Internacional

HUELGA EN FRANCIA

La huelga en Francia unió en las calles a chalecos amarillos, sindicatos y estudiantes

El gobierno de Macron descargó con todo, esta vez contra una acción sindical, la estrategia represiva con la que viene enfrentando las movilizaciones de chalecos amarillos y estudiantes.

Diego Sacchi

@sac_diego

Miércoles 6 de febrero | 09:56

EFE/ Guillaume Horcajuelo

Cientos de miles de manifestantes, unos 300.000 según la CGT francesa, salieron a las calles en una jornada de huelga que confluyó con los chalecos amarillos, muchos de ellos trabajadores, y estudiantes.

La huelga general convocada por los principales sindicatos franceses se hizo sentir desde las primeras horas de este martes con piquetes en lugares de trabajo, bloque en universidades y paro en sectores del transporte.

Manifestantes se congregan en la plaza de la Concordia durante la huelga de este martes en París. EFE/ Ian Langsdon

La huelga nacional de veinticuatro horas y las manifestaciones son la primera medida llamada por las direcciones de los sindicatos para enfrentar al gobierno de Macron, y llegan luego de que los chalecos amarillos mantuvieran las movilizaciones por doce sábados consecutivos.

Te puede interesar Acto XII de los chalecos amarillos contra la represión policial

Según los dirigentes de la CGT francesa, este es el primer "martes de la emergencia social" y proponen reiterar la medida cada semana como respuesta al “gran debate nacional” organizado por el presidente Macron. La dirección de esa central sindical asegura que comparten los reclamos de los "chalecos amarillos", como el aumento del salario mínimo, la reforma fiscal, la recuperación del impuesto de solidaridad sobre la riqueza (ISF), el desarrollo de los servicios públicos y el rechazo a la represión policial contra las manifestaciones.

Lo cierto es que el llamado de las direcciones sindicales a la "convergencia de luchas" con los "chalecos amarillos" no ha pasado, hasta el momento, de las palabras. Mientras sindicatos regionales, activistas sindicales, organizaciones de estudiantes y sectores de los chalecos amariilos, incluidas algunas figuras destacadas como Eric Drouet, se han manifestado y han llamado a unificar las luchas, las direcciones de los sindicatos solo han convocado medidas aisladas.

En varias regiones de Francia ya hubo experiencias comunes de los "chalecos amarillos" y los "chalecos rojos" (como se llama a los trabajadores por el color de los chalecos que lleva la sigla de su organización sindical).

Este martes manifestaciones, huelgas y bloqueos organizados en común por los chalecos amarillos y rojos se vieron en todo el país. Muy ilustrativa de esta unidad estratégica es la experiencia de Châteauroux, en el Indre. Un folleto distribuido por la CGT en la víspera de la protesta decía: "Todos juntos en huelga y en protesta: El sábado, 2 de febrero de 2019 chalecos rojos y chalecos amarillos a las 14 horas en el correo Saint-Gildas en Châteauroux. Martes 5 de febrero de 2019, UD CGT Indre convoca a la huelga y manifestación a las 10 horas lugar de la República en Châteauroux”. El punto de convergencia entre ambos sectores era el reclamo de los trabajadores más pobres y más precarizados.

Un martes de bloqueos y manifestaciones

Desde las primeras horas de este martes se comenzaron a ver las primeras señales de la jornada de lucha. En el mercado internacional de Rungis, en la región de París cientos de "chalecos amarillos" y manifestantes con banderas de la CGT bloquearon los ingresos al mismo.

Más de 160 manifestaciones, bloqueos y acciones se organizaron en toda Francia. En París y las principales ciudades se realizan manifestaciones, mientras los ferroviarios paralizaron el servicio de trenes hasta las primeras horas del miércoles

La huelga también se hizo sentir en universidades y otros establecimientos educativos. EL sindicato SUD llamó al personal "desde el jardín de infantes a la universidad" para participar en la huelga general contra las medidas del gobierno que afectan al sector y en apoyo a las demandas de los chalecos amarillos. La Federación Sindical Unitaria (FSU), la principal federación de educación, también fue parte de este día de movilización interprofesional.

Varias organizaciones de estudiantes se unieron a la protesta para reclamar contra la reforma de la escuela secundaria, que "refuerza más que nunca las desigualdades escolares y contra el aumento de las tasas de matrícula para los estudiantes extranjeros". Varias universidades en todo el país amanecieron bloqueadas para garantizar el paro, incluyendo la emblemática universidad de la Soborna, en París.

El gobierno de Macron ha apostado todo a militarizar y criminalizar las protestas como respuesta al creciente descontento con sus medidas económicas. A su pedido, este mismo martes la Asamblea Nacional francesa aprobó una ley antiprotestas que le permitirá profundizar las medidas autoritarias del gobierno.

Manifestantes protestan en medio de una nube de gas lacrimógeno durante la huelga de este martes en París. EFE/ Ian Langsdon

Te puede interesar El Parlamento francés aprueba una ley antiprotestas a pedido de Macron

La jornada de huelga de este martes mostró la posibilidad de dar una respuesta contundente, con manifestaciones, huelgas y bloqueos, y señaló el mejor camino para ganar.

Para lograr que la convergencia entre los chalecos amarillos y los chalecos rojos se convierta en una fuerza capaz de derrotar al gobierno, el primer escollo a superar es la acción de las direcciones de los sindicatos que imponen límites, primero dejando pasar semanas sin convocar a medidas de lucha y ahora limitando la huelga sin darle continuidad.

Las experiencias de autoorganización y coordinación democrática por parte de la base, las decisiones de las asambleas que reúnen chalecos amarillos y trabajadores en huelga, la ampliación de las luchas, la organización de los sindicatos de huelga comienzan a mostrar la posibilidad de desarrollar la potencia del movimiento de protesta. En la posibilidad de desarrollo y extensión de esas experiencia se encuentra la fuerza para imponerle una derrota definitiva a Macron.







Temas relacionados

Chalecos amarillos   /    Estudiantes   /    Huelga   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO