×
×
Red Internacional

Al menos 30 trabajadores fueron despedidos. Se suman a los contratados que la empresa dejó en la calle el 29 de diciembre pasado.

Escuchá esta nota
Martes 17 de enero | 08:00

La primera noticia del año que nos dió la gestión de Pedro Wasiejko en Astillero Río Santiago fue el anuncio de alrededor de 30 despidos, en su mayoría bajo la causa de ausentismo o por sanciones disciplinarias.

Esto se suma a la actitud totalmente discriminatoria que la empresa tuvo a fin de año con los compañeros contratados, dejando sin trabajo a 3 de ellos el 29 de diciembre pasado.

La gestión de Wasiejko, que llegó al ARS hablando de reactivación y prometiendo trabajo, no pudo hasta el momento mostrar logro alguno, a pesar de todo el marketing y los anuncios en redes sociales. Lo único que pueden presentar como un “logro” es aplicar un régimen disciplinario de cara a un año electoral, donde dispondrán de ingresos para compromisos políticos asumidos, principalmente con el intendente de Ensenada, Mario Secco.

Se profundiza la precarización laboral en el ARS

Al mismo tiempo la empresa se encuentra en la ilegalidad manteniendo como contratados a compañerxs que llevan más de 2 años y medio bajo esta modalidad, y sobre los que estuvo en riesgo la renovación de su fuente de trabajo hasta el último día hábil del 2022. Estos compañerxs se encuentran con una categoría y salario por debajo de lo correspondiente por labor y antigüedad. Además son quienes menos salario reciben, estuvieron por debajo de la línea de la pobreza durante todo el 2022, y seguirán en esta modalidad precarizada hasta junio del 2023 por lo menos.

Por su parte, la conducción de ATE señaló el mes de noviembre del 2022 como fecha límite para firmar un contrato de la construcción de un buque multipropósito para la Armada, cuestión ratificada en la votación de la Asamblea General. Ya estamos comenzando el 2023 y de ese contrato todavía no tenemos noticias.

Parece que pesan más los compromisos con el Gobierno actual (al que la dirigencia de ATE no se cansó de señalar como “gobierno amigo”) que la necesidad que tenemos las más de 3000 familias que dependemos de esta fuente laboral y que gobierno tras gobierno se encargan de mantenernos en la incertidumbre negándose a invertir, a reactivarlo y ponerlo en pleno funcionamiento.

El ajuste fiscal que viene haciendo Massa a nivel nacional con el aval del presidente Alberto Fernández y de la vice Cristina Fernández, junto con el achique presupuestario en la Provincia de Buenos Aires, son hoy el principal obstáculo que deben enfrentar lxs trabajadorxs para lograr un astillero con pleno empleo y salarios acordes a la canasta familiar.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias