Política Estat espanyol

ANDALUCÍA

La extrema derecha de Vox inviste el gobierno de la derecha en Andalucía

El PP consigue que se invista a Bonilla en Andalucía con los apoyos de ciudadanos y Vox gracias a acuerdos bilaterales con ambas formaciones.

Federico Grom

Barcelona | @fedegrom

Miércoles 16 de enero | 18:26

Foto: EFE

El debate de investidura andaluz, convierte al PP en la cabeza del gobierno autonómico. Juan Manuel Moreno Bonilla, se convierte así en el séptimo presidente andaluz desde la transición y el primero no socialista, solo un día después de que decenas de miles de personas se movilizaran en todo el Estado contra la constitución de este gobierno.

El pasado martes se celebró la primera sesión de investidura, en la que Moreno desde el PP defendió su programa político. En esta segunda sesión, los portavoces de los grupos políticos pudieron fundamentar sus votos.

"Somos un partido de extremo sentido común" que viene a "representar a españoles y andaluces que están hasta el gorro del lenguaje exclusivo" y cuyos "principios se han tirado por la borda por la dictadura ideológica de la izquierda totalitaria". Así abrió el segundo debate de investidura Francisco Serrano, el representante de Vox.

Serrano ha sostenido a lo largo del debate, de que no cejaran en sus intentos de “derogar las leyes de ideología de género” y la expulsión de inmigrantes, así como la derogación de la ley de memoria histórica, en un discurso en donde hizo uso de todos los clichés de la derecha española más rancia como la bandera, el himno, la cultura, las tradiciones religiosas, la tauromaquia y la caza.

Desde Adelante Andalucía, han votado negativamente a la formación del gobierno, denunciándolo como un tripartito entre Abascal, Rivera y Casado que será un gobierno “Franquicia, de los ricos, de las finanzas, de las constructoras, de los terratenientes. Porque están entregados a las extrema derecha. Y porque no son cambios, sino reacción".

El PSOE con sus 33 parlamentarios, junto a Adelante Andalucía con sus 17, han votado negativamente por el gobierno presidido por el PP. Desde el PSOE, con una Susana Díaz que se estrenaba en la oposición, le recordaron a Moreno que “Solo gracias a los votos de la extrema derecha de Vox, consigue usted la legitimidad para gobernar. Este gobierno se va a formar porque Vox quiere”.

Por su parte el líder de Ciudadanos Juan Marín ha aprovechado su intervención para señalar que "A Ciudadanos le vincula un documento de 90 puntos que hemos firmado con ustedes. De lo demás, serán usted y la fuerza política con la que firme responsables" en un intento de separarse de la ultraderecha de Vox y del acuerdo de 37 puntos a los que esta formación y el PP llegaron para que se pudiera investir a Moreno. Un pacto que incluye buena parte de las exigencias de la formación de Abascal.

Te puede interesar: Tendencias a los extremos: tres claves y una hipótesis estratégica sobre la dinámica política española

Moreno fue elegido presidente al obtener en primera votación mayoría absoluta con 59 diputados a favor y 50 en contra, gracias a los apoyos de Ciudadanos y Vox, con los que el PP ha llegado a acuerdos para encabezar el Gobierno.
Moreno tomara posesión de su cargo el viernes en un acto que se espera la presencia Tanto de Pablo casado, como de quien le presido en el cargo, Mariano Rajoy. Moreno dará a conocer la composición de su Gobierno el lunes mismo según anunció.

Sin embargo, el primer acto de su investidura “por la gracia de Vox”, ya lo han hecho decenas de miles de mujeres y hombres que el pasado lunes se han manifestado en más de un centenar de ciudades contra la formación de este gobierno y contra el programa de Vox que atenta contra las mujeres y las personas LGTBI.

Te puede interesar: Masivas protestas de mujeres en todo el Estado contra el pacto de derechas en Andalucía

Es necesario enfrentar a la derecha y la extrema derecha en acenso en las calles. Nada podemos esperar de la izquierda que mira al PSOE. El mismo PSOE de los CIEs y las concertinas, de las devoluciones en caliente. El PSOE que mantiene acuerdos con la iglesia y la financia con dinero público, el que defendió a los bancos y los poderosos en los años más duros de la crisis. Los mismos que permitieron decenas de cierres y decenas de miles de despidos.

Te puede interesar: Elecciones andaluzas: el crecimiento de la extrema derecha y cómo combatirla

En este camino, la clase trabajadora, junto a la juventud y el movimiento de mujeres deberán construir su propia alternativa política. Una que defienda verdaderamente y en consecuencia sus intereses, es decir una izquierda anticapitalista y de clase.







Temas relacionados

Política Estat espanyol   /    Vox   /    Ciudadanos   /    Elecciones Andalucía   /    Andalucía   /    Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO