×
×
Red Internacional

Pasantías. La marca de la gorra: Acuña quiere que los secundarios hagan “prácticas” con la Policía

La ministra de Educación de Horacio Rodriguez Larreta firmó un convenio con la Policía de la Ciudad para que alumnos de quinto año "aprendan" en el Centro de Monitoreo Urbano.

Jueves 16 de junio | 00:32

Soledad Acuña y Horacio Rodriguez Larreta vienen impulsando que los alumnos del último año de la escuela secundaria porteña hagan pasantías en sus horarios educativos. Con el pretexto de insertarlos en el mundo laboral, los quieren obligar a trabajar gratis para empresas como Rappi o Mercado Libre, expertas en precarización laboral.

A nadie se le escapa que se trata de una forma de generar mano de obra joven y gratuita. En muchos colegios la bronca ya se siente y empezaron a surgir asambleas y medidas de protesta para rechazar estos ataques.

Te puede interesar: Larreta y Acuña contra los estudiantes: harán sus “pasantías” gratis en Rappi

Sin embargo, la ministra de Educacion porteña fue un paso más allá, y ahora quiere que alumnos y alumnas de 17 años se formen en una tarea fundamental para el Gobierno del PRO en la Capital Federal: espiar y vigilar a los habitantes de la Ciudad.

Así es como se firmó un convenio entre la Policía de la Ciudad y el ministerio de Educación para que 150 alumnos y alumnas hagan las pasantías y prácticas profesionales en el Centro de Monitoreo Urbano del ministerio de Justicia y Seguridad.

Como si fuera poco, lo festejaron con un video en redes sociales en el que hablan Acuña y su par de Seguridad, Marcelo D’Alessandro. "Es la vinculación entre el último año de la escuela secundaria y el mundo del trabajo", declara la ministra. Sin embargo, la única vinculación de la Policía con el mundo del trabajo es cuando algún trabajador sale a luchar y recibe los palos y los gases de las fuerzas represivas. Lo mismo que le pasó a vecinas de la Villa 31 que peleaban por vivienda y fueron desalojadas hace unos meses.

"Es la oportunidad que se le está dando a los jóvene de integrarlos, de incluirlos desde acá en las diferentes áreas del Gobierno", completó D’alessandro, la misma semana en la que fue noticia la insólita prohibición del lenguaje inclusivo.

Son medidas pensadas desde la óptica de la campaña electoral del 2023, para disputar votos con la ultraderecha de Milei. También, para complacer a los grandes empresarios y e intentar mostrar un modelo de superexplotación a los trabajadores que se proponen "exportar" al resto del país.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias