Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

La furia travesti en el XXXI Encuentro Nacional de mujeres

El 8, 9 y 10 de octubre se realizará el XXXI Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, la campaña por la implementación del cupo laboral trans va a ser un eje principal de debate.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Miércoles 5 de octubre de 2016 | Edición del día

Primer paso de muchas y muchos trans

Si bien travestis venían intentando ser parte del ENM desde hacía años, tuvieron que pasar años para que se haga oficial un taller dedicado plenamente a su problemática. La primera vez que se realizó, de manera extraoficial, fue en el XXV ENM en la ciudad de Paraná. Pero fue recién en el 2013, en San Juan, cuando adquiere por primera vez carácter oficial, es decir que la Comisión Organizadora lo aprueba en la nómina de talleres.

Hasta ser reconocidas en su lucha por los talleres oficiales del Encuentro, decenas de compañeras trans dieron una larga pelea para ser incorporadas y reconocidas como pares en esas instancias de organización y debate del movimiento de mujeres

La cara visible de la lucha para que en los Encuentros puedan participar las personas trans fue Lohana Berkins. Su voz en los Encuentros se hacía sentir. Más allá de la necesidad de contar las historias de cada una ella hacía hincapié en que “debíamos hablar de lo que hacía cada una además de ser trans”, hacer pesar la política si es que se era militante de algún partido o agrupación. Porque lo personal es político.

Te puede interesar: ¡El Encuentro es de todas, también de las desobedientes!

“Sabemos que el Encuentro Nacional de Mujeres lo construimos las miles de compañeras que asistimos, más allá de la Comisión Organizadora que -y lo sabemos porque también algunas de nosotras formamos parte de CO en distintos años- tiene la difícil tarea de garantizar las condiciones que lo permiten. Ninguna Comisión puede negarnos la posibilidad de seguir con este camino que ya emprendimos juntas.”, escribían las Feministas Inconvenientes en 2011, en una declaración pública dirigida a la Comisión Organizadora del XXVI Encuentro que se haría en Bariloche.

Un poco de historia de los talleres trans

El 2014 fue el segundo año en que se sostenía al taller de mujeres trans oficialmente. Aquel año la sede fue Salta, donde el pacto de la Iglesia y el gobierno provincial pesa fuerte en la provincia hasta el punto que el catecismo es obligatorio en las escuelas públicas. Aquel año se discutió sobre la necesidad de plantear y luchar por el acceso a la salud como un derecho inalienable de todas las personas. La gran pelea era por la implementación del presupuesto sanitario del artículo 11 de la Ley de Identidad para garantizar el derecho a las operaciones de reasignación de sexo en obras sociales como en hospitales públicos.

El año pasado en Mar del Plata las elecciones generales atravesaron buena parte de las discusiones del Encuentro. Había un gran auditorio trans ocupando el salón de actos de la escuela y muchas intervenciones cuestionaban la candidatura de Mauricio Macri a presidente.

La salud también fue un eje central. Recién en el mes de septiembre de ese año se implementaba el artículo 11 de la Ley de Identidad, implementación “a los ponchazos” con escasa inversión estatal, tanto por parte del kirchnerismo como actualmente del nuevo gobierno de Macri. Desde el Frente de Izquierda la candidata a intendente de Zárate, Máxima Fernández, estuvo presente y planteó la necesidad de levantar una política independiente de ambos candidatos que iban a llevar adelante un ajuste, donde las personas trans iban a llevarse junto a los trabajadores la peor parte.

Por la implementación del cupo laboral trans

Este año el taller vuelve a ser oficial, es el Nº 9 y se llama “Personas transgénero, travestis y transexuales”.

De este modo no solamente participan chicas trans sino también identidades trans masculinas que van a pelear por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito entre otros reclamos.

Es el primer Encuentro que se hará bajo el Gobierno macrista de Cambiemos. La batalla se da en la provincia de Santa Fe donde el Partido Socialista de Mónica Fein y Miguel Lifschitz gobiernan la provincia que es segunda en el ranking de femicidios y que cuenta con un presupuesto tan exiguo como el nacional para los programas de asistencia a mujeres que sufren la violencia machista.

La exigencia de la inmediata aplicación de las leyes de cupo laboral trans en aquellos distritos donde ha sido aprobada atravesará las discusiones en los talleres, como viene sucediendo en varias ciudades.

El cumplimiento de la hoy llamada Ley Diana Sacayán, en reconocimiento a la activista trans fundadora de MAL, por parte de la Administración Pública garantiza la presencia de las voces de los y las compañeras trans y travestis, ampliando la democracia al permitir la participación en la planificación y gestión de políticas públicas, con lo que la sociedad toda resulta enriquecida en su calidad y pluralismo. Sasha Sacayán de la agrupación MAL dijo: “Le exigimos al Gobierno Provincial la plena implementación de esta ley que como decía Diana Sacayán es una ley de derechos humanos que va a permitir la inclusión real de nuestras compañeras y compañeros”.

La realidad para las compañeras trans es que cada día que se demora la implementación del cupo laboral trans es una noche más en las calles. Luego de casi 5 años de Ley de Identidad de Género y un año de Ley de Cupo Laboral se sigue saltando de ministerio en ministerio y de ahí a las secretarias de planificación y más vueltas. Un desgastante trabajo burocrático para las compañeras a las que se les va la vida intentando girar un milímetro las ruedas del engranaje que impide que las personas trans accedan a un derecho elemental como es el trabajo y la salud.

Separación de la Iglesia del Estado

Lejos quedaron las promesas “progresista” que el Papa Francisco parecía, o al menos así se lo quiso ver, traer en su jefatura al frente del Vaticano. Es que los principios de Bergoglio nunca fueron distintos a los que tenía antes de ser Papa cuando declaró la “guerra santa” contra el matrimonio igualitario en su gestión frente al Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires.

Te puede interesar: Papa Francisco en guerra contra la “teoría del género”

Sin ir más lejos el día de hoy Aguér se tiró contra la Ley de Identidad de Género. "Una ley es justa, legítima, es realmente legal, en suma es ley, si se ordena al bien común, no lo es si para proteger presuntos derechos de algún grupo infiere un detrimento a la multitud", fundamentó. No sería la primera vez, que es noticia por sus declaraciones sobre sexualidad. Condenó el uso de preservativos llamándolo un “adminículo” a que “se utiliza para cometer adulteio” y el matrimonio igualitario además de lanzarse contra la Ley de Educación Sexual Integral (ESI).

Por la derogación de los Códigos contravencionales

El hostigamiento a la comunidad trans por parte de las fuerzas represivas no distingue Gobiernos. Citando tan solo 3 ejemplos conocidos en los que las fueron agredidas referentes travestis se ve a las claras el funcionamiento del aparato represivo del Estado contra la comunidad trans. El año pasado Michelle Mendoza fue brutalmente golpeada por la policía “socialista” de Rosario, además de privada de su libertad denigrada e incomunicada de forma totalmente ilegal. Pero anteriormente también lo había sido Diana Sacayán por la Metropolitana del PRO en CABA y Lohana Berkins fue golpeada por la Gendarmería de Urtubey en Salta. Tres casos resonantes pero que son cotidianos para miles de personas trans.

Leé también: “Cada día que pasa sin el cupo laboral es una noche más en la calle”

Mientras tanto existen provincias donde los códigos contravencionales sobreviven a dictaduras militares. Una verdadera “cruzada moral” que justifica detenciones y abusos policiales, que pone el foco represivo en aquellos y aquellas que viven una sexualidad que para algunos gobiernos todavía es indecorosa. Violencia institucional en su máxima expresión.

Organizadas contra la transfobia y todo tipo de opresión

El verdadero espíritu del encuentro debe ser el de las luchadoras aguerridas. Retomemos el ejemplo de María Pía Baudracco, Lohana Berkinks y Diana Sacayán. Es necesaria la implementación del cupo laboral trans. Ya en varias universidades del país, lugares de trabajo y fábricas como Madygraf junto a cientos de activistas está en marcha la campaña. Este taller debe concluir con un plan de luchas y campañas para arrancarle al sistema los derechos que aún faltan.







Temas relacionados

XXXIº Encuentro Nacional de Mujeres   /    Lohana Berkins   /    Transexuales   /    Transfobia   /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO