Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

La gratuidad de la educación podría quedar afuera del estatuto de la UNT

Luego del escándalo la Asamblea Universitaria dejó en suspenso la no inclusión del ingreso irrestricto en sus estatutos en el día de mañana se discutirá todo lo relativo a “los estudiantes”. El artículo 91 que estipula la gratuidad se encuentra “en suspenso”.

Martes 2 de agosto de 2016 | 13:45

De las trece unidades académicas de la Universidad Nacional De Tucumán –con excepción de las Facultades de Filosofía y Letras, Psicología y Artes– diez recurrían al examen de ingreso y al pago de algún tipo de arancel (“bonos solidarios”).

En el caso de la Facultad de Derecho se cobra un “bono solidario” de $800 a los ingresantes. Cuando vas a inscribirte nadie avisa que no se lo puede pagar y en el caso de no pagar no se puede elegir las comisiones, es decir con qué orientación formarse y el horario, que en el caso de los que trabajan define el ingreso efectivo a los estudios. Se cobra también un “bono” de $10 que te habilita a poder pedir un certificado de examen, caso contrario la Facultad se niega a hacer el certificado, único documento válido para justificar los días de examen en los trabajos.

Una suspensión que va en contra de la ley

A días del ballotage entre Scioli y Macri se modificó la ley 24.521 (Ley de Educación Superior) eliminando todo examen de ingreso y cualquier tipo de arancelamiento dejando explícito en el texto de la norma, que el ingreso es libre e irrestricto.

La modificación del artículo 50 pone en aprietos a la UNT en tanto se amparaba en este para poder “suspender” la gratuidad en la enseñanza superior tucumana. El artículo rezaba "en Universidades con más de 50 mil estudiantes, el régimen de admisión, permanencia y promoción de los estudiantes será definido a nivel de cada Facultad".

Además se destaca el reemplazo del artículo 2° estableciendo así el carácter “público y gratuito de la enseñanza universitaria”. Por otro lado la nueva legislación prohíbe a las Instituciones de Educación Superior de gestión estatal “suscribir acuerdos o convenios con otros Estados, instituciones u organismos nacionales e internacionales públicos o privados, que impliquen ofertar educación como un servicio lucrativo o que alienten formas de mercantilización”.

Si bien hoy en día estas modificaciones ponen en aprieto a las autoridades para seguir sosteniendo la suspensión de la gratuidad no hay que perder de vista los objetivos de la LES de conjunto. En los hechos significaba: el avance en la elitización y mercantilización, es decir, la devaluación del título de grado mediante la generalización de los posgrados pagos, la multiplicación de los acuerdos con las grandes empresas moldeando carreras enteras, cupos y exámenes para restringir el ingreso.

De ahí que La Ley de Educación Superior fuera aprobada en 1995 durante el gobierno de Menem mediante una feroz represión. Durante días miles de estudiantes, docentes y trabajadores de la educación pelearon contra la aprobación de esta ley neoliberal.

La UNT ante el ingreso irrestricto y la gratuidad

En Marzo de este año la justicia falló a favor de las autoridades de la Facultad de Medicina al avalar que se mantenga el examen de ingreso en la unidad académica. En su decisión, Poviña exhorta a las autoridades a implementar el ingreso irrestricto, acorde a la modificación que sufrió la Ley de Educación Superior (LES), a partir de 2017.

Una de las primeras Facultades en levantar los exámenes de ingreso en Tucumán fue la Facultad de Agronomía, Zootecnia y veterinaria pasando a duplicar el número de sus ingresantes, 570 aproximadamente en la carrera de Veterinaria, 40 para Zootecnia y 280 ingresantes para la carrera de Ingeniería Agrónoma. Como reflejó este diario en su momento esta medida de no ser acompañada por un aumento de presupuesto sobrepasa las capacidades edilicias donde el plantel docente no se amplió en relación a la cantidad de nuevos ingresantes.

En la otra cara vemos que en las Facultades donde el ingreso irrestricto rige con anterioridad la falta de presupuesto, sumado a la precariedad edilicia y carestía en los insumos de primera necesidad para los estudiantes llevan a un notorio nivel de deserción que se muestra explícitamente en la segunda mitad del año, con aulas que llegan a tener menos de la mitad de los estudiantes con los que contaba al inicio del ciclo lectivo. El comedor universitario que se implementó solo en Filosofía y Letras es solo para unos pocos contando con un cupo muy restrictivo que solo alcanza para 120 alumnos y precios elevados para considerase un comedor accesible a todos.

Se podría decir que la Universidad lejos de ensayar un despliegue de medidas para exigir un mayor presupuesto para solucionar los acuciantes problemas, señaladas como causas directas de deserción, avalaba implícitamente un “retiro voluntario” por parte de los estudiantes hartos de aguantar las condiciones de cursado.

El presupuesto universitario

Ya las autoridades declararon que “para atender el ingreso irrestricto, la UNT debería triplicar los docentes de los primeros años”. Pero ¿qué pasa con los fondos de la UNT?

Iniciado el gobierno de Macri la universidad ha recibido cada vez menos fondos. Pese haber anunciado una partida única de 500 millones de pesos a dividir entre todas las universidades del país destinó un 10% de presupuesto menos en enero y en febrero un 12% menos.

La casta que gobierna la UNT, el principal “déficit” de fondos

Mientras se retacea el sueldo de los docentes salen a la luz cada vez más hechos que dan cuenta de que quienes dirigen la universidad lo hacen con el fin de enriquecerse.

En declaraciones la decana de Derecho, Adela Seguí, alerta la escandalosa situación económica que atraviesa la institución, con un pasivo que superaría los $ 600 millones. Sin embargo, Seguí en tanto decana forma desde hace años del régimen universitario, incluyendo la gestión de Cerisola. Cualquier investigación seria tiene que ser independiente de los bandos peronistas y radicales en disputa.

La casta que gobierna la universidad desde hace años no pagan su estadía en las casas de Horco Molle. Según sus propios informes, “sólo en 2013, esto generó una pérdida de $ 375.000 a la UNT”

Es conocido ya el hecho de que Juan Alberto Cerisola, ex rector de la Universidad Nacional de Tucumán, y Luis Sacca, ex diputado de la UCR y actual director administrativo de la Secretaría de Bienestar Universitario, fueron procesados por el juez Fernando Poviña por presunto uso irregular de aproximadamente $353 millones. Se les imputan los delitos de administración fraudulenta e incumplimiento de los deberes de funcionario público, además del embargo de $50 millones al primero y $10 millones al segundo.

Quienes demandan soluciones

La UNT en los últimos años viene atravesando diferentes procesos que reclaman la necesidad de más presupuesto. En 2013 las tomas generalizadas de facultad reclamaron comedores en todos los predios, y boleto educativo gratuito para todos los niveles. Además atento las tomas se precipitaron por los casos de abusos sexuales se pidió que la provincia destine presupuesto en la implementación de medidas de prevención.

En 2014 la huelga docente sacó a la luz la inmensa precariedad en que trabajan los docentes con salarios muchas veces menores a los que se cobra en un call center. Luego de un tenaz reclamo la UNT destinó $ 1000 extra por docente. Aporte que al año siguiente quitaría aduciendo “problemas de fondos”.

Fue en 2016 que se han puesto en marcha las obras de infraestructura que la facultad de artes hubiera planeado luego del reclamo estudiantil de 2013. Sucedió solo a partir de los cortes estudiantiles que fueron realizados este año. Nuevamente ante un caso de abuso sexual dentro de la universidad se ha reclamado por más presupuesto para la implementación de un protocolo contra la violencia de género que hoy en día existe en otras universidades del país (UNR y UBA).

En dialogo con La Izquierda Diario, Melina Maza, secretaria general del CEFA declaró: “El camino para conseguir el presupuesto necesario para garantizar la gratuidad en la educación dependerá de la participación estudiantil y docente. Convocamos a toda la comunidad educativa a manifestarse a la Asamblea Universitaria este miércoles a las 8:30 en el Centro Cultural Virla. Tiene que ser el puntapie para organizar a las Facultades con un plan de lucha, encabezado por ADIUNT y la FUT”. También convocó la agrupación CEPA, ligada al PCR: “Entendemos la defensa de estos artículos en el nuevo estatuto de la UNT como un pilar de suma importancia en la defensa de la educación pública”. Hasta ahora, la Federación Universitaria de Tucumán no se ha pronunciado públicamente ni a convocado a movilizarse.







Temas relacionados

Asamblea universitaria Tucumán   /    Universidad Nacional de Tucumán   /    Tucumán   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO