Internacional

CRISIS EN ARGENTINA

La economía de Argentina al rojo vivo: default "selectivo", FMI y sangría de dólares

El billete verde escaló a $62,04 y la merma de reservas del Banco Central siguió. El riesgo país escaló a 2.533 puntos. Los bancos tendrán que pedir autorización para girar sus utilidades y se esperan nuevos anuncios del Gobierno de Macri. El “populismo de emergencia” no para.

Sábado 31 de agosto | 01:40

“Reperfilar”, “default selectivo”, “riesgo país”, fueron las palabras que inundaron las redes esta semana con memes. Postales de una situación crítica de la economía argentina que atraviesa nuevamente una crisis cambiaria y de deuda.

El dólar cerró a $62,04 según el promedio del Banco Central, casi $5 más que el viernes pasado. En la semana la autoridad monetaria inyectó 1.279 millones de dólares. Sólo este viernes las reservas cayeron 1.943 millones de dólares. Según estimaciones, las reservas bajaron 13.801 de dólares en el mes. Una sangría que no para.

En los últimos cinco días el mayorista aumentó $4,36 y el riesgo país cerró a 2.533 puntos.

Chau dogmas

El Gobierno abandonando todos sus dogmas tuvo que apelar al “populismo de emergencia” con los cambios en el impuesto a las ganancias, IVA, bono a empleados estatales, entre otros, luego de la derrota electoral.

Cambiemos archivó el libreto con las críticas al kirchnerismo, como cuando decía que no había que ser “incumplidor” de la deuda. Esta semana el Gobierno sinceró que no puede afrontar los vencimientos de deuda y por “sugerencia” del Fondo anunció postergar los pagos de la deuda de corto plazo (Letes, Lecaps) y enviará un proyecto al Congreso para diferir los plazos de la deuda.

Las calificadoras de riesgo lo denominaron default "selectivo” ya que afecta a la deuda de corto plazo con inversores institucionales como fondos de inversión y bancos. El default es selectivo porque por ahora incluye la imposición de la extensión de los plazos de pago para la deuda de corto plazo con inversores institucionales que percibirán un pago parcial del 15%, y lo restante lo cobrarán en cuotas.

Te puede interesar: Default “selectivo”: el FMI lo hizo de nuevo

Este viernes la agencia crediticia Fitch decidió rebajar la deuda de largo plazo en dólares y en moneda local; así como también la deuda de corto a la categoría de default restrictivo.

Fitch sostuvo que el país está "en default de sus obligaciones soberanas" y que lo sucedido constituye "un canje de deuda en problemas", según informó Reuters.

El Gobierno aplicó otras medidas para contener la merma de dólares. El Banco Central determinó que las grandes exportadoras no podrán tomar créditos por más de 1.500 millones de pesos. Este viernes la autoridad monetaria fijó que los bancos tendrán que pedir autorización para girar sus utilidades al exterior.

Los dólares se esfuman y Macri rechazó tomar otras medidas como controles de capitales. Según publicó el periodista Marcelo Bonelli en el diario Clarín, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, propuso establecer un control de capitales, pero el presidente lo rechazó. ¿Hasta dónde está dispuesto Macri a poner algún límite a la salida de capitales? ¿Cepo es la siguiente medida? Un horror para quienes criticaron esta medida y “levantar el cepo” fue una bandera durante la campaña electoral en 2015, pero la necesidad tiene cara de hereje.

El gobierno de CEO cuando asumió levantó todas las restricciones para que los capitales circulen libremente (entren y salgan del país). La promesa de la lluvia de inversiones fue sólo una garúa, se benefició un pequeño grupo de empresarios y el resto aprovechó las nulas restricciones para fugar, sí, se la fugaron toda. En la era Macri la fuga de capitales ascendió a 73.000 millones de dólares.

Te puede interesar: Final del juego: default selectivo, vaciamiento y enésimo fracaso del FMI

El Gobierno prepara nuevas medidas para contener al dólar. Hay versiones que sugieren que el Central utilizaría nuevamente la estrategia del expresidente del BCRA, Federico Sturzenegger, antes de firmar el acuerdo con el Fondo, donde ofertaron 5.000 millones de dólares por día. Hay que recordar que bajo el mando de Sturzenegger se perdieron casi 15.000 millones de dólares de reservas. Uno de los grandes ganadores en esa corrida fue el J.P. Morgan. Seguir por este camino implicará más saqueo de las reservas.

La fuga de capitales no es nueva. Durante el kirchnerismo se fugaron 102.000 millones de dólares que se financiaron principalmente con el superávit del comercio exterior. El kirchnerismo se despidió con un deterioro económico que dejó al desnudo la continuidad del atraso y la dependencia.

¿Y el plan de Alberto Fernández?

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, en una entrevista al diario The Wall Street Journal sostuvo que la Argentina entró en un "default virtual" luego de la decisión del Gobierno de "reperfilar" la deuda.

Fernández adelantó que no va a apoyar las medidas de Macri sobre la deuda. De ser así, el proyecto oficial puede naufragar en el Congreso. Sin embargo, la decisión de Fernández no es tan sencilla ya que si rechaza la propuesta el descalabro económico puede ser mayor.

El Frente de Todos aseguró que la deuda se pagará. La incógnita aún es el plan para hacerlo, dejará la renegociación de la deuda en manos del actual Gobierno, o pretenden ser ellos los encargados de llevar esa negociación adelante. Habrá que ver las conversaciones en los próximos días entre los protagonistas: FMI, Fernández y Macri.

Según informaron los medios, “Toto” Caputo, el expresidente del Banco Central, también propuso postergar los vencimientos de deuda y es el que mantiene diálogo con Alberto Fernández y le adelantó el anuncio que haría el Gobierno.

El proyecto iba a ingresar este viernes al Senado, pero entrará el lunes. Según adelantaron fuentes oficiales van a reunirse con los economistas y dirigentes de la oposición este fin de semana. El Gobierno evaluará si puede avanzar con el proyecto.

Se esperan nuevos días agitados con la rosca del proyecto de la deuda en el Congreso y un dólar que habrá que ver si pueden domar rifando las reservas del Banco Central.

En las alturas seguirán las negociaciones mientras cada salto de la divisa, presiona los precios y la inflación. Por abajo esa suba se siente en los bolsillos de los trabajadores y los sectores populares. La hipoteca de la deuda es una crisis que nunca tuvo final feliz y los ajustes se descargan sobre pueblo trabajador.

Te puede interesar: La Argentina en el Fondo: tres falsas explicaciones sobre la crisis

Mark Jones, politólogo norteamericano, en una entrevista realizada por Diego Genoud publicada en Letra P, señala sobre si continuará el apoyo del FMI que “el Fondo va a estirar los plazos y le va a dar tiempo a Alberto para arreglar las cosas. El Fondo hizo todo lo posible para apoyar a Macri. Hizo todo dentro de los límites legales que tiene para ayudarle a Macri a sobrevivir” y agregó que “como hizo todo lo posible para empujar a Macri, no puede después dejar a Alberto a su suerte”. De ser así, los plazos más extendidos no implican evitar el ajuste, sino una tortura más lenta y vendrá de la mano de las reformas estructurales, reforma laboral, previsional. El plan antiobrero no se detiene, en el “mejor” de los casos se enlentecen los tiempos del “zarpazo”.

Ante la catástrofe y el saqueo de recursos, los dólares no pueden ir a manos de unos pocos: el FMI y los especuladores. Hay que rechazar el acuerdo con el Fondo, junto a otras medidas para evitar la fuga de capitales como la nacionalización de la banca, la creación de una banca estatal única, y el monopolio estatal del comercio exterior. Que la historia no se repita y la crisis no la pague el pueblo trabajador.

Te puede interesar: ¿Cuál es el programa para derrotar al FMI y evitar un default como el del 2001?







Temas relacionados

Argentina   /    Alberto Fernández   /    Macrismo   /    Mauricio Macri   /    Kirchnerismo   /    FMI   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO