×
×
Red Internacional

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata falló a favor de la medida cautelar solicitada desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos en conjunto con docentes y familias , exigiendo la entrega de alimentos saludables a través del Servicio Alimentario Escolar (SAE).

María Luz Santos MorónAbogada CeProDH // Integrante de la querella de Justicia Ya!

Domingo 30 de agosto de 2020 | 10:28

Desde la agrupación docente “La Marrón” junto a docentes y familiares de alumnos y alumnas con el apoyo con el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), y la adhesión del diputado del Frente de Izquierda Claudio Dellecarbonara presentaron en marzo una medida judicial ante la insuficiencia en la entrega de bolsones de alimentos por parte del SAE que se brindan en las escuelas públicas de la Provincia, reclamando que el Estado garantice una nutrición saludable y suficiente más aún en un contexto de crisis sanitaria producto de la pandemia del COVID-19.

En primera instancia el juez de primera instancia hizo lugar a la medida cautelar pero de manera meramente parcial ordenando que se designe un funcionario provincial que fiscalice la entrega de bolsones, nada dijo respecto de la calidad y cantidad de los alimentos. Esta resolución fue apelada por ambas partes, pero obviamente con argumentos opuestos.

Con el transcurso de los meses y la agudización de la crisis social, económica y sanitaria, esta situación en los comedores escolares no hizo más que agravarse, los mismos están colapsados por la cantidad de familias que va a buscar alimentos, los bolsones que se entregan cada 15 días son completamente insuficientes y el valor nutricional de los alimentos que se entrega es bajísimo, a eso se suma que en algunas ocasiones se ha entregado alimentos en mal estado.

Las y los docentes hacen malabares para que cada niño o niña pueda recibir alimentos pero el Estado no garantiza lo indispensable. Para muchas familias de los sectores populares la asistencia alimentaria es una necesidad, ya que dependen del ingreso de trabajos informales que se dificulta llevar a cabo en pandemia y tampoco es suficiente el IFE, $10.000 que alcanza para unos pocos días para quienes pudieron cobrarlo, mientras que muchas ni siquiera pudieron acceder al mismo.

La Provincia debe garantizar una nutrición saludable en todas las escuelas

Recientemente, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo rechazó el planteo de la provincia e hizo lugar a lo planteado desde el CeProDH ordenando a la provincia que en un plazo de 72 horas que tome las medidas necesarias para que los bolsones, canastas o entregas de emergencia garanticen una nutrición saludable, a fin de que se cumpla con el estándar básico en cantidad y calidad al que tienen derecho los niños, niñas y adolescentes que concurren a los comedores escolares de la provincia de Buenos Aires, atento al estado de grave riesgo social y extrema vulnerabilidad en la que se encuentran, producto de sus propias circunstancias, acentuadas por la emergencia sanitaria ocasionada por el Coronavirus COVID-19.

Este fallo se consiguió gracias a la organización de los familiares y docentes, con el apoyo de SUTEBA La Matanza, Tigre, Ensenada y cientos de docentes de toda la provincia, además del acompañamiento del Legislador Provincial por el Frente de Izquierda Claudio Dellecarbonara, que dijo:
“Desde la Banca del FIT apoyamos el amparo presentado por la comunidad educativa, los docentes junto con el CeProDH, exigiendo al gobierno de Kiciloff una respuesta inmediata a lo que necesitan nuestros niños en los barrios. Hay niñas y niños que solo comen con estos bolsones, y es fundamental que sean suficientes en cantidad y calidad, teniendo en cuenta que se encuentran en una etapa de desarrollo que es fundamental para la salud.
Mientras el gobierno se sigue jactando de pagar la deuda ilegal e ilegítima, por miles de millones de dólares, la plata destinada por día a los bolsones de comida es de $50, por eso seguimos exigiendo que los recursos se pongan donde se necesitan, en salud y en educación y no en represión o en pagar una deuda ilegitima que hay que desconocer.”

Entre sus fundamentos la sentencia refiere: "En este aspecto, procede destacar la Declaración de la Corte Interamericana de Derechos Humanos 1/20 de fecha 9-IV-2020, que, en el marco de la pandemia ocasionada por el virus Covid-19 ha expresado: “Dada la naturaleza de la pandemia, los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales deben ser garantizados sin discriminación a toda persona bajo la jurisdicción del Estado y, en especial, a aquellos grupos que son afectados de forma desproporcionada porque se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, como son las personas mayores, las niñas y los niños, las personas con discapacidad, las personas migrantes, los refugiados, los apátridas, las personas privadas de la libertad, las personas LGBTI, las mujeres embarazadas o en período de post parto, las comunidades indígenas, las personas afrodescendientes, las personas que viven del trabajo informal, la población de barrios o zonas de habitación precaria, las personas en situación de calle, las personas en situación de pobreza, y el personal de los servicios de salud que atienden esta emergencia”.

Te puede interesar: Anuncios del ministro Trotta: una "continuidad” de la desigualdad educativa

Asimismo, dispuso: “En razón de las medidas de aislamiento social y el impacto que esto genera en las economías personales y familiares, se deben procurar mecanismos para atender la provisión básica de alimentos y medicamentos y otras necesidades elementales a quienes no puedan ejercer sus actividades normales, como también a la población en situación de calle.”

Más adelante dice: “El Ministerio de Salud ha informado que: ´Los componentes de estos bolsones brindados por parte del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad a esta población deben adecuarse al marco nutricional de emergencia, y contemplar fundamentalmente el componente energético necesario para este grupo etario, a partir de la provisión de alimentos que se encuentran dentro de la Canasta Básica de Alimentos (INDEC) y responden a aquellos grupos alimentarios protectores detallados en las recomendaciones nacionales (Guías Alimentarias para la población Argentina)´ Sobre esta cuestión, es preciso señalar que del informe técnico elaborado por el INDEC en febrero del año 2020 surge que la composición de la Canasta Básica Alimentaria contiene diversos alimentos que no se encuentran contemplados para ser incluidos en los bolsones -vgr. hortalizas, frutas, carnes, menudencias, queso, yogur, manteca, etc.”

Es necesario continuar impulsando la organización y la solidaridad para hacer efectivo el cumplimiento del fallo. En ese sentido, Facundo Arata, docente de Berisso, integrante de La Marrón e impulsor de esta medida expresó:
“En el día de ayer nos anoticiamos con los compañeros de La Marrón de la medida dictada por la justicia, lo cual nos pone muy contentos. Considero que es un logro muy importante, aunque sabemos que todavía debemos luchar para que se implemente efectivamente, no vaya a ser que gobierno provincial haga las mismas jugadas que el gobierno macrista de Larreta en la ciudad. De cumplirse la sentencia garantizará mejor calidad y cantidad suficiente de alimentos a cada chico que recibe el bolsón, un bolsón que además de una leche y medio kilo de yerba solo tiene fideos, arroz, polenta y una lata de tomates. Con esos productos tiene que alimentarse 15 días.” Y añadió: “Pero la lucha no termina acá, queremos que la entrega sea para todo niño o niña que lo necesite, es necesario que aumenten los cupos, dado que desde que arrancó la pandemia, la calidad de vida de nuestros alumnos y sus familias se ha pauperizado. Vemos a los padres de nuestros pibes obligados a arriesgar su vida todos los días y arriesgar la vida de sus propios hijos para poder subsistir, viven al día de changas.”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias