Mundo Obrero

Despidos persecutorios en la industria azucarera

La empresa Ledesma despidió 14 obreros

En poco más de un año la compañía ha llevado adelante más de 110 despidos de obreros y empleados. Hay que enfrentar el plan de despidos por tandas y amedrentamiento que impulsa la patronal de los Blaquier y su gerente Goñi, con asambleas y plan de lucha de los obreros, las familias azucareros, y la comunidad, hasta conquistar la reincorporación de todos.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Lunes 4 de marzo | 10:39

La patronal que finalizo la zafra 2018 con una producción de azúcar 281 mil toneladas y 115 millones de litros de alcohol, superando su producción de la zafra anterior, que incremento sus plantaciones de citrus, pasando de 400 hectáreas a 600 y concreto una ampliación de su planta de jugos y aceites concentrados con una inversión de 8 millones dólares, despidió nuevamente a obreros de la fábrica de azúcar, ubicada en el barrio Ledesma de la localidad de Libertador Gral. San Martin.

Esta vez los despedidos son 14 trabajadores del ingenio de las secciones fabriles: embolsado, fraccionado, logística-deposito, vigilancia y refinería. Vale decir que desde diciembre del 2017 y enero del 2018, la empresa azucarera ha avanzado en plan sistemático de despidos, persecución y disciplinamiento, que tuvo como saldo más de 110 trabajadores despedidos-de convenio y fuera de convenio- hasta la fecha.

No hay crisis en Ledesma SAAI, hay persecución y disciplinamiento

La mayoría de los despidos fueron sin causa, y una porción considerable de los obreros y empleados despedidos son afiliados al Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma-SOEAIL- y participantes de las huelgas en reclamo de una actualización salarial cercana a la inflación y mejoras en las condiciones laborales que se dieron casi de modo ininterrumpidas todos los años del 2011 al 2017. Aunque en esta última tanda de despidos de fines de febrero del 2019 el ataque patronal golpea tanto a trabajadores de activa participación en la organización sindical como también obreros que no participaban en asambleas ni adherían a huelgas, ni a otras medidas de fuerza.

El salto en la producción como las nuevas inversiones de la familia Blaquier, dueña de la empresa Ledesma, deja en claro que este emporio no puede argumentar que los despidos se deben a pérdidas considerables o a una crisis. Es más, para expresar de modo más patente que los despidos no tienen que ver con un resentimiento económico que ha sufrido el monopolio azucarero, papelero y citrícola, podemos agregar que según su ejercicio económico n° 105 de Mayo del 2018 en la zafra 2017 amasaron una ganancia de $277.131.000.

Además los beneficios que dicha patronal recibió del gobierno nacional de Mauricio Macri son varios e importantes, como ser eliminación de impuestos a la exportación de productos industriales, el aumento del porcentaje del corte de alcohol de caña en naftas, que incremento del 10% al 12%, y la reducción de la alícuota de ingreso brutos, que paso de 3,6% a 1,5% producto del pacto fiscal al que suscribió el gobernador Gerardo Morales. Hasta por evadir durante 6 años (del 2006 al 2012) el impuesto a la ganancia, la empresa fue sancionada bajo el actual gobierno nacional de Cambiemos por una multa irrisoria $100.000, un monto insignificante para semejante monopolio, ya que es comparable a 4 salarios mensuales de obreros azucareros de categoría 1.

Con los despidos por tandas la empresa Ledesma busca lo que el gerente general Javier Goñi ( CEO presidente del Coloquio IDEA) llama “reducir costos laborales”, ya que al despedir no solo reducen la planta de personal para producir igual o más con menos obreros, sino que también mientras más crece la cantidad de despedidos y desocupados en la región esto genera una presión para tirar abajo ingresos salariales de los trabajadores ocupados en la fábrica y el campo.

Poreso no es casual, que la patronal despida antes del inicio de la zafra y después del fin de zafra, intentando adelantarse a los petitorios y reclamos que la organización sindical impulsa comúnmente desde antes del inicio de zafra, e incluso en momentos del inicio de la zafra, y al final de la zafra.

Cabe agregar, que también en el Ingenio y Refinería Tabacal, administrado por la multinacional norteamericana Seaboard Corporation y enclavado en el departamento de Oran de la provincia de Salta, se anunciaron 26 despidos antes de iniciada la zafra 2019, lo que habla de una estrategia de los empresarios de la rama azucarera en Jujuy y Salta nucleados en el CARNA-Centro Azucarero Regional del Norte Argentino-. Recordemos que la patronal yanqui ya viene de despedir el año pasado a 181 trabajadores azucareros, por lo que con estos 26 despidos recientemente anunciados las desvinculaciones sin causas ascienden a 207.

Asamblea y plan de lucha para derrotar la ofensiva patronal

Para derrotar este nuevo ataque de la patronal de los Blaquier, defender los puestos de trabajo y reincorporar a los despedidos, hacen falta asambleas y plan de lucha de los azucareros, que sean el puntapié para convocar a la familia azucarera y a la comunidad del pueblo ingenio a la movilización, y coordinar con otros trabajadores golpeados por la inflación, la carestía de vida y los despidos, como es el caso de los docentes de nivel medio y terciario que han definido ir al paro por aumento salarial, o los obreros azucareros del Ingenio Tabacal que también está padeciendo los despidos.

La comisión directiva del SOEAIL debe convocar a la asamblea para que los obreros deliberen y definan las medidas de fuerza que formen parte del plan de lucha con el cual hacerle frente a los despidos. Las reuniones de cuerpo de delegados no pueden suplir la participación activa de las bases obreras por vía de las asambleas generales.

Quedó demostrado que la estrategia de reuniones de negociación y las actas acuerdo de paz social entre la administración del ingenio y la directiva del sindicato azucarero no garantizan que la empresa Ledesma deje de despedir y perseguir a los trabajadores, ya que la patronal no ha cesado de despedir por tandas a más de 110 obreros, pese a que la directiva sindical haya gestionado sendas reuniones con representantes de la compañía azucarera.

Así como también, es evidente que la política pejotista-kirchnerista que aconseja a la mayoría de la directivas sindicales esperar hasta tener en la mano los resultados de las elecciones nacionales para recién parar, protestar y manifestarse contra los despidos y el ajuste económico en curso, es una política equivocada que desarma a los trabajadores y permite que pasen- sin resistencia alguna- los ataques de las patronales y los gobiernos de turno.

El movimiento obrero azucarero debe enfrentar los despidos con sus métodos de lucha, siendo capaz de movilizar a la familia azucarera, ganando como aliada a la comunidad del pueblo ingenio de Libertador y localidades aledañas, y entrelazando su lucha a la de otros sectores trabajadores en conflicto, como la docencia secundaria y primaria, y el movimiento de mujeres.

Desde la militancia obrera y juvenil del PTS-´Partido de los Trabajadores Socialistas- en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores-FIT- manifestamos todo nuestro apoyo a los despedidos del ingenio, en particular, y todos los trabajadores azucareros de Ledesma, en general, y ponemos a disposición de su lucha nuestras bancas legislativas en concejo deliberante de Libertador y la legislatura provincial







Temas relacionados

Trabajadores azucareros   /    Carlos Pedro Blaquier   /    Ingenio Ledesma   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO