×
×
Red Internacional

Según el Indec, el PBI creció 0,9 % en los primeros tres meses del año y en la comparación interanual la actividad económica aumentó un 6 %. La recuperación no es para todos, las condiciones de vida de la clase trabajadora empeoran afectadas por la inflación.

Jueves 23 de junio | 18:54

El Producto Interno Bruto (PIB) subió 0,9 % trimestral en la serie sin estacionalidad en el primer trimestre de 2022, informó este jueves el Indec. La economía se desaceleró en relación a los anteriores trimestres. La suba del 0,9 % en la actividad con respecto a octubre-diciembre se ubica por debajo del 1,9 % y el 4,1 % de los períodos anteriores, que siguieron a la baja del 0,8 % del segundo trimestre de 2021.

En la comparación interanual, el PIB creció 6,0 %, y acumula así cinco trimestres consecutivos de crecimiento.

Según el informe del Indec, el Consumo Privado aumentó 9,3 % interanual, mientras que el Consumo Público subió 6,5 % interanual.

En el relevamiento año contra año, se registró una suba en Hoteles y restaurantes (33,6 %). Desde el Ministerio de Economía detallaron que en este rubro el "nivel de incremento tenderá a normalizarse con el correr de los meses y de la situación de la pandemia".

También hubo incrementos en Explotación de minas y canteras (13,4 %) y en Transporte, almacenamiento y comunicaciones (12,2 %). Se experimentaron retracciones en Pesca (-3,5 %) y en Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-0,1 %).

También se registraron subas en Hogares privados con servicio doméstico, 10,5 %; Administración Pública, 9,5 %; Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales, 7,8 %; Comercio, 5,7 %; Electricidad, gas y agua, 5,1 %; Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, 5 %; Enseñanza, 4,9 %; Industria manufacturera, 4,9 %; Construcción, 3 %; Servicios sociales y de salud, 2,8 %; e Intermediación financiera, 1,3 %.

A pesar de la recuperación económica, el PBI del año pasado fue de 3 puntos porcentuales menor que en 2011 y 5 puntos porcentuales más bajo que en 2015 y 2017 (los años de mayor producción en la última década). Incluso, si mantiene el crecimiento en 2022 y el siguiente, en el 2023 se lograría alcanzar niveles de producción apenas por encima de los registrados en 2015 y 2017.

La economía se recupera, pero ese crecimiento no repercute en mejoras perceptibles en las condiciones de vida de las mayorías trabajadoras. No todos ganaron. Según datos del Indec, sin considerar el sector público, el Excedente de Explotación Bruto, una aproximación a la masa de ganancias empresarias, subió su participación en la riqueza generada en el país desde el 48 % en 2016 al 54 % en 2021. La contraparte es la caída de la Remuneración del Trabajo Asalariado que redujo su participación en la riqueza desde el 42 % en 2016 al 34 % en 2021. Además, varios especialistas advierten sobre el fenómeno de los trabajadores pobres. Según un informe del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas) de la Universidad Nacional de La Plata, un 31,5 % de trabajadores ocupados se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Mientras tanto las patronales siguen de fiesta.

Te puede interesar: El “modelo” económico, la insatisfacción y las continuidades de(l) Fondo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias