mesa la dura realidad de un sector que hace menos de dos años fue esencial para atravesar la pandemia poniendose en riesgo y estando en primera línea. Aguantando no solo ritmos de trabajo infinitamente más duros , si no también haciendo malabares para sostener la atención cuando faltaron insumos y camas.

El gobierno salió a responder intento sembrar mentiras sobre los salarios de los trabajadores, lo intento hacer con los trabajadores de guardia diciendo que cobran sueldos de hasta 260 mil pesos en el interior pero tuvo que desistir de esa línea cuando los trabajadores del hospital San Antonio de Padua salieron a mostrar sus recibos que van desde los 70 mil pesos hasta los 129 mil pesos, muy por debajo de lo que el gobierno declara. Otro tanto cuando este domingo se publicó el listado de lo que supuestamente ganan médicos y residentes en Córdoba y tuvieron que salir los mismos médicos y residentes a través de las redes sociales (cómo por ejemplo el Instagram del colectivo de residentes) a publicar sus recibos que son al menos un 30% menos de lo que se publicó.

Todo el apoyo al personal de salud

Es fundamental el apoyo de todos los sectores de trabajadores, ocupados y desocupados al personal de salud para que esta lucha triunfe, contra los que quieren seguir desfinanciando la salud pública.

Desde las asambleas abiertas del PTS que se realizaron en Córdoba este fin de semana, con la presencia de Laura Vilches, Noel Argañaraz, Santiago Benítez y Javier Musso una de las principales resoluciones fue el apoyo a la lucha por el salario y el acompañamiento en las acciones que realicen el día 16/11 .


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias