Géneros y Sexualidades

FEMICIDIOS

La convocatoria #NiUnaMenos se extendió a todo el país

Andrea D'Atri

@andreadatri

Jueves 14 de mayo de 2015 | Edición del día

Nacida de la bronca por los asesinatos de mujeres que se convirtieron en noticias cotidianas, la convocatoria #NiUnaMenos se extendió masivamente. El miércoles 3 de junio, no sólo habrá una concentración en el Congreso Nacional, sino también en todas las capitales provinciales del país.

Las periodistas fueron las primeras en lanzar la convocatoria que muy pronto se viralizó en las redes sociales. En poco menos de un día, adhirieron figuras del espectáculo, humoristas gráficos, personalidades de la cultura y los medios.

Los femicidios, eslabón letal de una larga cadena de violencias contra las mujeres

Las legisladoras del PTS en el Frente de Izquierda, Noelia Barbeito de Mendoza y Laura Vilches de Córdoba, como el legislador Christian Castillo de la Provincia de Buenos Aires, presentaron proyectos de adhesión a la jornada nacional #NiUnaMenos que fueron aprobados en las respectivas legislaturas provinciales. Lo mismo hará, en el día de hoy en el Congreso, el diputado nacional Nicolás del Caño.

Entre los fundamentos de sus proyectos se destaca: “Esta violencia se construye desde los poderes económicos, mediáticos y estatales que reproducen el sexismo, la misoginia y el machismo, como se ve en muchos programas de televisión por el que desfilan candidatos. Es la violencia que se construye desde el Estado que mantiene la prohibición de los abortos, condenando a que miles de mujeres mueran por abortos clandestinos.” Y se agrega: “… no sólo existe la llamada ’violencia doméstica’ que es un eslabón de la larga cadena de violencias (…), como la violencia laboral, que se expresa en que las mujeres sean la mayor parte del porcentaje de trabajadores precarios del país.”

Con estas banderas, estos legisladores y legisladoras marcharán el próximo 3 de junio, junto a trabajadoras, trabajadores y estudiantes, en todo el país.

La hipocresía del Estado y los políticos de los partidos gobernantes

Otras fuerzas políticas, cuyos candidatos presidenciales son los que “desfilaron” por el programa de Tinelli –quien, como decíamos ayer en La Izquierda Diario, hizo del machismo en TV una marca registrada- pretendieron posar hipócritamente para las redes sociales, provocando repudios y burlas.

Así sucedió con Aníbal Fernández que posó para la foto con un cartel que decía #NiUnaMenos. Inmediatamente, no fueron pocos los que le recordaron que él era responsable de que hubiera “dos muchachos menos, como mínimo”, en referencia a los jóvenes Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, asesinados a mansalva por la policía. También una joven feminista señaló “quién tenga ganas de ver las cosas que las vea; el que no, que siga pensando que ésta es una ‘oleada de asesinatos’ y no una consecuencia atroz de políticas de Estado.”

Algo similar ocurrió con la foto de María Eugenia Vidal, del PRO, en twitter. “Ponerle fin a la violencia contra la mujer es responsabilidad de todos”, decía la candidata de Macri, a la que le respondían “¿Macri y Del Sel frenarán la violencia de género? ¡Hipocresía, no!” Estos responsables de la explotación de miles de mujeres y la muerte de niños en talleres textiles clandestinos de la Ciudad de Buenos Aires, no tienen vergüenza. Gastan millones de pesos en las campañas electorales -como denunció la abogada Myriam Bregman del PTS en el Frente de Izquierda- en vez de construir refugios transitorios para las mujeres víctimas de violencia y tomar otras mínimas medidas paliativas.

¡Estos mismos políticos son los que se abrazan con el Papa y votan partidas presupuestarias millonarias para sostener a la Iglesia, pagarles sueldos a los obispos y financiar la educación privada y confesional, pero no le pagan los salarios a las maestras de la escuela pública y vacían de recursos financieros y humanos los programas de prevención y atención a las mujeres víctimas de violencia!

Ya venimos denunciando, en La Izquierda Diario, que si hablamos de violencia de género no podemos excluir la muerte de casi 300 mujeres, cada año, por las consecuencias de los abortos clandestinos; las más de 600 mujeres desaparecidas secuestradas por las redes de trata que operan con la impunidad que les otorgan las fuerzas represivas del Estado, funcionarios políticos y judiciales. Y esto se da en un país donde más de la mitad de las mujeres que trabajan lo hacen en situación de precarización laboral, sometidas al abuso patronal y el acoso sexual de jefes y capataces, algo habitual y cotidiano que no sale a la luz en los grandes medios –que también son empresas y cuyos programas son auspiciados por grandes multinacionales.

Trabajadoras, trabajadores y estudiantes marchan por su propio #NiUnaMenos

En la imprenta Donnelley –actualmente MadyGraf bajo control de sus trabajadores-, espontáneamente, los obreros iniciaron una campaña por redes sociales fotografiándose junto a las máquinas con carteles que dicen “Basta de machismo”; “No es un crimen pasional, es femicidio”. En Neuquén, la Junta Interna del Hospital Castro Rendón convocó a organizaciones sociales, políticas y sindicales de la región para preparar la movilización en la ciudad patagónica.

Lo mismo hicieron las trabajadoras de la agrupación Marrón-Clasista del INDEC y otras dependencias estatales. Las docentes de la lista Marrón de la Ciudad de Buenos Aires, exigieron que el sindicato UTE convoque a la movilización, destacando que son “un gremio mayoritariamente compuesto por mujeres”. La Secretaría de la Mujer del SUTEBA de La Matanza, también lanzó una convocatoria a movilizarse el 3 de junio, sumando sus propias reivindicaciones.

En la Universidad de Buenos Aires, las consejeras estudiantiles de Pan y Rosas y la Juventud del PTS no sólo recorrieron las aulas convocando a movilizarse, sino que también propusieron que la convocatoria a marchar por #NiUnaMenos se votara en el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras. Su moción fue aprobada por unanimidad y la decana Graciela Morgade tuvo que llevar esta decisión al Consejo Superior, donde ayer por la mañana se votó la adhesión y se declaró asueto el 3 de junio, para que la comunidad universitaria pueda movilizarse.

En distintas universidades del país, las estudiantes de Pan y Rosas y la Juventud del PTS están desarrollando distintas iniciativas contra la violencia de género y los femicidios, señalando la hipocresía del gobierno que niega la legalización del aborto, del Estado que está comprometido con las redes de trata que operan con total impunidad y de los políticos del régimen que gestionan los negocios de los capitalistas, mientras las mujeres –especialmente las jóvenes e inmigrantes- son el sector más explotado de la clase trabajadora.

Marchá con quienes denunciamos las cosas como son

Decimos que si tocan a una, nos organizamos miles; por eso queremos contar con vos para organizar muchas más comisiones de mujeres en los lugares de trabajo, muchas más secretarías de la mujer de los centros de estudiantes, miles de trabajadoras y jóvenes en las calles, en lucha por nuestros derechos.

El próximo 3 de junio te invitamos a marchar al Congreso Nacional y en todas las ciudades del país, para repudiar la violencia contra las mujeres y los femicidios sumando tu voz al grito de miles que dicen ¡#NiUnaMenos! Y porque somos quienes denunciamos claramente al gobierno, el Estado y las instituciones responsables de esta larga cadena de violencias cotidianas que se ejercen contra las mujeres, te invitamos a hacerlo con nosotras, con Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda.

Sumate a marchar con Pan y Rosas







Temas relacionados

#NiUnaMenos   /    Violencia machista   /    Femicidios   /    Violencia hacia las mujeres   /    Violencia de género   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO