×
×
Red Internacional

Relato escrito a partir de una pregunta y la necesidad de recuperar el CEDEMS para las y los docentes.

Nadia RugeColumnista Pateando el Tablero

Jueves 23 de junio | 18:39

Ayer salía de una escuela secundaria del barrio Alto Comedero, había ido para pedir la colaboración de docentes afiliadxs al CEDEMS con la firma de avales para la lista Bordó, de la agrupación docente 9 de abril. Justo me ve una profe que conozco y me pregunta después de firmar: ¿Y vos qué haces recorriendo escuelas, si no sos docente?

Esa pregunta de verdad me dejó pensando: mi vieja es docente jubilada, de las que pelearon en los 90. Me acuerdo de ir con ella a las marchas y taparme los oídos con las bombas de estruendo. Me acuerdo verla cantar, gritar brazos en alto, voz en cuello y admirarla.

La combi del gremio con parlantes a full y Piero a todo volumen: "Para el pueblo lo que es del pueblo"

La recuerdo tragándose las lágrimas y la bronca cuando después del paro por tiempo indeterminado, a la hora de cobrar (cobraba en la escuela de danza) la burócrata se le reía en la cara al darle el recibo con el descuento: "cero peso cobraste, Viky". Pero ella jamás dejó de hacer paro ni de luchar con miles de docentes que tomaban las calles de jujuy con otros Miles de trabajadoras y trabajadores.

La recuerdo peleando con su compañero por llevarme "tan chiquita" a la plaza en esas jornadas. Una de las razones de involucrarme en la causa docente sin título, ni afiliación, es mi vieja y en personas como ella representada la tradición de lucha docente de mi provincia.

Un año entero trabajé dando talleres de teatro en los CAJ y CAI. Porque el título de la Tito Guerra no me habilita, pero en la entrevista quedé seleccionada y me puse muy contenta. me obligaba el gobierno a ser monotributista, me hice... y así me fue. Ese año tuve más deuda que sueldo, y me ví obligada a renunciar. A mí y a miles nos hubiese gustado poder contar con un gremio que defienda a los más golpeados por la precarización. Pero no, no podíamos ni pensar en afiliarnos, el trabajo que hacíamos no calificaba para los estatutos del gremio.

Esta es otra razón para defender la causa docente "sin serlo". Aunque poco me falta por fin para terminar una carrera, y seguramente voy a ejercer trabajo docente.

Quiero que el sindicato sea de y para lxs docentes. Que se recupere, barrer a las burocracias de los partidos de patrones y sus variantes tan variadas. Que se modifiquen los estatutos y se puedan afiliar docentes sin horas, precarios, monotributistas, todxs!

Un gremio donde mande la asamblea y no una mesa chica traidora y faldera de los gobiernos de turno nacional o provincial. Un gremio que pelee en unidad con estudiantes por todas sus demandas.

Un sindicato que además de todo sea una oportunidad de organización para trabajadores de la educación y se anime a pensar mucho más allá, la poderosa herramienta que pueden ser los sindicatos en manos de lxs trabajadores
para conquistar nuestras demandas, y para cambiar la sociedad de conjunto, de cuajo.

Sí, por eso estoy aquí señora, militando con convicciones un gran sueño. No hace falta título para defenderlo. El profundo amor por la clase obrera que sentimos mis compañerxs y yo nos pone de cuerpo entero en cada lucha. Y aunque seamos despedidas (como yo por denunciar acoso sin un sindicato que defienda) y eso nos obligue a "emprender" o trabajemos todo el día, siempre hacemos un tiempo para conspirar por el mundo que soñamos

Soy la intitulada, sin afiliación y aunque el teatro me permite ser docente titulada si así lo quiero, elijo seguir infiltrándome solidaria y decidida con todxs y cada unx de mis camaradas. Orgullosa siempre.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias