×
Red Internacional

Los datos corresponden al tercer trimestre del año. Hubo un aumento con respecto al mismo período del 2019. La situación del empleo es crítica y el Gobierno eliminó el Ingreso Familiar de Emergencia. Los más afectados fueron las mujeres y los jóvenes.

Jueves 17 de diciembre de 2020 | 16:10

En el tercer trimestre de 2020, la tasa de desempleo subió al 11,7 %, según informó este jueves el Indec. En el mismo período del año pasado fue de 9,7 %.

En todo el país la desocupación afecta a 2,25 millones de personas, según la proyección de los datos del Indec.

La desocupación fue más elevada para las mujeres de 14 a 29 años y los varones de la misma edad 23,1 % y 19,8 %, respectivamente.

La tasa de empleo en el tercer trimestre fue de 37,4 %, bajó del 42,6 % del mismo período del año pasado. Esto significa que muchos de los desocupados no salieron a buscar un empleo, lo que podría haber aumentado aún más la tasa de desempeo. Se calcula que alrededor de 2,2 millones de personas dejaron de estar ocupadas con relación a un año atrás. Estos trabajadores son registrados como inactivos por el Indec en vez de desocupados.

El organismo informó, además, que el índice de sub-ocupados demandante, aquellos que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestos a trabajar más, alcanzó a 8,1%, y la no demandante llegó al 5,3 % contra el 3,3 % anterior.

La desocupación en el tercer trimestre fue más alta en los partidos del Gran Buenos Aires (14,8 %), en Gran Córdoba (14,3 %), y en Mar del Plata (13,1 %).

Según datos recientes del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, la tasa de desempleo aumentó en el tercer trimestre de 10,6 % a 14,2 %, pero sube al 28,5 % si se agrega el “efecto desaliento” a buscar trabajo. En términos de cantidad de habitantes representa pasar de casi 2,1 millones de desocupados a poco más de 2,7 millones.

Te puede interesar: El primer año de Alberto: balance y perspectivas

Deterioro del mercado laboral

Luis Campos, abogado y coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, tuiteó que “en el tercer trimestre tanto la tasa de actividad (42,3 %) como la de empleo (37,4 %) están a mitad de camino entre el piso del trimestre anterior y el promedio de los últimos tiempos. O sea, mucho precarizado volvió a salir a buscar” ingresos.

El especialista agregó que “se relajó la cuarentena y se recuperó una parte de la ocupación perdida en el trimestre anterior (asalariados no registrados y cuentapropistas). El empleo formal, que no había retrocedido tanto en términos relativos, siguió cayendo”. Sin embargo, el empleo formal aún está “lejos de volver a la situación pre pandemia”.

La situación del empleo es crítica como se registró también en el trimestre anterior. Según datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), en el segundo trimestre la desocupación subió del 10,4 % al 13,1 %, un nivel que no se alcanzaba desde el tercer trimestre de 2004. En ese período del año se perdieron 3.757.000 puestos de trabajo.

La pobreza y la desocupación aumentan y el Gobierno decidió eliminar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). ¿Qué va a suceder con los hogares que se quedaron sin ingresos?

A pesar de la prohibición oficial de despidos y suspensiones, las patronales en complicidad con las direcciones sindicales despidieron, suspendieron y recortaron salarios.

Distintos sectores de trabajadores comenzaron a luchar contra los ataques patronales. Los dirigentes sindicales tienen que romper la tregua y ponerse al frente de las medidas de lucha en defensa del salario y de los puestos de trabajo.

Te puede interesar: Ante el ajuste y primeras luchas de resistencia: más que nunca pelear por una dirección clasista




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias