×
Red Internacional

Estado terrorista.La campaña de los medios y la derecha para presentar al Estado de Israel como una “víctima”

Galit Ronen, embajadora del Estado de Israel en nuestro país, criticó el comunicado emitido por Cancillería que, en un intento de "neutralidad", cuestionó los hechos tanto de Israel como de la Franja de Gaza, sin ser claros en repudiar el bombardeo a ese territorio. Con mentiras, ubicó a su país como víctima del “terrorismo”.

Mirta Pacheco@mirtapacheco1

Miércoles 12 de mayo | 12:31
Foto // MAHMUD HAMS - AFP

Es claro que la política de ultra derecha que está llevando adelante Israel, no puede tolerar ni siquiera un comunicado de la Cancillería en el que, enarbolando la teoría de los dos demonios, se cuestionan por igual “el uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes” y “la respuesta a través del lanzamiento de misiles y artefactos incendiarios desde la Franja de Gaza”.

Haciendo un paralelismo y salvando todas las distancias es como los militares genocidas en nuestro país que repudiaban cuando los partidos políticos del régimen enarbolaban esa idea, que falseaba la realidad de lo que había sucedido durante el terrorismo de Estado, que ponía un signo igual entre el accionar de las Fuerzas Armadas y de organizaciones que tenían como método el de la guerrilla. Una idea mentirosa que buscaba la reconciliación con los genocidas y ocultaba la violencia infinitamente superior que puede ejercer un Estado.

Así, la embajadora Ronen dijo este último martes: “Este comunicado lo vemos con preocupación y no expresa la buena relación que existe entre nuestros países” y agregaba: “Estuvimos atacados. La gente está durmiendo en refugios. También la gente de la embajada. Toda mi familia está allá. La situación es muy preocupante”.

A tal punto que Alberto Fernández, de gira por Francia, tuvo que salir a responder que su gobierno adopta la misma postura de la ONU. Lo que no es más que equidistancia entre una fuerza ocupante que se asentó en esa región (con la tutela de las potencias imperialistas, en particular Estados Unidos) a costa de asesinatos, robos de tierras y propiedades y expulsión de miles de palestinos.

Toda la oposición de derecha de Juntos por el Cambio, como así también la gran mayoría de los canales de noticias (TN, A24, Crónica, etc.) salieron con la misma postura. Una defensa cerrada, que mientras iban pasando los minutos se transformaba más en una campaña política, de un Estado terrorista como es el israelí que en solo dos días con los bombardeos ya asesinó a casi 50 personas, incluidos niños.

Te puede interesar: Al menos 48 muertos y edificios derribados en Gaza por los bombardeos de Israel

Además de herir, vía la represión ejercida en Jerusalén Este alrededor de 600 palestinos -de las cuales más de 300 tuvieron que ser hospitalizados-. Eso sin contar la vía libre que dejaron las "Fuerzas Armadas de Defensa" a los colonos para salir a agredir a los palestinos con palos, atropellarlos con sus autos (como pasó en un barrio de Jerusalén Este) o directamente fusilarlos, como en Lod -ciudad cercana a Tel A Viv- donde un colono le disparó en la calle a un joven palestino-.

La campaña llevada adelante por la embajadora israelí y la oposición de Juntos por el Cambio (PRO; UCR, Coalición Cívica) pretende ocultar estas cosas.

Vínculos comerciales de Juntos por el Cambio con Israel

Recordemos que Patricia Bullrich en noviembre del 2015 viajó a Israel con el objetivo de adquirir más conocimiento sobre los sistemas de vigilancia de alta tecnología que usa ese Estado (en la línea verde que separa a Israel de Cisjordania y en los territorios ocupados. como así también en las ciudades fronterizas con la Franja de Gaza).

Dos meses después el Gobierno de Mauricio Macri realiza una compra de 4 lanchas patrullero por U$S 49 millones (Decisión Administrativa -DA- 1589), Sistemas Integrados de Vigilancia de Cruces Fronterizos Terrestres por un valor de U$S 35 millones (DA 1591) y un helicóptero bimotor para Gendarmería Nacional que costó U$S 10.4 millones (DA 1599).

Te puede interesar: El sionismo vino a hacer negocios

Patricia Bullrich, Montoto y sus relaciones con el Estado sionista

La presidenta del PRO tiene vínculos, no solo ideológicos sino comerciales con Israel por dos vías sobre todo. Una es la de su esposo, Guillermo Yanco, que tiene muy buen nexo con Benjamín Netanyahu, el primer ministro en funciones que está comandando el brutal ataque de ese Estado a la Franja de Gaza y la otra es Mario Montoto, que en su pasado fue tesorero de Montoneros -ahí surgió el vínculo entre los dos- y ahora es un empresario que vende equipamiento para las fuerzas policiales, logística en seguridad y desarrollos tecnológicos. Su especialidad: los sistemas de vigilancia urbana (cámaras y monitoreo). El sueño húmedo de Netanyahu como de toda la derecha y de extrema derecha sionista.

Además Montoto es el presidente de la Cámara de Comercio Argentina-Israelí, por eso tiene a ese país como uno de los principales socios comerciales. Y es un actor principal para la compra de armamento de última generación que produce Israel. De hecho fue uno de los que propició aquel viaje de Bullrich a Israel. Pero no solo con el Gobierno de Juntos por el Cambio. Durante el Gobierno de Cristina Kirchner, en la gobernación de Daniel Scioli, la empresa de Montoto era una de las principales proveedoras de la Provincia de Buenos Aires y él mismo oficiaba de asesor de seguridad en las sombras del exgobernador. Se dice que Montoto tiene un pie en Juntos por el Cambio y otro en el kirchnerismo por ser el padre de Fernanda Raverta, la actual directora del Anses.

Volviendo a la ex ministra de Seguridad, Israel suele tener en alta estima a personajes como Patricia Bullrich y todo lo que ella representa.

Todo lo que ella representa, en este caso también viene siendo expresado por los medios de comunicación, TN por ejemplo, constantemente comenta, con una visión absolutamente sesgada, los hechos que están ocurriendo en aquella región de Medio Oriente y constantemente entrevista a periodistas o personalidades israelíes que insisten en que allí solo hay un demonio y es Hamas y los palestinos que se rebelan.

Los dichos de la embajadora Galit Ronen, por supuesto están en esa línea, que va de la mano de un intento de mostrar que el opresor es la víctima. Por eso miente cuando dice que "estamos durmiendo en refugios", etc.

Te puede interesar: La criminal ofensiva del Estado de Israel y las movilizaciones palestinas

Para tener información de primera mano, este diario se comunicó con un argentino que vive en Tel A Viv hace más de 20 años, allí tiene su familia y su trabajo.

Shlomo Sasson nos contaba:

"Primero hay que aclarar que las diferencias tecnológicas que hay entre las organizaciones que están en Gaza, como el Hamas, con Israel, es mucho mayor que la diferencia que existía entre el Viet Cong y Estados Unidos, por ejemplo. O sea, no tiene la capacidad ni de fuego ni de defensa comparable a Israel. Los misiles que llegaron a Tel A Viv o Jerusalén, fueron más bien un bombardeo simbólico, decir: bueno, te podemos hacer cerrar el aeropuerto, hasta generar miedo. Pero no es que sean comparables a nivel de capacidad de destrucción. La población de Israel que se siente amenazada, es porque te cae una cosa del cielo, pero no por la capacidad destructiva de eso que cae del cielo".

Agregaba además: "Los que están durmiendo en refugios es la población de Gaza, para nada la población israelí. Los misiles que están arrojando desde Gaza, la verdad es que podemos equipararlos a cuando los palestinos tiran piedras para enfrentar los fusiles del ejército. También es muy diferente la capacidad defensiva, Israel tiene equipos que costaron miles de millones de dólares para frenar misiles que costaron $5000 (N.R.: hace esa comparación para entender mejor la diferencia armamentística). O sea: las diferencias son tan grandes que lo que dijo esta mujer es una aberración. Pero también es incorrecto no plantear claramente que Israel está imponiendo hace ya 14 años un cierre total de la Franja de Gaza, Israel está dejando morir a la gente en Gaza, por falta de comida, de agua y de pronto los misiles que tiran son el demonio, !No es así, para nada!".

Así se puede comprender un poco más que los dichos de los principales medios, de la mano de las declaraciones de la embajadora israelí, son una campaña montada con el objetivo de ocultar la política del Estado de Israel hacia el pueblo palestino y generar simpatía con el opresor.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias