×
×
Red Internacional

La suba de precios acumulada en el año fue de 29,3%, según informó el Indec. Los costos de la inflación recaen sobre la clase trabajadora, es urgente un aumento de emergencia del salario, las jubilaciones y las asignaciones para recuperar lo perdido.

Martes 14 de junio | 16:02

La inflación de mayo fue de 5,1% y de esa manera la suba de precios de los últimos doce meses alcanzó el 60,7%, informó este martes el Indec.

El índice de precios de mayo se desaceleró en relación con abril, pero se mantiene en niveles elevados. Así, el incremento de precios acumulado en los primeros cinco meses del año fue de 29,3%.

En mayo, las categorías que aumentaron por encima del promedio fueron salud (6,2%), transporte (6,1%), Prendas de vestir y calzado (5,8%), Restaurantes y hoteles (5,7%), Bebidas alcohólicas (5,7%), y Equipamiento y mantenimiento del hogar (5,4%).

El informe del Indec detalla que "el alza de Alimentos y bebidas no alcohólicas (4,4 %) fue lo que tuvo mayor incidencia en todas las regiones. Dentro de la división se destacaron por su mayor incidencia los aumentos de Carnes y derivados; Leche, productos lácteos y huevos; y Pan y cereales. A su vez, Aceites, grasas y manteca; Azúcar, dulces, chocolate, golosinas, etc.; Café, té, yerba y cacao; y Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos fueron los de mayor incremento; mientras que Verduras, tubérculos y legumbres registró bajas en la mayoría de las regiones". El aumento de los alimentos impacta con más fuerza en los sectores de menores ingresos, en lo que va del año la suba del rubro alimentos y bebidas subió un 33,7 % por encima del nivel general.

El fenómeno inflacionario es muy complejo, y tiene varias causas como la evolución del dólar, de las tarifas, entre otras. En este río revuelto, en el que hay precios internacionales que dieron un salto, las grandes empresas que operan en el mercado interno, en productos y servicios que no están atados directamente al dólar, aprovechan para remarcar precios para recomponer, sostener o aumentar sus ganancias como el “chiste” que hizo el empresario Federico Braun en la cumbre de AEA.

Te puede interesar: Christian Castillo: “Los empresarios como Braun hacen lo que hacen porque el Estado los deja”

Las consecuencias de la inflación recaen sobre la clase trabajadora, cuyo poder de compra se degrada. Las medidas del Gobierno, controles y acuerdos de precios, son impotentes para contener la inflación y no atacan el poder concentrado que tienen las grandes firmas. Tampoco hubo nuevos anuncios ni medidas nuevas, los empresarios dejan correr la remarcación. El Gobierno se limitó a dar un bono a los trabajadores informales que no permitió recuperar todo lo que se perdió en los últimos años. Se necesitan medidas de otra clase para combatir la inflación, y medidas de emergencia, que garanticen el nivel de vida del conjunto de las mayorías trabajadoras como un aumento del salario, las jubilaciones y las asignaciones para recuperar lo perdido.

Te puede interesar: Precios descontrolados: cinco medidas clave para enfrentar la inflación




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias