×
×
Red Internacional

Obreras de la carne.La fuerza de las trabajadoras de ArreBeef

Además de obreras son madres, hermanas, hijas que no dudaron en continuar la pelea por la reincorporación, contra las causas judiciales y solventando el hambre.

Miércoles 9 de junio | 14:57

Dentro del frigorífico las obreras de ArreBeef trabajan a la par de los varones pero los tratos no son los mismos. Saben muy bien que con quincenas miserables es muy difícil sostener a una familia mientras la patronal viene ganando fortunas con las exportaciones, sobre todo durante la pandemia. La bronca es histórica y es producto de la prepotencia patronal, precarización laboral y bajos salarios. Muchas fueron despedidas pero no se quedaron con los brazos cruzados, son las que se pusieron al frente y tomaron en sus manos junto a sus compañeros varones la lucha por la reincorporación, contra las causas judiciales y con la colaboración de las mujeres familiares solventando el hambre con una olla y el armado de bolsones de mercadería.

Las obreras que están trabajando se encuentran en pésimas condiciones laborales. Tienen que bancarse los maltratos de los superiores que les faltan el respeto, las denigran y las insultan por el hecho de ser mujeres, ya que el trabajo que realizan es el mismo que sus compañeros varones. Incluso hay un porcentaje muy alto de mujeres que se encuentran lesionadas por los altos ritmos de producción y el sobreesfuerzo muscular por manipular tanto peso, y así es como terminan rotas por tantos años de trabajo esclavo. Las respuestas de la patronal son desprecios y despidos. Además, fueron brutalmente reprimidas por la Policía de Berni y Kicillof a pocos días del aniversario del golpe militar. Sin embargo, demostraron ser una fuerza imparable, la bronca se acumula junto a las ganas de luchar, solo falta organización para dar revancha e ir por todo. Hoy muchas de ellas están a disposición de la pelea que dan sus compañeras y compañeros que están afuera.

Las mujeres que están afuera vienen encabezando la lucha. No fue fácil, como ellas cuentan, tuvieron que enfrentar muchos prejuicios para ganarse su lugar. Pero hoy, más que nunca, saben que organizadas entre despedidos y contratados, son capaces de darlo vuelta todo, como dijo Carolina en la última entrevista que le hicimos desde La Izquierda Diario.

Te puede interesar: [Video] Trabajadora despedida de ArreBeef: “vamos a seguir luchando”

La pandemia agravada por la segunda ola de contagios en medio de una crisis económica, viene dejando un desastroso escenario en nuestro país donde la mitad de la población trabaja en condiciones informales y la tasa de desocupación es cada vez más alarmante. Esta situación impacta de lleno en las mujeres que son las que trabajan no solo para llevar un sueldo a su hogar sino también porque son el verdadero sostén de las familias. En estas condiciones de un país desbastado por la falta de inversiones y la falta de puestos de trabajo, más cuesta arriba se vuelve en un pueblo que depende de un frigorífico y sobre todo para las mujeres que tienen que agarrar los peores trabajos precarios si es que consiguen. Es por eso que las trabajadoras despedidas no tienen nada que perder más que el miedo a revelarse contra la patronal. Hay una trinchera de batalla que es la olla que sostienen desde que inició el conflicto, desde ese espacio pueden organizar la fuerza necesaria, uniendo a los despedidos y contratados para pelear por la reincorporación, contra las causas judiciales y por el pase a planta permanente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias