Sociedad

A UN AÑO DE LA DEFENSA DE LA LEY 7722

La defensa del agua contra la megaminería continúa en Mendoza

Los ataques al medioambiente y al agua por parte de los gobiernos y las mineras continúan, porque el extractivismo es política de estado. Por eso es importante seguir fortaleciendo las luchas.

Miércoles 23 de diciembre de 2020 | 00:00

A un año de una lucha histórica, donde decenas de miles salimos a las calles a defender el agua contra el lobby minero y logramos restablecer la ley del pueblo, somos conscientes de que ninguna conquista en el sistema capitalista es definitiva. Porque mientras sigan gobernando los representantes de las multinacionales, la burguesía nacional y quienes se arrodillan ante el FMI, nuestros recursos y el ambiente van a seguir en venta.

Desde el 2018 el peronismo, de la mano de Abraham y Agulles proponía modificaciones para la 7722 y hacía reuniones con empresarios para pactar acuerdos. Con la misma metodología, el radicalismo en 2020, de la mano de Ojeda, propone excepciones a la 7722 . En teoría la iniciativa busca consenso y legitimidad política, el borrador incluye 14 artículos que además de excepciones, establece un fondo de compensación por el uso de concesiones mineras.

La presión para modificar la 7722 continúa hasta el día de hoy. El mes pasado Bermejo, el senador del PJ, pidió en la Legislatura que se trate el proyecto del intendente de Malargüe, para que en ese departamento se exceptúe la aplicación de la ley provincial 7722.

Es necesario redoblar las fuerzas y la organización para enfrentar el avance de este modelo para el cual no hay grieta

La semana pasada, se aprobó en el departamento de Las Heras el Plan Municipal de Ordenamiento Territorial que plantea como “escenario deseado” de acá a 30 años a la minería metalífera y el fracking. Esto fue aprobado de forma express, con los votos del PRO-Cambiemos y de Protectora, negando a las asambleas presentar las modificaciones que proponían.

Si bien en la audiencia pública que figura en el plan un vecino plantea la necesidad de prohibir el fracking y teniendo en cuenta que existe una ordenanza de prohibición de actividades contaminantes vigente, es bastante contradictorio plantear escenarios deseados que contemplan dichas actividades.

En dicho PMOT se dice que el proyecto San Jorge se encuentra en etapa de explotación e introduce la zona de Uspallata con potencial minero en su modelo deseado. A su vez, permite a las empresas de inversión inmobiliaria considerar plenamente la especulación sin considerar las condiciones habitacionales actuales del sector. No existen obras públicas específicas para planes habitacionales para enfrentar la crisis habitacional, ni tampoco hay proyectos específicos que puedan proveer agua potable, alcantarillado, gas natural y redes eléctricas a comunidades históricamente desatendidas, así como tampoco asistencia sanitaria, repuestos o inversión en Hospitales.

Por todos esos ataques es necesario redoblar las fuerzas y la organización para enfrentar el avance de este modelo para el cual no hay grieta.

El avance del modelo extractivista sobre el ambiente del que somos parte sigue en pie porque es el modelo de la burguesía nacional e internacional y de los gobiernos capitalistas que defienden sus intereses y es por eso que la lucha ambiental tiene que ser anticapitalista. Para cambiar este sistema de raíz, la salida es de la mano de las y los trabajadores junto a las comunidades originarias, a les estudiantes, las mujeres y la juventud autoorganizada de manera independiente y democrática.







Temas relacionados

#Ley7722   /    Asambleas Mendocinas por el Agua Pura   /    Megaminería   /    Ecología y ambiente   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO