×
×
Red Internacional

Aniversario. La historia detrás de Exile on Main St., el disco de los Rolling Stones que cumple medio siglo

Considerado por muchos como el mejor disco de la banda, fue compuesto en Francia luego que sus integrantes escaparan de su natal Inglaterra por algunos problemitas fiscales. ¿Qué fue lo que les pasó?

Jueves 12 de mayo | Edición del día
Portada de Exile on Main St.

Guita, drogas, música, sexo, alienación. Si nos referimos a esos cinco conceptos, tranquilamente podríamos estar hablando de cualquier banda de rock. Pero en este caso, ese combo dio sus frutos un 12 de mayo de 1972, día en que Exile on Main Street salió a la luz y con él uno de los mejores trabajos de la carrera de los muchachos británicos que conformaron The Rolling Stones.

Exiliados

La cosa fue así. La banda había terminado de grabar Sticky Fingers en 1971 y estaban bastante complicados con deudas acumuladas al fisco nacional. ¿La solución? El exilio. Por consejo del príncipe Rupert Lowenstein, asesor financiero del grupo, amigo de Mick Jagger y descendiente de la familia Rothschild, posiblemente la familia más rica del mundo, decidieron irse por dos años a Francia. Al llegar, cada uno hizo la suya pero no encontraban lugar para la grabación del próximo disco, por lo que decidieron acondicionar el sótano de la mansión que Keith Richards había alquilado, la misma que, como dato de color, había sido usada como cuartel de la Gestapo durante la Segunda Guerra Mundial. Con esta premisa de base comenzó la historia de Exile on Main St. (“Exiliados de la calle principal”).

Nellcôte fue el escenario entonces de una suerte de colonia de vacaciones en la que se convirtió la estadía de la banda y la grabación de los temas. En ella al final terminaron conviviendo los músicos, sus parejas, los ingenieros de sonido, los técnicos, los músicos adicionales, todos. La música, el caos y el descontrol total sumado a la enorme adicción a la heroína de Richards fueron el telón de fondo de la creación del disco, a los que se sumaron también algunas secuencias relacionadas con problemas eléctricos, la entrada de un ladrón que se llevó parte de la colección de guitarras de Richards y también la explosión de la cocina por olvidar cerrar la llave de gas.

La grabación

La banda ya tenía algunos temas descartados de sus trabajos anteriores, como “Sweet Virginia” y “Shine a light”. De este periodo salieron las primeras versiones de "Tumbling Dice", "Sweet Black Angel", "Let It Loose" y "Rip This Joint", y las versiones finales de "Casino Boogie", "Happy", "Rocks Off", "Soul Survivor" y "Ventilator Blues". Los principales músicos que participaron en las grabaciones en Francia fueron Mick Jagger, Keith Richards, Bobby Keys, Mick Taylor, Charlie Watts y el productor Jimmy Miller. Wyman no estaba muy feliz por el ambiente de fiesta las 24 horas del día, por lo que no participó en muchas de las sesiones.

Aunque Nellcôte fue un lugar clave para el armado de Exile on Main St, la realidad es que en octubre de 1971 Keith Richards, quién como anfitrión estaba al mando del proyecto, recibió una orden de detención por drogas duras, por lo que tuvieron que terminar el disco en otro lugar. Fue entonces cuando se dirigieron a Los Ángeles para terminar de elaborarlo y esta vez, bajo el control creativo de Mick Jagger.

Décadas más tarde, Keith Richards declaró que una vez instalados, compró una lancha donde los Stones junto con otros amigos bordeaban la costa llegando hasta Mónaco o incluso hasta Italia, donde desayunaban. El recorrido se les hizo tan cotidiano y familiar que comenzaron a llamar main street (calle principal) a la ruta marítima. Esta idea, junto con la noción de sentirse “exiliados” de su país por los impuestos que la Corona británica les obligaba a pagar, dieron nombre al disco. Sus temas clásicos son “Tumbling Dice” y “Happy” y el disco rápidamente ocupó los primeros puestos de los charts. Sin embargo, a pesar de la gran aceptación popular, la crítica especializada consideró que estaba “mal producido, mal organizado, autoindulgente y carente de números clave”, en donde la autodestrucción y los excesos se habían convertido prácticamente en miembros estables de la producción de Exile on Main St. No les duró mucho la postura, ya que tiempo después el álbum fue revalorizado y finalmente considerado como uno de los discos más importantes de la historia del rock.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias