Internacional

ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

La lucha por el aumento salarial se mete en las elecciones norteamericanas

Junto con las elecciones de medio término, que se están celebrando este martes 4 de noviembre en Estados Unidos, algunos estados incluirán iniciativas para votar por un aumento del salario mínimo. Es la expresión institucional de una campaña impulsada por los trabajadores que viene ganando terreno en las calles de todo el país. La lucha por los 15 dólares la hora.

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Martes 4 de noviembre de 2014 | Edición del día

Al menos cinco estados definirán junto a las elecciones de medio término sobre una propuesta de aumento de salario mínimo. En Alaska, Arkansas, Nebraska y Dakota del Sur el referéndum será resolutivo mientras que en Illinois es solo consultivo. Aunque ninguno propone llevar el mínimo más allá de los 10 dólares la hora, el hecho de que se estén sometiendo a votación consultas de este tipo responde a la masividad que ha conseguido la campaña nacional que nació de las entrañas del trabajo precarizado.

La campaña por un aumento del salario mínimo tomó impulso desde las calles. Miles de trabajadores precarizados, la mayoría de ellos empleados en el sector servicios, tuvieron la “osadía” de salir a pelear desde fines de 2012 por un sueldo de 15 dólares la hora (el doble del salario actual que es de 7,25 dólares la hora). La campaña se fue extendiendo a todo el país y encontró a uno de sus principales referentes en los trabajadores de los Fast Foods. El impulso que logró la campaña dentro de este sector tiene una relación directa con la alta creación de empleo basura durante el último período: “según las cifras del National Employment Law Project (NELP), los empleos de bajos salarios representaron el 21% de los puestos de trabajo perdidos durante la llamada “gran recesión”, pero son el 58% de los puestos de trabajo creados en la “recuperación”. Y el mismo estudio muestra que el sector de fastfood, el de venta minorista y servicios comerciales juntos representan el 43% del crecimiento de empleo durante los últimos dos años. Resultado: más de la mitad de los trabajos creados durante los últimos años son basura”.

Esto explica la dinámica ascendente de esta campaña que contó con decenas de acciones, paros y piquetes, frente a las principales cadenas de comida rápida durante los últimos años, donde se peleó no solo por el aumento del salario mínimo sino contra la precariedad de las condiciones de trabajo y contra la negativa de las empresas a permitir la organización de los trabajadores.
El propio Obama tuvo que hacerse eco de la campaña y llegó a hablar de un aumento del salario mínimo a nivel federal pero solo para llevarlo a poco más de 10 dólares la hora.

Por su parte la campaña por los 15 dólares tuvo un primer triunfo, aunque con muchos límites, en Seattle donde el consejo deliberante aprobó con modificaciones la propuesta de la consejala socialista, Kshama Sawant, que venía de ganar las elecciones en 2013 con una campaña basada en el aumento salarial. Si bien el consejo deliberante de Seattle aprobó llevar el salario mínimo a 15 dólares, lo hace de forma escalonada desde 2015 a 2021 según el tipo de empresa, lo que no quita que los trabajadores lo vean como un triunfo propio.

Esta lucha que lleva más de dos años se convirtió en un tema “popular” razón por la cual algunos estados lo someterán a votación, impulsada en su mayoría de forma demagógica por los demócratas que esperan movilizar a parte de su base electoral.

Las encuestas muestran consistentemente que una gran mayoría de los estadounidenses están a favor de aumentar el salario mínimo, y los demócratas están esperando claramente que el tema ayude a llevar votantes a las urnas, tanto en los estados con iniciativas electorales y en los estados como Wisconsin, donde el salario mínimo ha sido un problema en la campaña para gobernador”.

Se estima que de aprobarse, este aumento tenga consecuencias inmediatas sobre los salarios de aproximadamente 680.000 trabajadores, la mayoría de ellos en el estado de Illinois (donde casualmente la votación no es vinculante).

La iniciativa también se realizará a nivel local como es el caso de San Francisco y Oakland donde se propone llevar el mínimo a 15 y 12.25 dólares la hora, respectivamente.

Más allá del resultado inmediato, que en el caso de los estados no superará un mínimo de 10 dólares, estas iniciativas que se pondrán a votación durante las elecciones de medio término ya son expresión de la profundidad de la lucha levantada por los sectores más precarios de la clase obrera norteamericana.

Claves:

Alaska

Salario mínimo actual: $7.75.

Salario mínimo propuesto: $8.75 (el 1 de enero de 2015), y $9.75 (el 1 de enero de 2016). Después de eso, el salario mínimo se ajusta en base a la inflación o 1 dólar por encima del nivel federal, lo que sea mayor.

Trabajadores beneficiados: 38.000 (4.6 por ciento de los trabajadores por hora).

Tasa de desempleo: 6.8 por ciento.

Arkansas

Salario mínimo actual: $7.25

Salario mínimo propuesto: $7.50 (el 1 de enero de 2015), y $ 8 (el 1 de enero de 2016).

Trabajadores beneficiados: 26.000 (4.6 por ciento de los trabajadores por hora).

Tasa de desempleo: 6.2 por ciento.

Illinois

Salario mínimo actual: $8.25.

Salario mínimo propuesto: consulta no vinculante llevaría el salario mínimo a $10 desde el 1 de enero de 2015.

Trabajadores beneficiados: 593.000 (19.3 por ciento de los trabajadores por hora).

Tasa de desempleo: 6.6 por ciento.

Nebraska

Salario mínimo actual: $7.25.

Salario mínimo propuesto: $8 (el 1 de enero de 2015), y $ 9 (el 01 de enero 2016).

Trabajadores beneficiados: 33.000 (5,9 por ciento de los trabajadores por hora).

Tasa de desempleo: 3.6 por ciento.

Dakota del Sur

Salario mínimo actual: $7.25

Salario mínimo propuesto: $8.50 (el 1 de enero de 2015), y $ 9 (el 01 de enero 2016).

Trabajadores beneficiados: 24.000 (9,6 por ciento).

Tasa de desempleo: 3.4 por ciento.

Datos de: http://fivethirtyeight.com/features/election-day-could-bring-raises-to-680000-low-wage-workers/







Temas relacionados

Precarización laboral   /    Fast Food   /    Barack Obama   /    Salario mínimo   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO