×
×
Red Internacional

CABA. La inflación no para: una familia porteña necesitó $ 104.489 en junio para no ser pobre

La Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó este dato para una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos, sin incluir el alquiler. Cambian ministros pero la política sigue: alta inflación y cada vez más difícil llegar a fin de mes.

Martes 12 de julio | 12:32
Foto portal Universidades Hoy

En junio, una familia porteña compuesta por un matrimonio y dos hijos, necesitó $104.489 para superar la línea de pobreza y cubrir el costo de la canasta básica familiar. Esto, sin incluir el costo de un alquiler.

Este dato fue informado por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, que estimó que una familia de cuatro integrantes (matrimonio y dos hijos/as menores) necesitó más $ 104.489 para no ser pobre, mientras esta cifra era de $ 76.177 en diciembre de 2021. Para superar la línea de indigencia, la misma familia “tipo” necesitó $ 57.121 contra los $ 40.101 en diciembre del año pasado.

Es que la inflación no para, en la Ciudad ni en todo el país. Un grave problema que se viene arrastrando y profundizando y que impacta principalmente en los bolsillos de los sectores más pobres de la población, trabajadores y trabajadoras. Cada vez es más difícil llegar a fin de mes, porque los sueldos quedaron por detrás de los precios de los alimentos; y es mucho peor para quienes tienen trabajos precarios o quienes se encuentran desocupados.

A su vez, el organismo citado informó que en junio la inflación fue del 5,1%, mientras que para julio se estima que superará el 7%.

Respecto a los alimentos básicos, durante junio en la Ciudad aumentaron los panes y cereales un 6,2%; carnes y derivados 3,8%; leche, productos lácteos y huevos 5,7%; y verduras, tubérculos y legumbres un 9,4%.

La alta inflación se siente fuerte en la Ciudad y en todo el país. Hace sólo unos días renunció el ex ministro de economía nacional Martín Guzmán a su cargo y asumió Silvina Batakis; sin embargo, los anuncios del día de lunes solo trajeron tranquilidad a los mercados y al FMI, porque se mantendrá el acuerdo de continuar pagando la deuda y aumentar las tarifas de los servicios de manera segmentada, aunque no se sabe cómo se llevará a cabo y a quién afectará. No hay cambios estructurales que permitan controlar la inflación galopante que licúa los salarios y es parte del acuerdo con el FMI para licuar las partidas presupuestarias.

Por eso como plantea la izquierda, es necesario como medida urgente, la recuperación del poder de compra de los salarios, que nadie gane menos que la canasta de pobreza, a través de la indexación automática de los salarios en función de la inflación; la reducción de la jornada laboral a seis horas sin tocar el salario y con el reparto de las horas de trabajo, entre ocupados y desocupados; afectar a los grandes formadores de precios que son los que especulan y uno de los factores claves para controlar la inflación.

Te puede interesar: [Video] ¿Qué dejaron los anuncios de Batakis?: charlamos con el economista Pablo Anino

Son medidas que vienen planteado desde las bancas en el Congreso y en las calles, como en la jornada de lucha del 9 de julio pasado.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias