×
Red Internacional

Docentes, padres y estudiantes se movilizaron exigiendo la finalización de las obras en la Secundaria N43. Se incendió el año pasado y las autoridades quieren reiniciar la presencialidad sin los arreglos.

José Muralla@murayeando

Miércoles 31 de marzo | 18:55
El reclamo de la familias de la Secundaria 43 de Merlo

"Las autoridades nos quieren hacer abrir la escuela con sólo tres aulas y una para aislamiento". La denuncia es contundente. Más aún en plena segunda ola de Covid, con un promedio de trece mil contagios diarios.

"Estamos muy tristes por la situación de la escuela, es una escuela muy querida acá en Libertad donde los padres de hoy fueron alumnos ayer", dice Ezequiel, uno de los docentes organizadores de la movilización. “Exigimos que se realicen las obras que están paradas cuando el incendio fue hace 13 meses y está la mitad de la escuela quemada”, completó.

Es que las autoridades - según cuenta Natalia, mamá de un alumno de segundo y uno de sexto - "querían arrancar el lunes con la presencialidad. Pero a partir de que nos movilizamos lo suspendieron." Y agrega "el problema es que tampoco se puede cumplir con la virtualidad porque no tienen acceso".

Las paredes tiznadas que evidencian el incendio que hubo

Mientras Gustavo, padre de alumnos de primero y segundo año, se indigna cuando dice "yo fui testigo de cómo las autoridades del Consejo Escolar apretaron a los docentes para empezar las clases en esas condiciones". Y completa: "ellos dicen que la escuela está en condiciones para comenzar. Pero cualquiera que entre y mire sabe que no es cierto".

Te puede interesar: Coronavirus. Aumento de casos, nuevas variantes, vacunas y medidas insuficientes

El problema está en que los funcionarios municipales, provinciales y nacionales quieren garantizar la presencialidad a cómo de lugar, aun a costa de la salud de docentes y estudiantes. Con edificios en malas condiciones, o que no estan preparados para mantener las medidas sanitarias necesarias como el distanciamiento. Sin garantizar vacunas para docentes y estudiantes.

Ana, quien es docente y madre de la escuela, cuenta que los problemas edilicios vienen desde mucho antes de la pandemia: "cuando ingresé en el 2017 ya había reclamos por la falta de baños, por ejemplo. Yo tenía un alumno en silla de ruedas que tenía que usar pañales porque el baño no lo podía usar". Y dice que estuvieron 10 años con ese reclamo y que los escucharon recién luego de las muertes de Sandra y Rubén en la escuela de Moreno.

¿Usted dejaría a sus hijos cerca de esto?

Las autoridades y el Suteba Merlo dicen una cosa, las familias y docentes otra

“En nuestro distrito, pudieron comenzar el primero de marzo casi todas las escuelas primarias y jardines; solo nueve del total, de 80 escuelas primarias y 61 jardines, no iniciaron por algún problema particular, en general edilicio, por algún arreglo general que se estaba realizando.” “Después de la muerte de Sandra y Rubén en Moreno, esto ha sido un eje de trabajo que comenzó fuertemente a resolverse y la mayor cantidad de escuelas van a llegar al invierno con el tema resuelto”.

Estas declaraciones parecieran dichas por algún ministro de educación. Sin embargo pertenecen a la Secretaria Gremial adjunta del Suteba Merlo, Sandra González. Ella es parte de la lista que conduce el sindicato provincial.

Cables sueltos y paredes tiznadas... "condiciones dignas", dirán desde el gobierno

Pero las familias, los docentes y las evidencias de la EES 43 dicen lo contrario. Ana - la docente y madre antes citada - relata el estado de las aulas, las paredes tiznadas por el fuego y plantea que no se puede empezar en esas condiciones. Pero las autoridades dicen que "eso es sólo un problema visual y que mientras no haya un cable salido donde se puedan electrocutar no hay problema"

Te puede interesar: Bronca docente. Cartas públicas: las escuelas están de luto

También aportó su testimonio Fernanda es docente y delegada de la escuela. Pertenece a la Multicolor, oposición a la conducción provincial del Suteba. Denuncia que "las autoridades nos quieren hacer abrir la escuela con sólo tres aulas y una para aislamiento. Nosotros no estamos de acuerdo menos aún cuando hay entre 10000 y 14000 nuevos contagioso de covid por día".

Señala que "esta no es la única escuela que tiene pésimas condiciones de infraestructura, son muchas más". Luego aclara que el reclamo no queda ahí, en lo edilicio: "También queremos que nos vacunen a todos para poder volver porque la salud y la vida tienen que ser una prioridad".

La movilización fue una jornada abierta a quienes se quieran solidarizar, y se realizó una radio abierta para que cada uno pueda tomar la palabra.

Maximiliano Oviedo, delegado de la EES N47, fue a acercar la solidaridad de su escuela y de la Agrupación Marrón en la Multicolor. "es muy importante la participación de toda la comunidad educativa y se torna sumamente necesario la unidad de todas las escuelas que atraviesan situaciones similares, mientras la conducción del Suteba no nos escucha”. Pero propuso llevar esa unidad más allá: “hay sectores de salud en lucha, y otros trabajadores también que ya no soportan esta situación. Unirnos con ellos, formar comités de apoyo u organismos similares nos va a permitir enfrentar con mayor fuerza la situación crítica a la que nos expone el gobierno."

Un grupo de docentes fue recibido por funcionarios de la Municipalidad de Merlo, que se comprometieron a dar respuestas a las obras suspendidas en la escuela en un plazo de un mes. No obstante los docentes, estudiantes y padres se mantendrán en asamblea permanente hasta que esta promesa se cumpla.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias